Información

¿Hay selectores k caníbales?

¿Hay selectores k caníbales?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Mi comprensión de los selectores r y k no va más allá del artículo de wikipedia. Entiendo que los k-selectores son criaturas que tienden a poner más esfuerzo y energía en criar a su descendencia, pero producen menos descendencia.

Con canibalismo no me refiero a comerse los suyos en raras ocasiones, como después de un accidente aéreo en los Andes, sino a exponer el canibalismo fuera de situaciones extremas.

Mi instinto me dice que expandir mucha energía para criar una descendencia y luego comerla no tiene mucho sentido, pero el mundo es grande, hay muchas especies diferentes de animales y la mayoría de ellos son raros una vez que los observamos con atención.

Una buena respuesta explica por qué una especie es más bien un selector k, y en qué contextos ocurre el canibalismo. Dado que estamos hablando de una escala móvil de comportamientos, la pregunta también podría leerse como: ¿Qué caníbal es el selector k más fuerte?


¡Mi respuesta es desordenada e incompleta! ¡Doy la bienvenida a la edición!

Tan pronto como se mata a un individuo, bien podría comerse a los muertos, pero el acto de matar podría no tener el propósito de comer. Incluso podríamos decir que comerse a un muerto podría no solo tener el propósito de obtener energía y materia, sino solo para limpiar el lugar de los vivos. Y la matanza puede aparecer en muchas circunstancias. La mejor manera de considerar este tema es, sin duda, utilizando el modelo fundamental de la teoría de la selección de parentesco. Se adapta tanto a especies que obtienen energía al comerse a los muertos o no. La diferencia implica solo un cambio menor en la matriz de pagos.

La decisión de uno (el actor) de matar (y comer) a otro individuo (el destinatario) depende de:

  • la relación del actor con el receptor (tenga en cuenta que una relación no es necesariamente simétrica)
  • La competencia que este destinatario provoca en el actor
  • El costo (costo de energía, riesgo de resultar herido o muerto) de matar

Muchas especies (hormigas, lobos) pueden matar o herir a individuos de la misma especie, cuando, por ejemplo, hay competencia para alcanzar un estatus en la jerarquía.

Creo que la definición de especies seleccionadas por k no es muy precisa. Primero porque hay casos límite. Pero también porque r y k pueden relacionarse con la función que describe el crecimiento de la población de una especie o podría describir la cantidad de energía que los padres gastan en una descendencia, que no es necesariamente lo mismo. Si pensamos en el cuidado de los padres, podemos pensar en los leones. Cuando un macho gana el derecho a acceder a las hembras de otro macho, matará a los bebés que podrían ser competidores potenciales de su progenie (porque toman energía de las hembras o porque las hembras no son fértiles antes de haber perdido a sus bebés).

Ciertamente, matar a sus propias crías no es menos común en las especies seleccionadas por k. Podría pensar que es un costo tan alto matar a uno de sus propios descendientes cuando uno tiene pocos descendientes, pero lo importante es pensar en porcentaje. Matar al 50% de la progenie tiene el mismo costo de una especie seleccionada con r que con una especie seleccionada con k.

Si uno tiene una probabilidad del 10% de poder criar a su descendencia hasta la edad adulta. Pero esta probabilidad aumenta a más del 20% si acepta matar a una descendencia para ahorrar energía para la próxima descendencia, entonces gana al hacerlo. ENTONCES podríamos preguntar: "entonces, ¿uno tendría una descendencia si tiene la intención de matarlo?"

Bueno, no necesariamente tiene la intención de matarlo. Es posible que deba decidir al final de la temporada si es mejor o no matar a su propia descendencia.

Entonces, tal vez la descendencia pueda usarse como reserva de energía y materia para sus hermanos o sus padres.


Evolución cíclica de presas con depredadores caníbales

Derivamos un modelo ecológico depredador-presa a partir de procesos a nivel individual con depredadores caníbales y presas tímidas.

El análisis de bifurcación revela la biestabilidad ecológica entre el equilibrio y los atractores de población periódicos.

Investigamos la evolución de la timidez de la presa a lo largo de cada atractor ecológico, obteniendo diez escenarios evolutivos cualitativamente diferentes.

La biestabilidad ecológica juega un papel central en los escenarios evolutivos, que implican un cambio abrupto entre atractores ecológicos alternativos a través de bifurcaciones catastróficas.

Encontramos que el resultado final puede ser un ciclo evolutivo del nivel de timidez, impulsado por el cambio de atractor ecológico.


Contenido

En r/K En la teoría de la selección, se plantea la hipótesis de que las presiones selectivas impulsan la evolución en una de dos direcciones generalizadas: r- o K-selección. [2] Estos términos, r y K, se extraen del álgebra ecológica estándar como se ilustra en el modelo simplificado de Verhulst de dinámica de poblaciones: [8]

dónde norte es la población, r es la tasa de crecimiento máxima, K es la capacidad de carga del entorno local, y dN / dt, la derivada de norte con respecto al tiempo t, es la tasa de cambio de la población con el tiempo. Así, la ecuación relaciona la tasa de crecimiento de la población norte al tamaño actual de la población, incorporando el efecto de los dos parámetros constantes r y K. (Tenga en cuenta que la disminución es un crecimiento negativo). La elección de la letra K vino del alemán Kapazitätsgrenze (límite de capacidad), mientras r vino de índice.

R-selección Editar

rLas especies seleccionadas son aquellas que enfatizan altas tasas de crecimiento, típicamente explotan nichos ecológicos menos poblados y producen muchas crías, cada una de las cuales tiene una probabilidad relativamente baja de sobrevivir hasta la edad adulta (es decir, alta r, bajo K). [9] Un típico r especie es el diente de león (género Taraxacum).

En entornos inestables o impredecibles, r-La selección predomina debido a la capacidad de reproducirse rápidamente. Hay pocas ventajas en las adaptaciones que permiten una competencia exitosa con otros organismos, porque es probable que el medio ambiente cambie nuevamente. Entre los rasgos que se cree que caracterizan rLas selecciones son alta fecundidad, tamaño corporal pequeño, inicio de madurez temprano, tiempo de generación corto y la capacidad de dispersar la descendencia ampliamente.

Organismos cuya historia de vida está sujeta a r-selección se refieren a menudo como r-estrategas o r-seleccionado. Organismos que exhiben r-los rasgos seleccionados pueden variar desde bacterias y diatomeas, hasta insectos y pastos, hasta varios cefalópodos y pequeños mamíferos semelparos, en particular roedores. Al igual que con K-selección, debajo, el r/K El paradigma (teoría diferencial de K) se ha asociado de manera controvertida con el comportamiento humano y las poblaciones evolucionadas por separado.

K-selección Editar

Por el contrario, KLas especies seleccionadas muestran rasgos asociados con vivir en densidades cercanas a la capacidad de carga y, por lo general, son fuertes competidores en nichos tan abarrotados, que invierten más en menos crías, cada una de las cuales tiene una probabilidad relativamente alta de sobrevivir hasta la edad adulta (es decir, baja r, elevado K). En la literatura científica, r-especies seleccionadas se denominan ocasionalmente "oportunistas", mientras que KLas especies seleccionadas se describen como "equilibrio". [9]

En entornos estables o predecibles, Kpredomina la selección, ya que la capacidad de competir con éxito por recursos limitados es crucial y las poblaciones de KLos organismos seleccionados suelen ser muy constantes en número y cercanos al máximo que el medio ambiente puede soportar (a diferencia de r-poblaciones seleccionadas, donde el tamaño de la población puede cambiar mucho más rápidamente).

Rasgos que se cree que son característicos de KLa selección incluye un gran tamaño corporal, una larga esperanza de vida y la producción de menos crías, que a menudo requieren un cuidado parental extenso hasta que maduren. Organismos cuya historia de vida está sujeta a K-selección se refieren a menudo como K-estrategas o K-seleccionado. [10] Organismos con K-los rasgos seleccionados incluyen organismos grandes como elefantes, humanos y ballenas, pero también organismos más pequeños y longevos como charranes árticos, [11] loros y águilas.

Editar espectro continuo

Aunque algunos organismos se identifican principalmente como r- o K-estrategas, la mayoría de organismos no siguen este patrón. Por ejemplo, los árboles tienen rasgos como la longevidad y una fuerte competitividad que los caracterizan como K-estrategas. En la reproducción, sin embargo, los árboles suelen producir miles de descendientes y los dispersan ampliamente, rasgos característicos de r-estrategas. [12]

Del mismo modo, los reptiles como las tortugas marinas muestran tanto r- y K-Características: aunque las tortugas marinas son organismos grandes con una vida útil prolongada (siempre que alcancen la edad adulta), producen una gran cantidad de crías no nutridas.

los r/K La dicotomía se puede reexpresar como un espectro continuo utilizando el concepto económico de rendimientos futuros descontados, con r-selección correspondiente a grandes tasas de descuento y K-selección correspondiente a pequeñas tasas de descuento. [13]

En áreas de gran alteración ecológica o esterilización (como después de una gran erupción volcánica, como en Krakatoa o Mount St. Helens), r- y K-Los estrategas juegan roles distintos en la sucesión ecológica que regenera el ecosistema. Debido a sus tasas reproductivas más altas y al oportunismo ecológico, los colonizadores primarios suelen ser r-estrategas y les sigue una sucesión de flora y fauna cada vez más competitiva. La capacidad de un entorno para aumentar el contenido energético, a través de la captura fotosintética de la energía solar, aumenta con el aumento de la biodiversidad compleja como r especies proliferan para alcanzar un pico posible con K estrategias. [14]

Finalmente, se llega a un nuevo equilibrio (a veces denominado comunidad clímax), con r-estrategas gradualmente siendo reemplazados por K-Estrategas más competitivos y mejor adaptados a las características microambientales emergentes del paisaje. Tradicionalmente, la biodiversidad se consideraba maximizada en esta etapa, con la introducción de nuevas especies que resultaban en el reemplazo y extinción local de especies endémicas. [15] Sin embargo, la hipótesis de perturbación intermedia postula que los niveles intermedios de perturbación en un paisaje crean parches en diferentes niveles de sucesión, promoviendo la coexistencia de colonizadores y competidores a escala regional.

Aunque normalmente se aplica a nivel de especie, r/K La teoría de la selección también es útil para estudiar la evolución de las diferencias ecológicas y del ciclo de vida entre subespecies, por ejemplo, la abeja africana. Soy. scutellata, y la abeja italiana, Soy. ligustica. [16] En el otro extremo de la escala, también se ha utilizado para estudiar la ecología evolutiva de grupos enteros de organismos, como los bacteriófagos. [17]

Algunos investigadores, como Lee Ellis, J. Philippe Rushton y Aurelio José Figueredo, han aplicado r/K la teoría de la selección a varios comportamientos humanos, incluido el crimen, [18] la promiscuidad sexual, la fertilidad, el coeficiente intelectual y otros rasgos relacionados con la teoría de la historia de la vida. [19] [20] El trabajo de Rushton resultó en el desarrollo de "diferenciales K teoría "para intentar explicar muchas variaciones en el comportamiento humano a través de áreas geográficas, una teoría que ha sido criticada por muchos otros investigadores. [20] [21] Otros investigadores han propuesto que la evolución de las respuestas inflamatorias humanas está relacionada con r/K selección. [22]

A pesar de que r/K La teoría de la selección se volvió ampliamente utilizada durante la década de 1970, [23] [24] [25] [26] y también comenzó a atraer más atención crítica. [27] [28] [29] [30] En particular, una revisión del ecologista Stephen C. Stearns llamó la atención sobre las lagunas en la teoría y las ambigüedades en la interpretación de los datos empíricos para probarla. [31]

En 1981, una revisión de la r/K La literatura de selección de Parry demostró que no había acuerdo entre los investigadores que usaban la teoría sobre la definición de r- y K-selección, lo que le llevó a cuestionar si se justificaba el supuesto de una relación entre gasto reproductivo y embalaje de la descendencia. [32] Un estudio de 1982 de Templeton y Johnson mostró que en una población de Drosophila mercatorum debajo K-selección la población en realidad produjo una mayor frecuencia de rasgos típicamente asociados con r-selección. [33] Varios otros estudios que contradicen las predicciones de r/K La teoría de la selección también se publicó entre 1977 y 1994. [34] [35] [36] [37]

Cuando Stearns revisó el estado de la teoría en 1992, [38] observó que de 1977 a 1982 había un promedio de 42 referencias a la teoría por año en el servicio de búsqueda de literatura BIOSIS, pero de 1984 a 1989 el promedio cayó a 16 por año y siguió disminuyendo. Concluyó que r/K La teoría fue una heurística que alguna vez fue útil y que ya no tiene ningún propósito en la teoría de la historia de la vida. [39]

Más recientemente, las teorías de la panarquía de la capacidad adaptativa y la resiliencia promovidas por C. S. Holling y Lance Gunderson han revivido el interés en la teoría y la utilizan como una forma de integrar los sistemas sociales, la economía y la ecología. [40]

Escribiendo en 2002, Reznick y sus colegas revisaron la controversia sobre r/K teoría de la selección y concluyó que:

La característica distintiva de la r- y KEl paradigma de selección fue el enfoque en la selección dependiente de la densidad como el agente importante de selección en las historias de vida de los organismos. Este paradigma fue desafiado cuando quedó claro que otros factores, como la mortalidad específica por edad, podrían proporcionar un vínculo causal más mecanicista entre un entorno y una historia de vida óptima (Wilbur et al. 1974 [27] Stearns 1976, [41] 1977 [31]). los r- y K-El paradigma de selección fue reemplazado por un nuevo paradigma que se centró en la mortalidad específica por edad (Stearns, 1976 [41] Charlesworth, 1980 [42]). Este nuevo paradigma de historia de vida ha madurado hasta convertirse en uno que utiliza modelos estructurados por edad como marco para incorporar muchos de los temas importantes para el rK paradigma.


Contenido

El canibalismo sexual es común entre insectos, arácnidos [9] y anfípodos. [9] También hay evidencia de canibalismo sexual en gasterópodos y copépodos. [10] El canibalismo sexual es común entre las especies con dimorfismo de tamaño sexual prominente (SSD). El SSD extremo probablemente impulsa este rasgo de canibalismo sexual en las arañas. [11]

Aunque las hembras a menudo instigan el canibalismo sexual, se ha observado canibalismo sexual inverso en las arañas. Micaria sociabilis [12] [13] y Allocosa brasiliensis. [14] [15] En un experimento de laboratorio en M. sociabilis, los machos prefieren comerse a las hembras mayores. Este comportamiento puede interpretarse como búsqueda de alimento adaptativa, porque las hembras mayores tienen un potencial reproductivo bajo y la comida puede ser limitada. Canibalismo invertido en M. sociabilis también puede verse influenciado por el dimorfismo del tamaño. Los machos y las hembras tienen tamaños similares, y los machos más grandes tenían más probabilidades de ser caníbales. [13] En A. brasiliensis los machos tienden a ser caníbales entre temporadas de apareamiento, después de que se aparean, salen de sus madrigueras en busca de comida y dejan a sus parejas en sus madrigueras. Es probable que las hembras que crucen durante este período tengan poco valor reproductivo, por lo que esto también puede interpretarse como alimentación adaptativa. [15]

Se han propuesto diferentes hipótesis para explicar el canibalismo sexual, a saber, búsqueda de alimento adaptativa, desbordamiento agresivo, elección de pareja e identidad errónea.

Forrajeo adaptativo Editar

La hipótesis del forrajeo adaptativo es una explicación pre-copulatoria propuesta en la que las hembras evalúan el valor nutricional de un macho en comparación con el valor del macho como pareja. [16] Las hembras hambrientas suelen estar en malas condiciones físicas y, por lo tanto, es más probable que canibalicen a un macho que se apareen con él. [17] Entre las mantis, el canibalismo por parte de las mujeres Pseudomantis albofimbriata mejora la fecundidad, el crecimiento general y la condición corporal. [16] Un estudio sobre la mantis china encontró que el canibalismo ocurre en hasta el 50% de los apareamientos. [18] Entre arañas, Dolomedes tritón las hembras que necesitan energía y nutrientes adicionales para el desarrollo del huevo eligen consumir la fuente nutricional más cercana, incluso si esto significa canibalizar a una pareja potencial. [19] En Agelenopsis pennsylvanica y Tarántula Lycosa, se ha observado un aumento significativo en la fecundidad, el tamaño de la caja del huevo, el éxito de la eclosión y la supervivencia de la descendencia cuando las hembras hambrientas optan por canibalizar a los machos más pequeños antes de copular con machos más grandes y genéticamente superiores. [20] [21] Este éxito reproductivo se debió en gran parte al aumento de la absorción de energía al canibalizar a los machos y a la inversión de esa energía adicional en el desarrollo de huevos más grandes y de mayor calidad. [20] [22] En D. tritón, se observó canibalismo sexual post-copulador en las hembras que tenían una fuente de alimento limitada, estas hembras copularon con los machos y luego los canibalizaron. [19]

La hipótesis del forrajeo adaptativo ha sido criticada porque los machos se consideran comidas pobres en comparación con los grillos, sin embargo, descubrieron hallazgos recientes. Hogna helluo los machos tienen nutrientes de los que carecen los grillos, incluidas diversas proteínas y lípidos. [22] [23] En H. helluo, las hembras tienen una dieta más rica en proteínas cuando canibalizan a los machos que cuando solo consumen grillos domésticos. [22] Otros estudios muestran que Argiope keyserlingi las hembras con dietas altas en proteínas / bajas en lípidos resultantes del canibalismo sexual pueden producir huevos de mayor densidad energética (inversión de yema). [3]

Derrame agresivo Editar

La hipótesis del desbordamiento agresivo sugiere que cuanto más agresiva es una hembra con respecto a la presa, más probable es que la hembra canibalice a una pareja potencial. [19] La decisión de una hembra de canibalizar a un macho no se define por el valor nutricional o la ventaja genética (bailes de cortejo, agresividad masculina y gran tamaño corporal) de los machos, sino que depende estrictamente de su estado agresivo. [9] [19] La agresión de la hembra se mide por la latencia (velocidad) del ataque a la presa. Cuanto más rápida sea la velocidad de ataque y consumo de presas, mayor será el nivel de agresividad. [24] Las hembras que muestran características agresivas tienden a crecer más que otras hembras y muestran un comportamiento caníbal continuo. Tal comportamiento puede alejar a posibles parejas, reduciendo las posibilidades de apareamiento. [25] El comportamiento agresivo es menos común en un entorno con prejuicios femeninos, porque hay más competencia para aparearse con un macho.En estos entornos dominados por mujeres, este comportamiento agresivo conlleva el riesgo de asustar a posibles parejas. [21] [26]

Machos del Pisaura mirabilis las especies fingen la muerte para evitar ser canibalizadas por una hembra antes de la cópula. [10] Cuando los machos fingen la muerte, su éxito en la reproducción depende del nivel de agresividad que muestre la hembra. [10] [27] La ​​investigación ha demostrado que en el Nephilengys livida especie, la agresividad de la hembra no tuvo efecto sobre la probabilidad de que ella canibalizara a una pareja potencial, la agresividad del macho y la competencia macho-macho determinaron a qué macho canibalizaba la hembra. Los machos con características agresivas se vieron favorecidos y tenían una mayor probabilidad de aparearse con una hembra. [23]

Elección de relación de posición Editar

Las hembras ejercen la elección de pareja, rechazando a los machos no deseados y no aptos canibalizándolos. [28] [29] La elección de pareja a menudo correlaciona el tamaño con el nivel de condición física. Los machos más pequeños tienden a ser menos agresivos y muestran un bajo nivel de aptitud. Por lo tanto, los machos más pequeños se comen con más frecuencia debido a sus características indeseables. [28] Los machos realizan elaborados bailes de cortejo para mostrar aptitud y ventaja genética. [30] Arañas hembras de telaraña orbe (Nephilengys livida) tienden a canibalizar a los machos que muestran un comportamiento menos agresivo y se aparean con machos que muestran un comportamiento más agresivo, mostrando una preferencia por este rasgo, [23] que, junto con un gran tamaño corporal que indica una fuerte capacidad de alimentación, muestra una alta calidad masculina y una ventaja genética. [23] [31]

La elección indirecta de pareja se puede observar en la pesca de arañas, Dolomedes fimbriatus, donde las hembras no discriminan por el tamaño corporal más pequeño, atacando a los machos de todos los tamaños. Las hembras tuvieron tasas de éxito más bajas al canibalizar a los machos grandes, que lograron escapar donde los machos más pequeños no podían. [4] Se demostró que los machos con rasgos deseables (tamaño corporal grande, alta agresión y bailes de cortejo largos) tenían una duración de cópula más prolongada que los machos con rasgos indeseables. [23] [31] En A. keyserlingi y Nephila edulis las hembras permiten una mayor duración de la cópula y una segunda cópula para los machos más pequeños. [32] La hipótesis de la gravedad sugiere que algunas especies de arañas pueden favorecer tamaños corporales más pequeños porque les permiten trepar por las plantas de manera más eficiente y encontrar una pareja más rápido. [33] También los machos más pequeños pueden verse favorecidos porque nacen y maduran más rápido, lo que les da una ventaja directa para encontrar y aparearse con una hembra. [34] En Mariana leucauge las hembras canibalizarán a los machos si su desempeño sexual fue deficiente. Usan inflaciones de las palmas para determinar el recuento de espermatozoides y si la hembra considera que el recuento de espermatozoides es demasiado bajo, consumirá al macho. [35] En Latrodectus revivensis las hembras tienden a limitar la duración de la cópula para los machos pequeños y les niegan una segunda cópula, mostrando preferencia por un tamaño corporal más grande. [31] Otra forma de elección de pareja es la hipótesis genética de cobertura de apuestas en la que una hembra consume machos para evitar que la exploten. [36] No es beneficioso para una hembra explotada por varios machos porque puede resultar en el robo de presas, reducción de la telaraña y reducción del tiempo de búsqueda de alimento. [37] El canibalismo sexual podría haber promovido la evolución de algunos rasgos de comportamiento y morfológicos que exhiben las arañas en la actualidad. [31]

Identidad equivocada Editar

La hipótesis de la identidad errónea sugiere que el canibalismo sexual ocurre cuando las mujeres no logran identificar a los hombres que intentan cortejar. [5] Esta hipótesis sugiere que una hembra caníbal ataca y consume al macho sin el conocimiento de la calidad de la pareja. En el canibalismo sexual pre-copulatorio, se puede ver una identidad errónea cuando una mujer no permite que el hombre realice la danza de cortejo y se involucra en el ataque. [19] No hay evidencia concluyente para esta hipótesis porque los científicos luchan por distinguir entre la identidad errónea y las otras hipótesis (derrame agresivo, búsqueda de alimento adaptativa y elección de pareja). [38]

En algunos casos, el canibalismo sexual puede caracterizar una forma extrema de monogamia masculina, en la que el macho se sacrifica por la hembra. Los machos pueden obtener éxito reproductivo al ser canibalizados, ya sea proporcionando nutrientes a la hembra (indirectamente a la descendencia) o aumentando la probabilidad de que su esperma se utilice para fertilizar los óvulos de la hembra. [39] Aunque el canibalismo sexual es bastante común en las arañas, el autosacrificio masculino solo se ha informado en seis géneros de arañas araneoides. Sin embargo, gran parte de la evidencia de la complicidad masculina en tal comportamiento caníbal puede ser anecdótica y no se ha replicado en estudios experimentales y de comportamiento. [40]

Los miembros masculinos de especies caníbales han adaptado diferentes tácticas de apareamiento como mecanismo para escapar de las tendencias caníbales de sus contrapartes femeninas. La teoría actual sugiere que ha ocurrido una coevolución antagónica, donde las adaptaciones observadas en un sexo producen adaptaciones en el otro. [8] Las adaptaciones consisten en demostraciones de cortejo, tácticas de apareamiento oportunistas y vinculación de pareja.

Apareamiento oportunista Editar

El riesgo de canibalismo se reduce considerablemente cuando se practica el apareamiento oportunista. [8] El apareamiento oportunista se ha caracterizado en numerosas especies de arañas tejedoras de orbes, como Nephila fenestrata, donde el macho espera hasta que la hembra se alimenta o se distrae, y luego procede con la cópula, lo que reduce en gran medida las posibilidades de canibalización. Esta distracción puede ser facilitada por la presentación de obsequios nupciales por parte del hombre, donde proporcionan una comida que distrae a la mujer con el fin de prolongar la cópula y aumentar la paternidad. [8]

Enfoque sexual alterado Editar

Han aparecido múltiples métodos de acercamiento sexual en especies caníbales como resultado del canibalismo sexual. [41] El mecanismo por el cual el macho se acerca a la hembra es imperativo para su supervivencia. Si la hembra no puede detectar su presencia, es menos probable que el macho se enfrente a la canibalización. Esto es evidente en la especie mántide, Tenodera aridifolia, donde el macho altera su enfoque utilizando las condiciones de viento circundantes. El macho intenta evitar ser detectado acercándose a la hembra cuando el viento afecta su capacidad para escucharlo. [42] En las especies de mántides religiosas Pseudomantis albofimbrata, los machos se acercan a la hembra ya sea desde una posición de "montaje lento desde la parte trasera" o desde una posición de "aproximación lenta desde el frente" para pasar desapercibidos. [41] El macho altera su enfoque mediante la utilización de las condiciones ventosas circundantes, y así se reduce el riesgo de enfrentarse a la canibalización. [41]

Mate guarding Editar

El canibalismo sexual ha afectado la capacidad de la araña tejedora de orbes, N. fenestrata, para realizar la guardia del mate. Si un macho se aparea con éxito con una hembra, entonces exhibe protección de pareja, inhibiendo a la hembra de volver a aparearse, asegurando así su paternidad y eliminando la competencia de esperma. [43] La protección puede referirse al bloqueo de las aberturas genitales femeninas para evitar una mayor inserción de los pedipalpos de un macho competidor, o la protección física de posibles parejas. La protección puede reducir el apareamiento de las hembras en un cincuenta por ciento. [8] Los hombres que experimentan mutilación genital a veces pueden exhibir la hipótesis de "quitarse los guantes", que establece que el peso corporal de un hombre y su resistencia son inversamente proporcionales. Por lo tanto, cuando el peso corporal de un macho disminuye sustancialmente, su resistencia aumenta como resultado, lo que le permite proteger a su compañera con mayor eficiencia. [44]

Enlace de relaciones de posición Editar

La unión de pareja se refiere a un comportamiento de cortejo pre-copulador en el que el macho deposita seda en el abdomen de la hembra mientras la masajea simultáneamente para reducir su comportamiento agresivo. Esta acción permite episodios copulatorios iniciales y posteriores. [7] Si bien las señales químicas y táctiles son factores importantes para reducir los comportamientos caníbales, esta última funciona como un recurso para calmar a la hembra, que se exhibe en la especie de araña tejedora de orbes, Nephila pilipes. [7] Otras hipótesis sugieren que la seda masculina contiene feromonas que seducen a la hembra para que se someta. Sin embargo, los depósitos de seda no son necesarios para una cópula exitosa. [7] El factor principal en la copulación posterior exitosa radica en la comunicación táctil entre el macho y la hembra que resulta en la aceptación femenina del macho. [45] El macho se monta en la parte posterior del abdomen de la hembra, mientras frota sus hileras en su abdomen durante su intento de cópula. [7] La ​​unión de pareja no era necesaria para el inicio de la cópula en la araña tejedora de orbes dorados, excepto cuando la hembra era resistente al apareamiento. Los episodios posteriores de copulación son imperativos para la capacidad del macho para copular debido a la transferencia prolongada de esperma, lo que aumenta su probabilidad de paternidad. [7]

Pantallas de cortejo Editar

Las exhibiciones de cortejo en arañas sexualmente caníbales son imperativas para garantizar que la hembra sea menos agresiva. Las exhibiciones de cortejo adicionales incluyen danzas pre-copuladoras como las que se observan en la araña de espalda roja y morfologías de coloración masculina vibrante que funcionan como mecanismos de atracción femenina, como se ve en la araña pavo real. Maratus volans. [45] Los regalos nupciales juegan un papel vital en la copulación segura para los machos en algunas especies. Los machos presentan comidas a la hembra para facilitar el apareamiento oportunista mientras la hembra se distrae. [8] Las mejoras posteriores en el éxito del apareamiento adaptativo masculino incluyen la reducción de redes, como se ve en la viuda negra occidental, Latrodectus hesperus. [46] Una vez que ocurre el apareamiento, los machos destruyen una gran parte de la telaraña de la hembra para disuadir a la hembra de aparearse en el futuro, reduciendo así la poliandria, que se ha observado en la araña de espalda roja australiana. Latrodectus hasselti. [47]

Estado cataléptico inducido por el hombre Editar

En algunas especies de arañas, como Agelenopsis aperta, el macho induce un estado pasivo en la hembra antes de la cópula. [48] ​​Se ha planteado la hipótesis de que la causa de este estado "inactivo" es el masaje del abdomen de la mujer por parte del hombre, siguiendo las señales vibratorias masculinas en la red. La hembra entra en un estado pasivo y se reduce el riesgo del macho de enfrentarse al canibalismo. Es muy probable que este estado sea inducido como resultado de una feromona volátil masculina. [48] ​​La estructura química de la feromona utilizada por el hombre. A. aperta Actualmente se desconoce, sin embargo, el contacto físico no es necesario para el estado pasivo inducido. Los machos eunucos, o machos con palpos parcial o totalmente removidos, son incapaces de inducir el estado pasivo en las hembras a distancia, pero pueden inducir quiescencia al contacto físico con la hembra, esto sugiere que la feromona producida está potencialmente relacionada con la producción de esperma, ya que la el macho inserta el esperma de sus pedipalpos, estructuras que se extraen en los eunucos. [48] ​​Es muy probable que esta adaptación haya evolucionado en respuesta a la naturaleza demasiado agresiva de las arañas hembras.

Envoltura de seda copulatoria Editar

Para evitar ser consumidas por la hembra, algunas arañas macho pueden utilizar su seda para unir físicamente a la hembra. Por ejemplo, en Pisaurina mira, también conocida como la araña de tela de vivero, el macho envuelve las piernas de la hembra en seda antes y durante la cópula. Mientras sostiene las piernas III y IV de la hembra, usa la seda para atar las piernas I y II. [49] Debido a que las patas de araña macho juegan un papel importante en la cópula, las patas más largas en los machos P. mira generalmente se prefieren a longitudes más cortas.

Los impactos fisiológicos del canibalismo en la aptitud del macho incluyen su incapacidad para engendrar descendencia si no puede aparearse con una hembra. Hay machos en especies de arácnidos, como N. plumipes, que engendra más descendencia si el macho es canibalizado después o durante el apareamiento, la cópula se prolonga y la transferencia de esperma aumenta. [43] En la especie de araña tejedora de orbes, Argiope arantia, los machos prefieren una copulación corta después de la primera inserción del palpo para evitar el canibalismo. Sin embargo, tras la segunda inserción, el macho permanece insertado en la hembra. El macho exhibe una "muerte programada" para funcionar como un tapón genital de cuerpo completo. Esto hace que a la hembra le resulte cada vez más difícil sacarlo de sus orificios genitales, desalentándola de aparearse con otros machos. [50] Un beneficio adicional de la canibalización es la idea de que es menos probable que una hembra bien alimentada vuelva a aparearse. [51] Si la hembra no desea volver a aparearse, el macho que ya se ha apareado con ella tiene asegurada su paternidad.

Mutilación genital Editar

Antes o después de copular con hembras, ciertos machos de las especies de arañas de la superfamilia Araneoidea se convierten en mitad o en eunucos completos con uno o ambos pedipalpos (genitales masculinos) cortados. Este comportamiento se ve a menudo en arañas sexualmente caníbales, lo que hace que exhiban el "fenómeno eunuco". [44] Debido a la posibilidad de que se las coman durante o después de la cópula, los machos usan la mutilación genital para aumentar sus posibilidades de apareamiento exitoso. El macho puede aumentar sus posibilidades de paternidad si los órganos copuladores de la hembra están bloqueados, lo que disminuye la competencia de los espermatozoides y sus posibilidades de aparearse con otros machos. En un estudio, las hembras con enchufes de apareamiento tenían un 75% menos de posibilidades de volver a aparearse. [52] Además, si un macho corta con éxito su pedipalpo dentro del conducto copulador femenino, el pedipalpo no solo puede servir como un tapón, sino que puede continuar liberando esperma a las espermatozoides femeninas, aumentando nuevamente las posibilidades de paternidad del macho. Esto se conoce como "cópula remota". [53] Ocasionalmente (en el 12% de los casos en un estudio de 2012 sobre arañas Nephilidae) la ruptura de la palpa es solo parcial debido a la interrupción de la cópula por canibalismo sexual. La ruptura parcial del palpo puede resultar en un enchufe de apareamiento exitoso, pero no hasta el punto de una ruptura total del palpo. [53] Algunos machos, como en la araña tejedora de orbes, Argiope arantia, mueren espontáneamente quince minutos después de su segunda cópula con una hembra. [50] El macho muere mientras sus pedipalpos todavía están intactos dentro de la hembra, así como aún hinchados por la cópula. En esta "muerte programada", el macho es capaz de utilizar todo su cuerpo como un tapón genital para la hembra, lo que hace que sea mucho más difícil para ella sacarlo de sus conductos copulatorios. [50] En otras especies, los machos se auto-amputan voluntariamente un pedipalpo antes del apareamiento y, por lo tanto, la mutilación no está motivada por el canibalismo sexual. Se ha planteado la hipótesis de que esto se debe a una mayor ventaja de aptitud física de la mitad o de los eunucos completos. Al perder un pedipalpo, los machos experimentan una disminución significativa en el peso corporal que les proporciona una mayor capacidad locomotora y resistencia, lo que les permite buscar mejor un compañero y un compañero de guardia después del apareamiento. Esto se conoce como la teoría de "quitarse los guantes". [54] También se ha visto a hombres y mujeres con los roles invertidos en términos de mutilación genital. En Cyclosa argenteoalba, los machos mutilan los genitales de las arañas hembras separando el escapo de la hembra, haciendo imposible que otro macho se aparee con ellos.

El éxito reproductivo de los machos se puede determinar por el número de descendientes engendrados, y la monoginia se observa con bastante frecuencia en especies sexualmente caníbales. Los machos están dispuestos a sacrificarse o perder sus órganos reproductivos para asegurar su paternidad en una instancia de apareamiento. [50] [52] Ya sea por muerte programada espontánea, o el macho catapultado a la boca de la hembra, estos machos abnegados mueren para que ocurra una copulación prolongada. Los machos de muchas de estas especies no pueden reponer las reservas de esperma, por lo tanto, deben exhibir estos comportamientos extremos para garantizar la transferencia de esperma y la descendencia engendrada durante su única instancia de apareamiento. Un ejemplo de tal comportamiento se puede ver en la araña de espalda roja. Los machos de esta especie "dan un salto mortal" en la boca de la hembra después de que ha ocurrido la cópula, lo que se ha demostrado que aumenta la paternidad en un sesenta y cinco por ciento en comparación con los machos que no son canibalizados. Es probable que la mayoría de los machos de esta especie mueran en la búsqueda de una pareja, por lo que el macho debe sacrificarse como ofrenda si eso significa una copulación prolongada y una paternidad doble. En muchas especies, los machos canibalizados pueden aparearse por más tiempo, por lo que tienen transferencias de esperma más largas. [55]

Los machos en estos sistemas de apareamiento son generalmente monógamos, si no biginos. [44] Dado que los machos de estas especies caníbales se han adaptado al sistema de apareamiento extremo y, por lo general, se aparean solo una vez con una hembra poliandrosa, se consideran monoginosos. [56]

Dimorfismo sexual Editar

El dimorfismo sexual en tamaño se ha propuesto como una explicación de la naturaleza generalizada del canibalismo sexual entre artrópodos parientes lejanos. Por lo general, los machos de aves y mamíferos son más grandes ya que participan en la competencia macho-macho. [57] Sin embargo, en los artrópodos, esta proporción de dimorfismo de tamaño se invierte, y las hembras suelen ser más grandes que los machos. El canibalismo sexual puede haber llevado a la selección de hembras más grandes y fuertes en los invertebrados. [58] Se necesitan más investigaciones para evaluar la explicación. Hasta la fecha, se han realizado estudios sobre arañas lobo como Zyuzicosa (Lycosidae), donde la hembra es mucho más grande que el macho. [59]


Biología sintética y el surgimiento de & # x27spider-goats & # x27

F reckles parece un niño perfectamente normal. Tiene ojos brillantes, una piel blanca y saludable y juega felizmente con Pudding, Sweetie y sus otros cinco hermanos, exactamente como se puede imaginar que hacen las cabras jóvenes. Hasta que la rechazo, está muy interesada en morderme los pantalones. Para el observador casual y para los cabreros, no muestra signos de que no sea una cabra de corral perfectamente normal.

Pero Pecas está muy lejos de ser normal. Es una creación extraordinaria, un animal que no pudo haber existido en ningún momento de la historia antes del siglo XXI. Ella es toda cabra, pero tiene algo extra en cada una de sus células: Pecas también es parte araña.

Eso es lo que podemos hacer ahora con la genética: mestizaje extremo. Si la biología del siglo XX consistía en desarmar los seres vivos para descubrir cómo funcionan, la era actual se define volviéndolos a unir, pero no necesariamente como decretó la evolución, y ciertamente sin las torpes limitaciones del apareamiento. Las pecas son el resultado de la ingeniería genética. Pero nuestro dominio de la manipulación del ADN se ha convertido en una forma aún más extrema de manipulación, en términos generales llamada "biología sintética". He estado siguiendo este campo emergente desde que terminé mi doctorado en genética hace 10 años, pero intensamente en el último año como presentador de la rama científica insignia de la BBC. Horizonte.

Freckles es la creación de Randy Lewis, profesor de genética en la Universidad Estatal de Utah. La granja es un puesto de avanzada de la universidad donde investigan técnicas agrícolas modernas, enseñan la cría de animales y crían lo que inevitablemente se conoce como "cabras araña". Randy, como muchos de los otros científicos aquí en Logan, Utah, tiene la agricultura en su sangre. Entonces, aunque una criatura que es en parte cabra, en parte araña puede parecer una idea nacida de la ciencia ficción, en lo que respecta a Randy, es simplemente una agricultura avanzada: criar animales para producir las cosas que queremos.

"Estamos interesados ​​en la seda de las dragalinas, la seda con la que se agarran las arañas cuando caen", me dice en su tono del medio oeste. "Es más fuerte que el Kevlar. Realmente tiene algunas propiedades asombrosas para cualquier tipo de fibra".

En cierto sentido, las cabras araña son una extensión de la agricultura que hemos estado haciendo durante 10,000 años. Todo el ganado y los cultivos se han criado cuidadosamente, y cada cruce es un experimento genético propio. "El problema es que no se pueden cultivar arañas", dice Randy con una cara inexpresiva casi cómica. "Son muy caníbales". Él y su equipo tomaron el gen que codifica la seda de dragalina de una araña tejedora de orbes y lo colocaron entre el ADN que impulsa la producción de leche en las ubres. Este circuito genético se insertó luego en un huevo y se implantó en una cabra madre. Ahora, cuando Freckles lacta, su leche está llena de proteína de seda de araña.

Ordeñamos las pecas juntas y las procesamos en el laboratorio para dejar solo las proteínas de seda. Con una varilla de vidrio, levantamos delicadamente una sola fibra de lo que obviamente es seda de araña y la enrollamos en un carrete. Tiene propiedades asombrosas y deseables, razón por la cual la investigación aparentemente extraña de Randy está financiada de manera tan sólida. "En el campo de la medicina, ya sabemos que podemos producir seda de araña que sea lo suficientemente buena para usarse en la reparación de ligamentos", me dice. "Ya sabemos que podemos hacerlo lo suficientemente fuerte como elástico. Hemos realizado algunos estudios que muestran que se puede poner en el cuerpo y no se inflama ni se enferma. Esperamos que dentro de un par de años podamos vamos a realizar pruebas para ver exactamente los mejores diseños y los mejores materiales que podemos hacer ".

Las instrucciones para todas las criaturas que han vivido (hasta donde sabemos) están escritas en el código del ADN escondido en el corazón de las células vivas. Dada la desconcertante diversidad de la vida en la Tierra, este sistema es increíblemente conservador. Toda la vida se basa en un alfabeto de solo cuatro letras que, cuando se ordenan en el orden correcto, explican las proteínas. Y toda la vida está hecha de proteínas. Entonces, lo que esto significa es que el código para hacer seda en una araña está escrito exactamente en el mismo lenguaje que el código para hacer leche de cabra.

Desde el advenimiento de la ingeniería genética, hemos podido explotar la universalidad de este código y cortar y pegar fragmentos de ADN de cualquier especie en cualquier otra. La identificación de la base genética de todos los cánceres y enfermedades hereditarias provino de esta tecnología: los genes humanos o de ratón se han empalmado en bacterias para que podamos estudiar y experimentar con esos fragmentos de código dañados. Ahora, esta tecnología de edición ha progresado hasta el punto de que todos los bits de código de ADN son efectivamente intercambiables entre todas las especies. De hecho, Freckles y las otras cabras araña ni siquiera están a la vanguardia. El campo vagamente definido de la biología sintética ha llegado a incorporar formas aún más extremas de manipulación genética.

Los titulares más llamativos hasta ahora llegaron cuando el biólogo estadounidense Craig Venter anunció en 2010 que había creado la primera forma de vida sintética del mundo. Synthia, también conocida como Mycoplasma mycoides JCVI-syn 1.0, era una célula cuyo código genético, copiado y modificado de una bacteria existente, había sido ensamblado no por su progenitor, sino por una computadora. Ese código, incluidas las citas literarias y las direcciones de sitios web, se introdujo en el chasis destripado de otra celda similar y todo se puso en marcha. Vivió y no había vivido antes.

Pero decir que él había "creado la vida" es un tramo que Venter, un maestro de las relaciones públicas y un científico consumado, se permitió fomentar y la prensa alabó. Es más exacto decir que reinició la vida, con el objetivo de crear una plantilla viva sobre la que pudieran construirse nuevas funciones genéticas. Sin embargo, sigue siendo un logro técnico asombroso, que muestra nuestro dominio sobre el ADN, no solo podemos modificar uno o dos genes, sino que podemos producir lo suficiente para encender un ser vivo.

Los científicos que trabajan en biología sintética a menudo adoptan una visión reduccionista y superficial de lo que hacen. El profesor del Instituto de Tecnología de Massachusetts, Ron Weiss, es el padre fundador de este campo, un purista que comenzó a jugar con el código de la vida mientras codificaba computadoras. "Decidí tomar lo que entendemos en informática y aplicarlo a la biología de programación. Para mí, esa es realmente la esencia de la biología sintética".

Esto puede parecer simplista. Las formas de vida son complejas en todos los niveles. Si hay algo concreto que hemos aprendido de los miles de millones gastados en leer nuestro propio código genético, es que la biología es complicada. Los científicos a menudo se confunden con el "ruido" desconcertante en las moléculas que componen los organismos vivos, una variación impredecible entre una sofisticación insondable. Weiss y sus camaradas de la Fundación BioBricks quieren eliminar todo el ruido de la biología y convertirlo en pura ingeniería, donde los organismos pueden ser tratados como máquinas y su funcionamiento interno son componentes.

Los genes han evolucionado durante millones de años para otorgar supervivencia a sus anfitriones al tener funciones muy específicas. Al estandarizar estos elementos genéticos en un registro en línea, cualquiera puede juntarlos en cualquier orden para crear circuitos biológicos con un propósito completamente diseñado. Incluso el lenguaje utilizado es más materia de ingeniería eléctrica que de biología tradicional.

“Imagínese un programa, un fragmento de ADN que entra en una célula y dice: 'Si es cáncer, entonces haga una proteína que mate a la célula cancerosa; si no, simplemente desaparezca'. Ese es un tipo de programa que podemos escribir, implementar y probar en células vivas en este momento ". Lo que está describiendo Ron Weiss es un estudio que su equipo publicó el otoño pasado que muestra que, al usar la lógica de los circuitos de computadora combinados con partes de BioBricks, habían construido una célula asesina de cáncer. La lógica del circuito genético distingue inicialmente una célula cancerosa de una célula sana utilizando un conjunto de cinco criterios. Luego, destruye la célula tumoral si cumple con esas condiciones. Esta orientación de francotiradores es lo opuesto al enfoque de trabuco de la quimioterapia, que puede destruir tanto el tumor como las células sanas con un abandono imprudente.

En los últimos años, BioBricks se ha convertido en un fenómeno global. El Registro de Partes Biológicas Estándar contiene actualmente miles de bits de ADN, todos disponibles gratuitamente, y esta democratización de la ciencia está incorporada en el espíritu de BioBricks. Cada año, los estudiantes de pregrado compiten en una competencia internacional para pensar en un problema y diseñar y construir su solución, utilizando solo las partes disponibles en el registro. Los campeones europeos de 2011, del Imperial College de Londres, diseñaron un sistema para prevenir la erosión del suelo y la conversión de la tierra en desierto. Hay una cultura de remezclas dentro de estos equipos, es un juego serio (el gran premio es un bloque de Lego plateado) y provienen de diversos orígenes (matemáticas, ingeniería, incluso astrofísica) sin restricciones por las disciplinas científicas estrictamente definidas bajo las cuales hice mi investigación de ADN.

La facilidad de acceso a esta tecnología de vanguardia es impresionante. El verano pasado, en los suburbios de Sunnyvale, California, asistí a una reunión de aficionados de fin de semana de biología sintética, autodenominados "biohackers" con el excelente nombre de BioCurious. Allí, los estudiantes de secundaria estaban aprendiendo sobre biología al introducir proteínas fluorescentes de medusas de aguas profundas en bacterias para hacerlas brillar en la oscuridad. En 2009, tres científicos ganaron premios Nobel por este trabajo. Ya es literalmente un juego de niños.

Como ocurre con cualquier gran revolución, hay quienes se ponen de pie para hacer una matanza después de que se abran las puertas de una patada. En el otro extremo de la escala de la utopía de código abierto y acceso abierto de BioBricks, están surgiendo empresas comerciales de biología sintética. La tecnología puede ser nueva, pero los campos no lo son. Con sólo unos pocos años de biología sintética, las áreas más intensas de la biología sintética comercializada son la producción de combustibles y drogas. Las empresas de biotecnología de California como LS9 y Amyris han invertido millones de dólares en el desarrollo de organismos sintéticos que producirán diesel. En sus laboratorios futuristas en Emeryville, Amyris ha modificado la levadura de cerveza para que en lugar de fermentar el azúcar para producir alcohol, el diesel se filtre fuera de cada celda. Este biodiésel sintético ya se utiliza para propulsar camiones en Brasil. La ambición de Amyris es pasar de plantas piloto a producción a escala industrial. Cuando le pregunto al director científico Jack Newman si prevén que su biocombustible reemplace al aceite natural, se muestra sospechosamente tímido: "Me entusiasmarán los mil millones de litros".

Un temor significativo tiene menos que ver con la ciencia y más con el equilibrio cambiante del poder económico. Los organismos de control de la tecnología y los grupos de campaña como Friends of the Earth y ETC Group inicialmente pidieron de manera poco realista una prohibición total de la biología sintética, a pesar de que carecía de una definición viable. ETC ha modificado su postura para centrarse en la industrialización de estos procesos, y específicamente en el hecho de que los organismos de biodiesel sintético necesitan alimento.

Jim Thomas, que trabaja para ETC, siente apasionadamente que el control de la producción de combustible simplemente está pasando de un grupo de gigantes corporativos a otro. "Las grandes empresas están comprando pedazos de tierra para cultivar caña de azúcar y luego la están alimentando a tinas de microbios sintéticos para producir combustibles", me dice. "En este momento, los organismos sintéticos no deberían estar en el medio ambiente, no deberían estar en la industria. Eso es irresponsable e inapropiado".

La cultura de la biología está cambiando rápidamente y los científicos y el público deben mantenerse al día. La biología sintética tiene el potencial de generar una nueva revolución industrial. Quizás sea la tecnología que define el siglo XXI y está sucediendo ahora. Sin un discurso público informado, el miedo a esta tecnología sin precedentes y a veces inquietante puede obstaculizar la promesa de cambio mundial que alberga.

"La predicción es muy difícil, especialmente sobre el futuro", como dijo una vez el gran físico Niels Bohr. Pero la ciencia ficción nunca se acercó a la perspectiva que vino con el advenimiento de la biología sintética. Ahora es fácil imaginar un mundo en el que sus ligamentos rotos son reemplazados por unos hechos de seda de araña producida por cabras, donde la medicina es servida por máquinas programables vivientes que buscan y destruyen solo las células que causan la enfermedad y donde conducirá un coche propulsado por diesel cultivado con levadura de cerveza. Bienvenido al futuro.


Contenido

El término pigmeo, como se usa para referirse a personas diminutas, se deriva del griego πυγμαῖος pigmaios vía latina Pygmaei (cantar. Pygmaeus), derivado de πυγμή, que significa un codo corto del antebrazo, o una medida de longitud correspondiente a la distancia desde la muñeca hasta el codo. (Véase también griego πῆχυς pēkhys.) En la mitología griega, la palabra describe una tribu de enanos, descrita por primera vez por Homero, el antiguo poeta griego, y que tiene fama de vivir en la India y el sur de la actual Etiopía. [4]

El término pigmeo a veces se considera peyorativo. Sin embargo, no existe un término único que lo reemplace. [5] En el África francófona, a veces se les llama autóctono, [6] (tono automático), refiriéndose a 'nativos' o 'indígenas'. Muchos prefieren ser identificados por su origen étnico, como los Aka (Mbenga), Baka, Mbuti y Twa. [7] El término Bayaka, la forma plural del Aka / Yaka, se usa a veces en la República Centroafricana para referirse a todos los pigmeos locales. Asimismo, la palabra Kongo Bambenga se utiliza en el Congo. En algunas partes de África se les llama Wochua o Achua. [8]

Se han propuesto varias teorías para explicar la baja estatura de los pigmeos. Algunos estudios sugieren que podría estar relacionado con la adaptación a niveles bajos de luz ultravioleta en las selvas tropicales. [9] [10] Esto podría significar que se puede producir relativamente poca vitamina D en la piel humana, lo que limita la absorción de calcio de la dieta para el crecimiento y mantenimiento de los huesos, y conduce a la evolución del pequeño tamaño del esqueleto. [11]

Otras explicaciones incluyen la falta de alimentos en el ambiente de la selva, los bajos niveles de calcio en el suelo, la necesidad de moverse a través de la densa jungla, la adaptación al calor y la humedad, y como una asociación con una rápida maduración reproductiva en condiciones de mortalidad temprana. [12] (Ver también Personas Aeta § Demografía). Otra evidencia apunta hacia niveles inusualmente bajos de expresión de los genes que codifican el receptor de la hormona del crecimiento y la hormona del crecimiento en comparación con los grupos tribales relacionados, asociados con niveles bajos en suero de factor de crecimiento similar a la insulina -1 y baja estatura. [13]

Los pigmeos africanos viven en varios grupos étnicos en Ruanda, Burundi, Uganda, la República Democrática del Congo (RDC), la República del Congo (ROC), la República Centroafricana, Camerún, Guinea Ecuatorial, Gabón, Angola, Botswana, Namibia. , Madagascar y Zambia. [7] Hay al menos una docena de grupos pigmeos, a veces no relacionados entre sí. Los más conocidos son los Mbenga (Aka y Baka) de la cuenca occidental del Congo, que hablan las lenguas bantú y ubangiana el Mbuti (Efe etc.) de la selva tropical de Ituri, que hablan bantú y lenguas de Sudán central, y los twa de los Grandes Lagos africanos, que hablan bantu rundi y kiga. La mayoría de las comunidades pigmeas son parcialmente cazadoras-recolectoras, que viven parcialmente, pero no exclusivamente, de los productos silvestres de su entorno. Comercian con agricultores vecinos para adquirir alimentos cultivados y otros artículos materiales; ningún grupo vive en las profundidades del bosque sin acceso a productos agrícolas. [7] Se estima que hay entre 250.000 y 600.000 pigmeos que viven en la selva tropical del Congo. [14] [15] Sin embargo, aunque se piensa que los pigmeos son gente del bosque, los grupos llamados Twa pueden vivir en pantanos abiertos o en el desierto.

Orígenes

Una creencia común es que los pigmeos africanos son descendientes directos de los pueblos cazadores-recolectores de la Edad de Piedra tardía de la selva tropical de África central, que fueron parcialmente absorbidos o desplazados por la inmigración posterior de pueblos agrícolas, y adoptaron sus lenguas de Sudán Central, Ubangian y Bantú. . Este punto de vista no tiene apoyo arqueológico y tiene un apoyo ambiguo de la genética y la lingüística. [ dudoso - discutir ] [16] [17] [18]

Alrededor del 30% del idioma Aka no es bantú, y un porcentaje similar del idioma Baka no es Ubangiano. Gran parte del vocabulario de los pigmeos es botánico, se ocupa de la recolección de miel o está especializado en el bosque, y se comparte entre los dos grupos de pigmeos occidentales. Se ha propuesto que este es el remanente de un idioma pigmeo occidental independiente (Mbenga o "Baaka"). Sin embargo, este tipo de vocabulario está sujeto a un préstamo generalizado entre los pigmeos y los pueblos vecinos, y el idioma "Baaka" solo se reconstruyó hasta el siglo XV. [19]

Las poblaciones de pigmeos africanos son genéticamente diversas y extremadamente divergentes de todas las demás poblaciones humanas, lo que sugiere que tienen un antiguo linaje indígena. Sus marcadores uniparentales representan la segunda divergencia más antigua justo después de los que se encuentran típicamente en los pueblos Khoisan. [20] Los recientes avances en genética arrojan algo de luz sobre los orígenes de los diversos grupos pigmeos. Los investigadores encontraron "una divergencia temprana de los antepasados ​​de los cazadores-recolectores pigmeos y las poblaciones agrícolas hace 60.000 años, seguida de una división de los antepasados ​​de los pigmeos en los grupos pigmeos occidentales y orientales hace 20.000 años". [21]

Nueva evidencia sugiere que los niños pigmeos de África Oriental y Occidental tienen diferentes patrones de crecimiento. La diferencia entre los dos grupos puede indicar que la baja estatura de los pigmeos no comenzó con su antepasado común, sino que evolucionó de forma independiente para adaptarse a entornos similares, lo que respalda el hecho de que algunos conjuntos de genes relacionados con la altura eran ventajosos en las poblaciones de pigmeos orientales, pero no en las poblaciones pigmeas occidentales. [21] [22] [23]

Sin embargo, Roger Blench (1999) [24] sostiene que los pigmeos no descienden de grupos residuales de cazadores-recolectores, sino que son vástagos de grupos etnolingüísticos vecinos más grandes que habían adoptado estrategias de subsistencia forestal. Blench señala la falta de evidencia lingüística y arqueológica clara de la antigüedad de las culturas y los pueblos pigmeos, y también señala que la evidencia genética puede ser problemática. Blench (1999) también señala que no hay evidencia de que los pigmeos tengan una tecnología de caza distintiva de la de sus vecinos, y argumenta que la baja estatura de las poblaciones de pigmeos puede surgir con relativa rapidez (en menos de unos pocos milenios) debido a fuertes presiones de selección. .

Cultura

Los pigmeos africanos son particularmente conocidos por su música generalmente vocal, generalmente caracterizada por una densa improvisación comunal contrapuntística. Simha Arom dice que el nivel de complejidad polifónica de la música pigmea se alcanzó en Europa en el siglo XIV, sin embargo, la cultura pigmea no está escrita y es antigua. [25] La música impregna la vida diaria y hay canciones para el entretenimiento, así como eventos y actividades específicas.

Violencia contra los pigmeos

Genocidios denunciados

La población pigmea fue un objetivo de Interahamwe durante el genocidio de Ruanda de 1994. De los 30.000 pigmeos en Ruanda, se estima que 10.000 murieron y otros 10.000 fueron desplazados. Se les ha descrito como "víctimas olvidadas" del genocidio. [26]

Desde finales de 2002 hasta enero de 2003, alrededor de 60.000 civiles pigmeos y 10.000 combatientes murieron en una campaña de exterminio conocida como "Effacer le Tableau" durante la Segunda Guerra del Congo. [27] [28] Los activistas de derechos humanos han exigido que la masacre sea reconocida como genocidio. [29]

Esclavitud denunciada

En la República del Congo, donde los pigmeos representan el 2% de la población, muchos pigmeos viven como esclavos de amos bantúes. La nación está profundamente estratificada entre estos dos grupos étnicos principales. Los esclavos pigmeos pertenecen a sus amos bantúes desde el nacimiento en una relación que los bantus llaman una tradición consagrada.Aunque los pigmeos son responsables de gran parte de la caza, la pesca y el trabajo manual en las aldeas de la jungla, tanto los pigmeos como los bantus dicen que a los pigmeos a menudo se les paga según el capricho del maestro: en cigarrillos, ropa usada o simplemente no se les paga en absoluto. Como resultado de la presión de UNICEF y activistas de derechos humanos, en 2009, una ley que otorgaría protecciones especiales al pueblo pigmeo estaba esperando una votación en el parlamento del Congo. [30] [31] Según informes realizados en 2013, esta ley nunca fue aprobada. [32]

En la República Democrática del Congo, durante el Conflicto de Ituri, los grupos rebeldes respaldados por Uganda fueron acusados ​​por la ONU de esclavizar a Mbutis para buscar minerales y forrajes para alimentos forestales, y los que regresaban con las manos vacías fueron asesinados y devorados. [33]

Conflicto étnico

En la provincia del norte de Katanga, a partir de 2013, el pueblo pigmeo batwa, a quien el pueblo luba a menudo explota y presuntamente esclaviza, [34] se alzó en milicias, como la milicia "Perci", y atacaron aldeas luba. [35] Una milicia de Luba conocida como "Elementos" atacó. Más de mil personas murieron solo en los primeros ocho meses de 2014 [36] y el número de personas desplazadas se estimaba en 650.000 a diciembre de 2017. [37] [34] Las armas utilizadas en el conflicto suelen ser flechas y hachas. , en lugar de armas. [35]

En los parques nacionales de la República Democrática del Congo, como el Parque Nacional Kahuzi-Biéga, los guardaparques fuertemente armados entran en conflicto mortal con los habitantes pigmeos que a menudo cortan los árboles para vender carbón. [6] Los esfuerzos de conservación de los parques nacionales en el país a menudo son financiados por organizaciones internacionales como el Fondo Mundial para la Naturaleza y, a menudo, implican sacar a los habitantes nativos de la tierra. [38] Algunos han argumentado que los métodos de conservación más eficientes implican otorgar derechos sobre la tierra a los habitantes indígenas de la tierra. [39]

Discriminación sistemática

Históricamente, los pigmeos siempre han sido vistos como inferiores tanto por las autoridades coloniales como por las tribus bantú que habitan en las aldeas. [15] Los niños pigmeos a veces fueron capturados durante el período del Estado Libre del Congo, que exportaba niños pigmeos a los zoológicos de toda Europa, incluida la feria mundial en los Estados Unidos en 1907. [15] Los pigmeos a menudo son desalojados de su tierra y se les da la trabajos peor pagados. A nivel estatal, los pigmeos a veces no se consideran ciudadanos y se les niegan las tarjetas de identidad, las escrituras de la tierra, la atención médica y la educación adecuada. La lanceta publicó una revisión que mostraba que las poblaciones pigmeas a menudo tenían peor acceso a la atención médica que las comunidades vecinas. [40]

El sudeste de Asia

Los negritos en el sudeste asiático (incluidos los Batak y Aeta de las Filipinas, los Andamanese de las islas Andaman y los Semang de la península malaya) a veces se denominan pigmeos (especialmente en la literatura más antigua).

Los negritos comparten algunas características físicas comunes con las poblaciones de pigmeos africanos, incluida la baja estatura y la piel oscura. El nombre "Negrito", del adjetivo español que significa "pequeña persona negra", fue dado por los primeros exploradores.

Los exploradores que nombraron a los Negritos asumieron que los Andamanese que encontraron eran de África. Sin embargo, esta creencia fue descartada por los antropólogos que señalaron que, aparte de la piel oscura, el pelo de pimienta y la esteatopigia, los andamaneses tenían poco en común con la población africana, incluidos los pigmeos africanos. [41] Se cree que su parecido superficial con algunos africanos y melanesios se debe a que viven en un entorno similar, o simplemente a retenciones de la forma humana inicial. [42]

Su origen y la ruta de su migración a Asia sigue siendo un tema de gran especulación. Están genéticamente distantes de los africanos, [42] y se ha demostrado que se separaron temprano de los asiáticos, lo que sugiere que son descendientes sobrevivientes de colonos de la migración temprana fuera de África de la Gran Migración Costera de los Proto-Australoides, o que son descendientes de una de las poblaciones fundadoras de los humanos modernos. [43]

Los "pigmeos Rampasasa" de Flores, Indonesia, ganaron algo de atención a principios de la década de 2000 en relación con el descubrimiento cercano de Homo floresiensis. [44]

Frank Kingdon-Ward a principios del siglo XX informó de una tribu de hablantes pigmeos tibeto-birmanos conocidos como taron que habitaban la remota región del monte Hkakabo Razi en el sudeste asiático en la frontera de China (Yunnan y Tibet), Birmania e India. [45] Una encuesta birmana realizada en la década de 1960 informó una altura media de un Taron macho adulto de 1,43 m (4'6 ") y la de las hembras de 1,40 m (4'5"). Estos son los únicos "pigmeos" conocidos de ascendencia claramente del este de Asia. Se desconoce la causa de su diminuto tamaño, pero se han citado la dieta y las prácticas de matrimonio endogámico. La población de pigmeos Taron se ha reducido constantemente y ahora se reduce a unos pocos individuos. [46] En 2013, Richard D. Fisher descubrió un vínculo entre los taron y los derung en Yunnan, China, lo que puede indicar la presencia de poblaciones pigmeas entre la tribu Derung. [47]

Presencia pigmea en disputa en Australia

El antropólogo australiano Norman Tindale y el antropólogo estadounidense Joseph Birdsell sugirieron [ ¿Cuándo? ] había 12 tribus similares a Negrito de pueblos aborígenes de baja estatura que vivían en las zonas costeras y selváticas alrededor de Cairns en las tierras del pueblo Mbabaram y el pueblo Djabugay. [48] ​​[49] Birdsell descubrió que la altura promedio de los varones adultos de los aborígenes en esta región era significativamente menor que la de otros grupos aborígenes australianos, sin embargo, aún era mayor que la altura máxima para la clasificación como pueblo pigmeo, por lo que el término pigmeo puede considerarse un nombre inapropiado. [50] Llamó a este grupo de baja estatura Barrineanos, después del lago Barrine.

Birdsell clasificó a los aborígenes australianos en tres grupos principales, mezclados en diversos grados: los carpinteros, mejor representados en Arnhem Land, los murrayans, centrados en el sureste de Australia y los barrineanos. Argumentó que las personas relacionadas con Oceanic Negritos fueron los primeros en llegar, y habían sido absorbidos o reemplazados con el tiempo por pueblos que llegaron más tarde, los barrineanos actuales retuvieron la mayor proporción de ascendencia de este grupo original de Negritos, "[pero] pero esto no es decir que los barrineanos son negritos. el componente negrítico está claramente subordinado, y. el elemento preponderante es murrayiano ". [51] Este modelo trihíbrido generalmente se considera desaparecido hoy en día, las pruebas craneométricas, [52] genéticas, [53] y lingüísticas [54] no respaldan un origen separado de los barrineanos u otros grupos aborígenes, y las diferencias físicas entre los grupos aborígenes pueden explicarse por Adaptación a diferentes entornos. [55]

En 2002, la supuesta existencia de personas de baja estatura en Queensland se hizo pública por Keith Windschuttle y Tim Gillin [ aclaración necesaria ] en un artículo publicado por la revista de derecha Quadrant (editado por el propio Windschuttle). Los autores argumentaron que estas personas eran evidencia de una población Negrito distinta en apoyo de la teoría de Birdsell, y afirmaron que "el hecho de que los pigmeos australianos hayan sido borrados tan completamente de la memoria pública sugiere una concurrencia indecente entre intereses académicos y políticos", porque la evidencia de descendencia de oleadas de origen anteriores o posteriores podría dar lugar a reclamos conflictivos de prioridad por parte de los aborígenes y, por lo tanto, plantear una amenaza para la cooperación política entre ellos. [56] [57] Esta y otras publicaciones que promueven el modelo trihíbrido generaron varias respuestas, que repasaron la evidencia científica actual en contra de la teoría, y sugirieron que los intentos de revivir la teoría estaban motivados por una agenda de socavar las afirmaciones de los aborígenes y los isleños del Estrecho de Torres. al título nativo. [58] [59]

Algunas historias orales aborígenes y tradiciones orales de Queensland hablan de "hombrecitos rojos". En 1957, el último superviviente que quedaba de la tribu Jinibara (el pueblo Dalla) del sureste de Queensland, Gaiarbau, que nació en 1873 y había vivido durante muchos años tradicionalmente con su tribu, dijo que conocía la "existencia de estas" personas pequeñas. - el Dinderi ", también conocido como" Dimbilum "," Danagalalangur "y" Kandju ". Gaiarbau afirma que vio a miembros de una "tribu de gente pequeña. Y dijo que eran como enanos. Y. No. Ninguno de ellos medía cinco pies [1,5 m]". [60] Los Dinderi también se registran en otras historias, como una sobre un mito del ornitorrinco [61] y otra, Dinderi y Gujum - La leyenda de las piedras del río María. [62]

Susan McIntyre-Tamwoy, arqueóloga y profesora adjunta de la Universidad James Cook, ha escrito [63] sobre la creencia de los aborígenes del norte del Cabo York en la bipotaim, que es cuando “se creó el paisaje tal y como lo conocemos hoy”. Bipotaim se formó “antes que la gente, aunque quizás no antes que los bajitos o los diablos rojos ya que estos también estaban aquí antes que la gente”. [64] Ella escribe, “muchos etnógrafos registraron historias de 'gente baja' o lo que ellos llamaron 'tribus pigmeas'", como Lindsey Page Winterbotham. [65] [60] Ella usó información recopilada tanto a través de relatos orales (incluyendo los del pueblo Injinoo), la observación y la investigación de archivos. [66] McIntyre-Tamwoy relata un bipotaim historia: "Somos la gente baja [¿pigmeos?]. Los diablos rojos ocupan partes de la costa pedregosa adyacente, pero nuestro hogar está aquí en las dunas de arena y el bosque. Antes de que el Marakai ['gente blanca'] llegara a nuestra tierra, la gente estaba abundantes y vagaron por la tierra. Comprendieron la tierra y gritaron en el idioma del país para pedir permiso, como debían ". [67]

Sin embargo, no hay evidencia arqueológica o biológica de que existiera un pueblo así, y el mito de una migración anterior se ha utilizado para justificar la colonización de Australia y otros países por parte de los europeos. [68]

Micronesia y Melanesia

Norman Gabel [ año necesario ] menciona que existen rumores de personas pigmeas en las montañas interiores de Viti Levu en Fiji, pero explica que no tenía evidencia de su existencia. [69] E. W. Gifford [ año necesario ] reitera la declaración de Gabel y afirma que las tribus de pigmeos en las proximidades más cercanas a Fiji probablemente se encontrarían en Vanuatu. [70]

En 2008, los restos de al menos 25 humanos en miniatura, que vivieron hace entre 1000 y 3000 años, fueron encontrados en las islas de Palau en Micronesia. [71] [72]

Durante la década de 1900, cuando Vanuatu se conocía como Nuevas Hébridas, se informó por primera vez de tribus pigmeas considerables en todo el noreste de Santo. Es probable que no se limiten a esta región de las Nuevas Hébridas. No obstante, no hay evidencia antropológica que vincule a los pigmeos con otras islas de Vanuatu. [70] [73]

La especie humana arcaica extinta homo luzonensis ha sido clasificada como un grupo pigmeo. [ cita necesaria ] Los restos utilizados para identificar el homo luzonensis fueron descubiertos en Luzón, Filipinas, en 2007, y fueron designados como especie en 2019. Homo floresiensis, otro humano arcaico de la isla de Flores en Indonesia que medía alrededor de 1,1 m (3 pies 7 en) alto. El fenotipo pigmeo evolucionó como resultado del síndrome de la isla que, entre otras cosas, resulta en un tamaño corporal reducido en los seres humanos insulares. [74]


Los biólogos estudian cómo las mamás insectos luchan contra los vecinos caníbales

Una tijereta marítima femenina con sus huevos. Crédito: Jonathan Wright

(PhysOrg.com) - En las playas de arena, escondidas bajo rocas y madera flotante, hay madres con problemas. El profesor asistente de biología Andy Zink y sus estudiantes han publicado una nueva investigación sobre los dilemas de crianza que enfrentan las tijeretas marítimas cuando intentan defender sus nidos contra los invasores caníbales.

Tijeretas marítimas (Anisolabis maritima) viven en las playas y están relacionados con las tijeretas europeas que a menudo se ven en casas y patios. A lo largo de la línea de la marea alta, las tijeretas marítimas hacen sus nidos en cámaras excavadas de arena o tierra debajo de rocas y troncos, defendiendo sus huevos durante tres semanas hasta que eclosionan.

El problema para estos insectos oscuros de una pulgada de largo es que otras tijeretas hembras quieren comer sus huevos sin eclosionar, que están llenos de proteínas. Esta amenaza del canibalismo de huevos proviene de sus vecinos más cercanos. Debajo de un solo tronco, puede haber docenas de hembras, con cámaras nido espalda con espalda como casas en hilera.

"Una hembra invasora primero mete su parte trasera en el nido de la madre. La parte trasera es donde están sus afiladas pinzas", dijo la ex estudiante de posgrado Julie Miller. Como parte de su tesis de maestría, Miller estudió las invasiones de nidos en el laboratorio, incluidas grabaciones de video de conflictos entre hembras.

"La tijereta femenina invasora agita sus pinzas en una danza agresiva", dijo Miller. "Luego, las dos hembras entrelazan las pinzas y luchan entre sí. Por lo general, es la hembra más grande la que gana el concurso, persiguiendo o abriendo un agujero en el cuerpo de la más pequeña".

Si la hembra invasora gana el concurso, su premio es poder comerse todos los huevos de la hembra anidadora, generalmente unos 40 huevos por nido. Sin embargo, las hembras que anidan más grandes son capaces de repeler a los invasores y mantener vivos sus huevos. Los hallazgos de Zink y Miller sugieren que la lucha que se requiere de las tijeretas de la madre podría influir en la evolución de tamaños corporales más grandes entre las hembras. "Nuestro análisis mostró que las hembras más grandes tienen una ventaja sobre las hembras más pequeñas y es más probable que ganen la batalla contra un invasor", dijo Miller.

Las madres de todas las especies de tijereta cuidan sus huevos, pero este es el primer estudio que prueba directamente si uno de los beneficios del cuidado materno es prevenir el canibalismo de los huevos. En experimentos de laboratorio, Miller sacó a las mamás de los nidos y luego introdujo una invasora hembra. Descubrió que la presencia de la madre era esencial para evitar que se comieran los huevos. Miller cree que el cuidado materno puede ir de la mano con tijeretas marítimas que anidan tan cerca unas de otras y que el riesgo de canibalismo puede haber influido en la evolución del cuidado parental en esta especie y en otras especies de tijereta.

Para Zink, la investigación plantea preguntas interesantes sobre las compensaciones que tienen que hacer las tijeretas femeninas. Por ejemplo, una madre puede huir del nido en lugar de pelear, lo que le permite reproducirse nuevamente en unos pocos días o semanas, o puede comer sus propios huevos para reforzar su fuerza para la reproducción futura.

"El estudio de estos insectos nos ayuda a comprender las fuerzas selectivas básicas de la naturaleza que dan forma a la evolución del cuidado de los padres y el comportamiento social en otros animales, incluidos los humanos", dijo Zink. "Las decisiones que deben tomar las tijeretas para defender a su descendencia reflejan las compensaciones que enfrentan los humanos en torno a los costos y beneficios de la crianza de los hijos".

Los hallazgos fueron publicados en línea en mayo en la revista. Sociobiología ecológica del comportamiento. Zink y Miller fueron coautores del artículo con la estudiante de pregrado Lena Rudolph.


Animales caníbales: 10 horripilantes ejemplos de animales que se comen unos a otros

El reino animal es un lugar peligroso, pero no siempre debes tener cuidado con los depredadores obvios; a veces tienes que mirar por encima del hombro a tu propia especie.

Publicado: 25 de enero de 2018 a las 00:00

Hay un perro que se come a un perro, pero para algunos animales esto es más que una simple metáfora. El canibalismo animal abunda en la naturaleza, y pocas especies se salvan de un final espantoso, pero algunas de las razones por las que los animales se comen a su propia especie son incluso más espantosas que el acto en sí. A continuación, se muestran algunos ejemplos de animales caníbales que le desanimarán el almuerzo:

Arañas

¿A qué renunciarías por tus hijos? Te resultará difícil vencer al macho de la araña pesquera oscura, que paga el máximo sacrificio acurrucándose inmediatamente después del apareamiento para proporcionar un delicioso refrigerio para la hembra. Dicho esto, probablemente no tendría muchas posibilidades si intentara escapar, ya que la hembra es un 90% más grande que el macho.

Un estudio, publicado en Biología actual, descubrió que las crías de araña (lo sabemos, lindo eh ...) de la hembra que se comió a su pareja de apareamiento eran un 20 por ciento más grandes y sobrevivían un 50 por ciento más que aquellas cuyos padres no se permitían un poco de canibalismo después de la cópula. Lo que te venga bien.

Camarones de agua dulce

No es raro que Gammarus duebeni camarones para disfrutar de comer algunos de sus crías, pero esto se acelera cuando son infectados por el parásito Pleistophora mulleri. El pequeño parásito es tan grande como un glóbulo rojo humano, pero pueden existir en la fibra muscular de su huésped por millones, exigiendo más y más comida para sobrevivir. Esto, a su vez, hace que los camarones estén más hambrientos pero menos capaces de atrapar a sus presas tradicionales, y en cambio, dirigen su atención a sus desprevenidos juveniles, que devoran más rápido y en mayor número de lo que normalmente lo harían. Afortunadamente para nosotros, no hay indicios de que una infección en los seres humanos provoque un gran deseo de comer a los de nuestra propia especie. ¡Uf!

Tiburones tigre de arena

Cuando se trata de canibalismo, los tiburones tigre de arena no pierden el tiempo, ¡se sumergen en un pequeño fratricidio incluso antes de nacer! Cuando el primer embrión del Carcharias tauro alcanza un cierto tamaño, comenzará a darse un festín con todos sus hermanos menores. También devora el resto de los huevos no fertilizados en la madre como un regalo después de la cena. Dado que la hembra de tiburón tigre de arena es propensa a aparearse con varios machos diferentes, un estudio de 2013 considera que este espeluznante ritual ayuda a producir la descendencia más fuerte y aumenta significativamente su tamaño, lo que hace que sea mucho más probable que sobreviva una vez que nazca.

Teñir ranas venenosas (Dendrobates tinctorius)

Teñir ranas venenosas es una de las elecciones parentales más extrañas en el reino animal, dejando a sus nuevos renacuajos en piscinas llenas de miembros más viejos y hambrientos de su propia especie, que están más que felices de morder a sus hermanos pequeños. La lógica detrás de fomentar tal rivalidad entre hermanos es que dado que los taddies más viejos han crecido con éxito, la piscina en sí debe ser propicia para la vida, mientras que una piscina vacía podría no tener las condiciones necesarias para que los renacuajos se metamorfoseen en ranas. ¡Y pensaste que tu hermano mayor era innecesariamente malo contigo!

Grandes monos

Canibalismo de chimpancés - Planeta Tierra - BBC Earth (YouTube / BBC Earth)

El planeta de los simios podría haber sido una obra de ficción, pero en el mundo real, los primates en guerra se involucrarán en algunas actividades mórbidas que harán que incluso los aficionados al terror más experimentados se retuerzan. La estimada primatóloga británica Jane Goodall registró chimpancés comiendo a otros chimpancés en 1977, pero desde entonces ha habido numerosos ejemplos documentados de canibalismo entre los grandes simios, con razones que van desde la nutrición, la supervivencia y quizás incluso la insurrección.

Orthacanthus tiburones

Los animales caníbales modernos parecen casi civilizados en comparación con Orthacanthustiburón, que nadaba alrededor de las húmedas selvas de los bosques de carbón ecuatoriales hace unos 300 millones de años. Los estudios de este depredador superior encontraron evidencia de los dientes de sus propios juveniles en sus coprolitos de forma distintiva (caca fosilizada), lo que sugiere que participaron en canibalismo de relleno, el espantoso hábito de comerse las crías de uno mismo. "El Período Carbonífero fue una época en la que los peces marinos estaban comenzando a colonizar pantanos de agua dulce en grandes cantidades", dijo el coautor del estudio, el Dr. Howard Falcon-Lang, de la Universidad Royal Holloway de Londres. "Es posible que Orthacanthus usara las vías navegables interiores como guarderías protegidas para criar a sus bebés, pero luego los consumiera como alimento cuando otros recursos se volvieron escasos".

Hipopótamos

Si escuchas las palabras "hipopótamos hambrientos", probablemente tu mente divague hacia el clásico juego de mesa de tu juventud, pero en la vida real estas bestias africanas de 1.500 kg no deben ser molestadas cuando les duele la barriga. Un artículo reciente en el Revista Africana de Ecología describió el raro momento en que un hipopótamo en el Parque Nacional Kruger de Sudáfrica comenzó a comer el cadáver de uno de su propia especie. ¡Lo que hace que esto sea aún más inusual es que los hipopótamos son herbívoros! Los hipopótamos necesitan comer 40 kg de hierba por noche para sobrevivir, y con el aumento de la sequía y la invasión de la población humana, no es de extrañar que este animal vegetariano recurra a la forma de comida más macabra. Cuando los tiempos son difíciles y la nutrición es difícil de conseguir, no les queda otra opción que comer lo que encuentren, incluida su propia especie.

Tirano-saurio Rex

¡¿Por qué uno de los dinosaurios más grandes y más malos de todos los dinosaurios no se complacería con una pequeña cena Tyrannosaurus-on-Tyrannosaurus ?! El estudio de un hueso de tiranosaurio de 66 millones de años descubierto en Wyoming encontró que el tamaño y las estrías de las marcas de los dientes sugerían que la carne se arrancó del hueso de una manera similar a como comeríamos pollo, algo que solo un terópodo sería capaz de hacer. ¿Y cuál fue el único terópodo conocido en ese momento y lugar? Tirano saurio Rex, por supuesto.

Salamandras tigre

Estamos acostumbrados a ver a nuestros hermanos y hermanas llenos de formas y tamaños diferentes a los nuestros, pero eso no es nada comparado con la salamandra tigre. Cuando se encuentran en un espacio abarrotado, algunas larvas de salamandra tigre se transforman en cabezas más grandes y planas con dientes tres veces más grandes que sus hermanos, perfectos para comerse cualquier otra larva que les haga cosquillas en el paladar.

Neandertales

No pensaste que nosotros, los humanos, podríamos salirse con la nuestra sin aparecer aquí, ¿verdad? A lo largo de la historia ha habido numerosos informes de canibalismo en tiempos de hambruna, a través de prácticas culturales o incluso situaciones más espantosas como el asesinato, pero remontándonos aún más, el canibalismo neandertal se ha encontrado en numerosos sitios en toda Europa. Por ejemplo, una excavación en la caverna de Troisième en Goyet, Bélgica, encontró los restos de cuatro adultos y un niño con marcas de corte y marcas de percusión, lo que sugiere que los huesos fueron aplastados para extraer la médula. Los huesos de caballos y renos con las mismas marcas también se encontraron en el mismo sitio, lo que sugiere que se llevó a cabo una especie de banquete macabro hace unos 40.000 años.


Agradecemos a Shimpei Ishiyama, Katriona Guthrie-Honea, Jessica L. Verpeut y David J. Reiss por sus comentarios sobre el manuscrito, y a todos los miembros del laboratorio Brecht por sus valiosas discusiones. Agradecemos a los expertos que respondieron a nuestra solicitud de más información o adiciones al conjunto de datos: Prof.Dr. Jan Dressler, Prof. Dra. Christine Erfurt, Prof. Darnell Hawkins, Prof. Dra. Kathleen Heide, Dra. Marieke Liem, Prof. Dr. Friedemann Pf & # x000E4fflin, Prof. Dr. med. Klaus P & # x000FCschel, Prof. Dr. Stefanie Ritz-Timme, Prof. Bill Schutt, Dr. Asser Hedegard Thomsen, Prof. Dr. Michael Tsokos, Prof. Dr. Marcel A. Verhoff y Peter R. de Vries.

Andrade, M. C. B. (1996). Selección sexual para sacrificio masculino en la araña Redback australiana. Ciencias 271, 70 y # x201372. doi: 10.1126 / science.271.5245.70

Antfolk, J., Lieberman, D., Harju, C., Albrecht, A., Mokros, A. y Santtila, P. (2018). La oposición a la endogamia entre parientes cercanos refleja los costos de aptitud inclusivos. Parte delantera. Psychol. 9: 2101. doi: 10.3389 / fpsyg.2018.02101

Arens, W. (2004). El mito del devorador de hombres: antropología y antropofagia. Nachdr. Oxford: Universidad de Oxford. Presionar.

Arij y # x000F3n, G. (2008). Varados: Vengo de un avión que se estrelló en las montañas [imagen en movimiento]. Francia: Zeitgeist Films.

Barker, F., Hulme, P. e Iversen, M. (eds.) (1998). Canibalismo y mundo colonial. Cambridge. Nueva York: Cambridge University Press.

Beauregard, E. y DeLisi, M. (2018). Trampolines hacia el asesinato sexual: el papel de los factores del desarrollo en la etiología del homicidio sexual. J. Crim. Psychol. 8, 199 & # x2013214. doi: 10.1108 / JCP-02-2018-0010

Billingsley, J., Antfolk, J., Santtila, P. y Lieberman, D. (2018). Señales de paternidad: ¿la fidelidad de la pareja y el parecido de los hijos predicen las aversiones sexuales dirigidas por la hija? Evol. Tararear. Behav. 39, 290 & # x2013299. doi: 10.1016 / j.evolhumbehav.2018.02.001

Birkhead, T. R., Lee, K. E. y Young, P. (1988). Canibalismo sexual en la mantis religiosa Hierodula Membranacea. Behav. El r. 106, 112 & # x2013118. doi: 10.1163 / 156853988X00115

Boduszek, D., Debowska, A. y Willmott, D. (2017). Análisis de perfil latente de rasgos psicopáticos entre delincuentes de homicidio, violentos en general, contra la propiedad y de cuello blanco. J. Crim. Solo. 51, 17 & # x201323. doi: 10.1016 / j.jcrimjus.2017.06.001

Boduszek, D., Hyland, P. y Bourke, A. (2012). Una investigación del papel de la personalidad, las características familiares y relacionadas con los compañeros en el delito homicida utilizando datos retrospectivos. J. Crim. Psychol. 2, 96 & # x2013106. doi: 10.1108 / 20093821211264414

Bruijn, E. F. -D. Y Sevenster, P. (1982). Reacciones de los padres a Young en espinosos (Gasterosteus aculeatus L.). Comportamiento 83, 186 & # x2013203.

Burgess, A. W., Commons, M. L., Safarik, M. E., Looper, R. R. y Ross, S. N. (2007). Delincuentes sexuales de ancianos: clasificación por motivo, tipología y predictores de la gravedad del delito. Agresión. Comportamiento violento. 12, 582 & # x2013597. doi: 10.1016 / j.avb.2007.02.006

Bygott, J. D. (1972). Canibalismo entre chimpancés salvajes. Naturaleza 238, 410 y # x2013411. doi: 10.1038 / 238410a0

Chan, H. -C. O. y Heide, K. M. (2009). Homicidio sexual: síntesis de la literatura. Abuso de violencia por trauma 10, 31 & # x201354. doi: 10.1177 / 1524838008326478

Chan, H. C. O., Heide, K. M. y Beauregard, E. (2010). Lo que impulsa a los asesinos sexuales: una teoría integrada propuesta de aprendizaje social y teorías de actividades rutinarias. En t. J. Ofensor Ther. Comp. Criminol. 55, 228 & # x2013250. doi: 10.1177 / 0306624X10361317

Clemens, A. M., Wang, H. y Brecht, M. (2020). El tabique lateral media el comportamiento de parentesco en la rata. Nat. Comun. 11: 3161. doi: 10.1038 / s41467-020-16489-x

Daly, M. y Wilson, M. (1982). Homicidio y parentesco. Soy. Anthropol. 84, 372 & # x2013378. doi: 10.1525 / aa.1982.84.2.02a00090

Dawkins, R. (1982). El gen egoísta. Nueva York: Oxford University Press.

DeLisi, M., Kosloski, A., Sween, M., Hachmeister, E., Moore, M. y Drury, A. (2010). Asesinato en cifras: costos monetarios impuestos por una muestra de delincuentes por homicidio. J. Psiquiatría forense Psychol. 21, 501 & # x2013513. doi: 10.1080 / 14789940903564388

DeSantis, D. T. y Schmaltz, L. W. (1984). La relación madre-camada en estudios de desarrollo con ratas: canibalismo versus cuidado. Dev. Psychobiol. 17, 255 & # x2013262. doi: 10.1002 / dev.420170306

Dixon, C. (2011). El caníbal de la ballesta: la historia definitiva de Stephen Griffiths y # x2014 el asesino en serie que se hizo a sí mismo. Londres: John Blake.

Elgar, M. A. y Crespi, B. J. (eds.) (1992). Canibalismo: Ecología y evolución entre diversos taxones. Oxford [Inglaterra]. Nueva York: Oxford University Press.

Fish, A. y Borowski, J. (2014). Albert Fish en sus propias palabras: Las impactantes confesiones del niño que mata al caníbal. Chicago, IL: Waterfront Productions.

FitzGerald, G. J. y van Havre, N. (1987). El significado adaptativo del canibalismo en espinosos (Gasterosteidae: Piscis). Behav. Ecol. Sociobiol. 20, 125 & # x2013128. doi: 10.1007 / BF00572634

Fouilloux, C., Ringler, E. y Rojas, B. (2019). Canibalismo. Curr. Biol. 29, R1295 y # x2013R1297. doi: 10.1016 / j.cub.2019.09.068

Fowler, A. y Hohmann, G. (2010). Canibalismo en bonobos salvajes (Pan paniscus) en Lui Kotale. Soy. J. Primatol. 72, 509 y # x2013514. doi: 10.1002 / ajp.20802

Fox, J. A. (2007). Informes uniformes de delitos [Estados Unidos]: Informes suplementarios de homicidio, 1976 & # x20132004. 2007-07-25.

Fox, J. A. y Zawitz, M. W. (2010). Tendencias de homicidios en Estados Unidos.

Fox, L. R. (1975). Canibalismo en poblaciones naturales. Annu. Rev. Ecol. Syst. 6, 87 & # x2013106. doi: 10.1146 / annurev.es.06.110175.000511

Garza, S. y Waldman, B. (2015). Discriminación de parentesco en larvas de salamandra polifénica: compensaciones entre aptitud inclusiva y transmisión de patógenos. Behav. Ecol. Sociobiol. 69, 1473 & # x20131481. doi: 10.1007 / s00265-015-1959-0

Gillies, H. (1976). Homicidio en el oeste de Escocia. Br. J. Psiquiatría 128, 105 y # x2013127. doi: 10.1192 / bjp.128.2.105

Goodall, J. (1977). Matanza de bebés y canibalismo en chimpancés de vida libre. Folia Primatol. 28, 259 y # x2013282. doi: 10.1159 / 000155817

Hamai, M., Nishida, T., Takasaki, H. y Turner, L. A. (1992). Nuevos registros de infanticidio y canibalismo dentro del grupo en chimpancés salvajes. Primates 33, 151 & # x2013162. doi: 10.1007 / BF02382746

Hamilton, W. D. (1964). La evolución genética del comportamiento social. II. J. Theor. Biol. 7, 17 & # x201352. doi: 10.1016 / 0022-5193 (64) 90039-6

Hausfater, G. y Hrdy, S. B. (2017). Infanticidio: perspectivas comparativas y evolutivas. Abingdon: Routledge.

Kapo, I., Kazaferi, A., Vyshka, G. y Xhemali, B. (2018). Un caso de esquizofrenia que se presenta con antropofagia. AJMHS 49:6.

Kolata, G. (1986). Los antropólogos sugieren que el canibalismo es un mito. Ciencias 232, 1497 y # x20131500. doi: 10.1126 / science.3715456

Lehti, M., Kivivuori, J., Bergsd & # x000F3ttir, G. S., Engvold, H., Granath, S., J & # x000F3nasson, J. O., et al. (2019). Informe de homicidio nórdico: homicidio en Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia, 2007 & # x20132016. Helsingin yliopisto, kriminologian ja oikeuspolitiikan instituutti Disponible en: https://researchportal.helsinki.fi/en/publications/nordic-homicide-report-homicide-in-denmark-finland-iceland-norway (Consultado el 11 de febrero de 2020).

Lester, D., White, J. y Giordano, B. (2015). Canibalismo. Omega (Westport) 70, 428 y # x2013435. doi: 10.1177 / 0030222815573732

Liberski, P. P., Gajos, A., Sikorska, B. y Lindenbaum, S. (2019). Kuru, la primera enfermedad priónica humana. Virus 7:11. doi: 10.3390 / v11030232

Lieberman, D., Tooby, J. y Cosmides, L. (2007). La arquitectura de la detección de parientes humanos. Naturaleza 445, 727 y # x2013731. doi: 10.1038 / nature05510

Lorenz, K., Wilson, M. K. y Huxley, J. (2002). Sobre la agresión. Londres: Routledge.

Mehlis, M., Bakker, T. C. M. y Frommen, J. G. (2008). Huele a espíritu sib: reconocimiento de parentesco en espinosos de tres espinas (Gasterosteus aculeatus) está mediada por señales olfativas. Anim. Cogn. 11, 643 & # x2013650. doi: 10.1007 / s10071-008-0154-3

Nishida, T. y Kawanaka, K. (1985). Canibalismo intragrupal por chimpancés machos adultos. Primates 26, 274 y # x2013284. doi: 10.1007 / BF02382402

Parr, L. A. y de Waal, F. B. M. (1999). Reconocimiento visual de parentesco en chimpancés. Naturaleza 399, 647 & # x2013648. doi: 10.1038 / 21345

Parrado, N. y Rause, V. (2013). Milagro en los Andes: 72 días en la montaña y mi largo camino a casa. Nueva York: Three Rivers Press.

Pfennig, D. W. (1997). Parentesco y canibalismo. Biociencia 47, 667 & # x2013675. doi: 10.2307 / 1313207

Pfennig, D. W., Reeve, H. K. y Sherman, P. W. (1993). Reconocimiento de parentesco y canibalismo en renacuajos de sapo de espada. Anim. Behav. 46, 87 y # x201394. doi: 10.1006 / anbe.1993.1164

Pfennig, D. W., Sherman, P. W. y Collins, J. P. (1994). Reconocimiento de parentesco y canibalismo en salamandras polifénicas. Behav. Ecol. 5, 225 & # x2013232. doi: 10.1093 / beheco / 5.2.225

Polis, G. A. (1980). El efecto del canibalismo en la demografía y la actividad de una población natural de escorpiones del desierto. Behav. Ecol. Sociobiol. 7, 25 & # x201335. doi: 10.1007 / BF00302515

Rajs, J., Lundstr & # x000F6m, M., Broberg, M., Lidberg, L. y Lindquist, O. (1998). Mutilación criminal del cuerpo humano en Suecia & # x2014un estudio psiquiátrico forense y médico-legal de treinta años. J. Forensic Sci. 43: 16183J. doi: 10.1520 / JFS16183J

Raymond, S., L & # x000E9ger, A. y Gasman, I. (2019). El perfil psicopatológico del canibalismo: una revisión de cinco casos. J. Forensic Sci. 64, 1568 & # x20131573. doi: 10.1111 / 1556-4029.14099

Ryan, S., Willmott, D., Sherretts, N. y Kielkiewicz, K. (2017). Un análisis psicolegal y la trayectoria criminal de la asesina en serie Beverley Allitt. EUR. J. Curr. Pierna. Cuestiones 23, 1 & # x201312.

Sahlins, M. (2003). Controversias mantenidas artificialmente: calentamiento global y canibalismo de Fiji. Anthropol. Hoy dia 19, 3 & # x20135. doi: 10.1111 / 1467-8322.00189

Sawin, P. B., Petropolus, S. F., Denenberg, V. H. y Ross, S. (1960). Antecedentes genéticos, fisiológicos y de comportamiento de la reproducción en el conejo. Comportamiento 15, 71 & # x201376. doi: 10.1163 / 156853960X00106

Sherretts, N., Boduszek, D., Debowska, A. y Willmott, D. (2017). Comparación de asesinos con reincidentes y delincuentes encarcelados por primera vez en cárceles estadounidenses sobre psicopatía e identidad como delincuente: un análisis exploratorio. J. Crim. Solo. 51, 89 y # x201392. doi: 10.1016 / j.jcrimjus.2017.03.002

Sugg, R. (2015). Momias, caníbales y vampiros: la historia de la medicina del cadáver desde el renacimiento hasta los victorianos. 2nd Edn. Abingdon: Routledge.

Tal, I. y Lieberman, D. (2008). & # x201C Detección de parentesco y desarrollo de aversiones sexuales: hacia una integración de teorías sobre abuso sexual familiar & # x201D en Relaciones familiares: una perspectiva evolutiva. eds. C. A. Salmon y T. K. Shackelford (Oxford: Oxford University Press), 205 & # x2013229.

Tanaka, C. T., Berger, W., Valen & # x000E7a, A. M., Coutinho, E. S. F., Jean-Louis, G., Fontenelle, L. F., et al. (2017). La incidencia mundial de neonaticida: una revisión sistemática. Arco. Ment para mujeres. Salud 20, 249 & # x2013256. doi: 10.1007 / s00737-016-0703-8

Tanaka, T. (2018). Horrores ocultos: crímenes de guerra japoneses en la Segunda Guerra Mundial. 2nd Edn. Lanham: Rowman y Littlefield.

Teixeira, E. H., Meneguette, J. y Dalgalarrondo, P. (2012). Matric & # x000EDdio, seguido de canibalismo e automutila & # x000E7 & # x000E3o de p & # x000EAnis e m & # x000E3o em paciente esquizofr & # x000EAnico motivado por del & # x000EDrios religiosos. J. Bras. Psiquiatr. 61, 185 & # x2013188. doi: 10.1590 / S0047-20852012000300011

Thomsen, A. H., Leth, P. M., Hougen, H. P., Villesen, P. y Brink, O. (2019). Homicidio en Dinamarca 1992 & # x20132016. Ciencia forense. Int .: Sinergia 1, 275 & # x2013282. doi: 10.1016 / j.fsisyn.2019.07.001

Programa Uniform Crime Reporting (UCR) Oficina Federal de Investigaciones (2020). Disponible en: https://www.fbi.gov/services/cjis/ucr (Consultado el 11 de febrero de 2020).

Villa, P. (2005). Canibalismo en la Europa prehistórica. Evol. Anthropol. 1, 93 & # x2013104. doi: 10.1002 / evan.1360010307

Westermarck, E. (1922). La historia del matrimonio humano. Nueva York, NY: Allerton Book Company.

Whitfield, J. T., Pako, W. H., Collinge, J. y Alpers, M. P. (2008). Ritos mortuorios del sur de proa y kuru. Philos. Trans. R. Soc. B 363, 3721 y # x20133724. doi: 10.1098 / rstb.2008.0074

Palabras clave: canibalismo, parentesco, homicidio, evolución, salud mental.

Cita: Oostland M y Brecht M (2020) Kin-Avoidance in Cannibalistic Homicide. Parte delantera. Psychol. 11: 2161. doi: 10.3389 / fpsyg.2020.02161

Recibido: 22 de abril de 2020 Aceptado: 03 de agosto de 2020
Publicado: 31 de agosto de 2020.

Pekka Santtila, Universidad de Nueva York Shanghai, China

Angelo Zappal & # x00E0, Istituto Universitario Salesiano Torino Rebaudengo (IUSTO), Italia
Dominic Willmott, Universidad Metropolitana de Manchester, Reino Unido
Jan Antfolk, & # x00C5bo Akademi University, Finlandia

Copyright & # x000A9 2020 Oostland y Brecht. Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la Licencia de atribución Creative Commons (CC BY). Se permite el uso, distribución o reproducción en otros foros, siempre que se acredite al autor (es) original (es) y al propietario (es) de los derechos de autor y se cite la publicación original en esta revista, de acuerdo con la práctica académica aceptada. No se permite ningún uso, distribución o reproducción que no cumpla con estos términos.


Investigadores denuncian la reactivación de la teoría del canibalismo caribeño

Crédito: Pixabay / CC0 Public Domain

En enero de 2020, una prestigiosa revista científica publicó un artículo que revivió una teoría desacreditada durante mucho tiempo, sugerida por primera vez por el explorador Cristóbal Colón: un grupo de caníbales merodeadores de América del Sur descendió sobre islas del Caribe alrededor del año 800 d.C., aterrorizando a las poblaciones locales.

El informe llamó inmediatamente la atención de otros arqueólogos, antropólogos e historiadores, incluido Scott Fitzpatrick, profesor de arqueología en la UO y director asociado del Museo de Historia Natural y Cultural.

"Hizo que mucha gente en nuestro círculo de académicos se interesara y se agitara", dijo Fitzpatrick. "Estábamos desconcertados por la revitalización de la narrativa caníbal, que es falsa y dañina para los grupos indígenas".

Dirigido por Christina Giovas en la Universidad Simon Fraser, Fitzpatrick y Tom Leppard en la Universidad Estatal de Florida, un grupo de 10 académicos se propuso refutar los hallazgos del artículo, que encontraron que utilizaba métodos y análisis defectuosos para sacar sus asombrosas conclusiones. Su respuesta acaba de publicarse en la misma revista, Informes científicos, una revista en línea revisada por pares publicada por Naturaleza.

El artículo de Fitzpatrick y sus colegas, conocido como una réplica, encontró que los métodos y hallazgos del estudio original eran defectuosos hasta un grado fatal. Las dos líneas de evidencia citadas por los autores originales "no tienen base en hechos científicos", dijo Fitzpatrick.

"Usar líneas tenues de evidencia para traer de vuelta la idea del canibalismo es bastante ridículo", dijo.

El riguroso toma y daca no es infrecuente en el mundo académico, donde un artículo controvertido generará una respuesta de otros académicos que utilizan sus propios datos para comparar y contrastar los hallazgos originales. Pero sólo en raras ocasiones, dijo Fitzpatrick, se les da a los científicos la oportunidad de escribir una réplica que refute efectivamente un artículo anterior.

El estudio original sugirió que personas conocidas como caribes, merodeadores y caníbales de América del Sur, invadieron Jamaica, La Española y las Bahamas alrededor del año 800 d.C., lo que representa una tercera ola de migración al Caribe previamente desconocida. Anteriormente, los estudiosos habían creído que los caribes nunca llegaron más al norte que Guadalupe.

Para respaldar sus hallazgos, los investigadores utilizaron dos líneas de evidencia. Examinaron especímenes craneales para mostrar similitudes entre los caribes de Venezuela y la gente de La Española, Jamaica y las Bahamas, y compararon muestras de cerámica de las diferentes regiones, nuevamente para mostrar que los caribes emigraron al Caribe.

En su réplica, Fitzpatrick y sus colegas dicen que las principales debilidades del artículo original tienen que ver con el número, la cronología y los contextos arqueológicos de los cráneos examinados. Para respaldar el argumento de una tercera ola de migración, los cráneos del Caribe y los cráneos de Venezuela deberían estar cerca en el tiempo y el espacio.

Pero los cuatro cráneos de Venezuela en el primer estudio son de edad, ubicación y afiliación cultural desconocidos, y es poco probable que representen la diversidad biológica de la región. En general, el 85 por ciento de los especímenes craneales examinados por los autores originales carecen de fechas de radiocarbono directo y solo pueden asignarse a un rango de 500 a 700 años.

Además, el artículo original utiliza un análisis estadístico que no puede representar de manera confiable las relaciones biológicas entre las series.

Los autores originales también argumentaron que la cerámica de La Española, Jamaica y las Bahamas es idéntica a la cerámica asociada a la expansión caribe en las cuencas del Amazonas y el Orinoco, pero no se proporciona evidencia arqueológica para apoyar la afirmación.

A pesar de un registro arqueológico en el Caribe que incluye "bastantes restos óseos", no hay evidencia de ningún tipo de canibalismo, dijo Fitzpatrick. Los grupos indígenas pueden haberle dicho a Colón que sus rivales eran guerreros y caníbales para ganarse el favor de los europeos, dijo Fitzpatrick.

El tropo del canibalismo fue utilizado por los europeos para legitimar su abuso de los pueblos indígenas, dijo Fitzpatrick. Los académicos han trabajado para desacreditar la teoría, dijo, por lo que se sorprendió al ver que el nuevo estudio revivía la idea de que "los indígenas corrían desenfrenadamente por las islas comiéndose unos a otros".

"Estos viejos cuentos no tienen base en hechos científicos, las herramientas que están usando para explicar esto no tienen ningún mérito, y su sugerencia errónea de canibalismo es dañina para las poblaciones que viven hoy que son de ascendencia caribe", dijo Fitzpatrick.


Ver el vídeo: El caníbal del Paraná (Mayo 2022).