Información

¿Puede ocurrir telegonía en humanos como en Telostylinus angusticollis?

¿Puede ocurrir telegonía en humanos como en Telostylinus angusticollis?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

¿Es posible que un macho humano transmita características de su fenotipo a través de factores no genéticos transmitidos por el semen a la descendencia posterior de su pareja engendrada por otro macho? Como sucede en las moscas (Crean et al., 2014).


Temas similares o similares a la telegonía (embarazo)

La teoría de la herencia sostiene que la descendencia puede heredar las características de una pareja anterior de la madre, por lo que el hijo de una mujer podría participar de los rasgos de una pareja sexual anterior. Wikipedia

Modelo de herencia que excluye explícitamente cualquier característica adquirida, como la del lamarckismo. Exactamente lo contrario de la herencia blanda, acuñada por Ernst Mayr para contrastar ideas sobre la herencia. Wikipedia

Tipo de herencia biológica que sigue los principios propuestos originalmente por Gregor Mendel en 1865 y 1866, redescubierta en 1900 y popularizada por William Bateson. Estos principios fueron inicialmente controvertidos. Wikipedia

Término utilizado en genética para las características o rasgos compuestos observables de un organismo. El término abarca la morfología o la forma y estructura física del organismo, sus procesos de desarrollo, sus propiedades bioquímicas y fisiológicas, su comportamiento y los productos del comportamiento. Wikipedia

Teoría psicológica según la cual las personas eligen entornos que complementan su herencia. Por ejemplo, los extrovertidos pueden interactuar deliberadamente con otros como ellos. Wikipedia

La doctrina o escuela de pensamiento de que la herencia juega un papel importante en la determinación de la naturaleza humana y los rasgos del carácter, como la inteligencia y la personalidad. Los hereditarios creen en el poder de la genética para explicar los rasgos del carácter humano y resolver los problemas sociales y políticos humanos. Wikipedia

Este artículo se refiere a los rasgos de la biología. Para otros usos del término, vea rasgo (desambiguación) Wikipedia

Estudio de genes, variación genética y herencia específicamente en plantas. Generalmente considerado un campo de la biología y la botánica, pero se cruza frecuentemente con muchas otras ciencias de la vida y está fuertemente vinculado con el estudio de los sistemas de información. Wikipedia

La ciencia de la genética del color de las cacatúas se ocupa de la herencia de la variación de color en las plumas de las cacatúas, Nymphicus hollandicus. Las mutaciones de color son un fenómeno natural pero muy raro que ocurre en cautiverio o en la naturaleza. Wikipedia

Sociedad culta establecida en 1970 y que promueve la investigación de las conexiones entre la herencia y el comportamiento, tanto humano como animal. Sus miembros apoyan la educación y la capacitación en genética del comportamiento y publican Behavior Genetics, una revista sobre el tema. Wikipedia

La ciencia de la genética del color del periquito se ocupa de la herencia de mutaciones que provocan variaciones de color en las plumas de la especie conocida científicamente como Melopsittacus undulatus. Las aves de esta especie se conocen comúnmente con los términos & # x27budgerigar & # x27, o informalmente simplemente & # x27budgie & # x27. Wikipedia

Teoría de la evolución biológica desarrollada por el naturalista inglés Charles Darwin y otros, que establece que todas las especies de organismos surgen y se desarrollan a través de la selección natural de pequeñas variaciones heredadas que aumentan la capacidad del individuo para competir, sobrevivir y reproducirse. También llamada teoría darwiniana, originalmente incluía los conceptos amplios de transmutación de especies o de evolución que obtuvieron una aceptación científica general después de que Darwin publicara El origen de las especies en 1859, incluidos conceptos anteriores a las teorías de Darwin. Wikipedia

El hipotético mecanismo de Charles Darwin para la herencia, en el que propuso que cada parte del cuerpo emitía continuamente su propio tipo de pequeñas partículas orgánicas llamadas gemulas que se agregaban en las gónadas, aportando información heredable a los gametos. Presentó esta & # x27 hipótesis provisional & # x27 en su obra de 1868 La variación de animales y plantas bajo domesticación, con la intención de llenar lo que él percibía como una brecha importante en la teoría de la evolución en ese momento. Wikipedia

La ciencia de la genética del color del agapornis de cara rosada se ocupa de la herencia de la variación de color en las plumas de la especie conocida como Agapornis roseicollis, comúnmente conocida como el agapornis de cara rosada o el agapornis de cara de melocotón. Los tortolitos de cara rosada tienen la gama más profunda de mutaciones disponibles de todas las especies de Agapornis. Wikipedia

Reemplazada cuando un consenso científico alguna vez lo aceptó ampliamente, pero la ciencia actual lo considera inadecuado, incompleto o desacreditado. Estas etiquetas no cubren las teorías científicas protocientíficas o marginales que nunca han tenido un amplio apoyo dentro de la comunidad científica. Wikipedia

Técnica dentro de la epidemiología genética para determinar si existe evidencia de que un gen principal subyace a la distribución de un rasgo fenotípico dado. Heredado de una manera mendeliana dominante, recesiva o codominante. Wikipedia


Epigenética e historia de vida

Evidencia reciente muestra que los machos de muchos taxones, incluidos nematodos, insectos, peces y mamíferos, pueden influir en el desarrollo y la calidad de la descendencia a través de factores epigenéticos transferidos en el esperma y / o el semen (revisado en Crean y Bonduriansky 2014 Rando 2016 Wang et al.2017 ). Estos factores epigenéticos pueden incluir pequeños ARN no codificantes (ncRNA), metilación del ADN y estructura de la cromatina, y todos estos factores pueden alterar la expresión génica en embriones en desarrollo (p. Ej., Milekic et al.2015 Grandjean et al.2015 Skinner 2016 Klosin et al. .2017).

En algunos casos, las modificaciones del patrón de metilación o las diferencias en la estructura de la cromatina del genoma haploide paterno en los espermatozoides se pueden retener durante el desarrollo embrionario de la descendencia o incluso hasta la edad adulta, lo que afecta aspectos importantes del fenotipo y la aptitud de la descendencia (Guerrero-Bosagna et al.2010 Manikkam et al. 2012 Vassoler et al.2012 Kelly 2014 Klosin et al.2017), y los ARN no codificantes (como miARN o ARNt) pueden transferirse al cigoto en el esperma y / o líquido seminal y también pueden alterar la expresión génica en la descendencia (Gapp et al.2014 Stoeckius et al.2014 Rodgers et al.2015 Marré et al.2016). Además, los cambios en múltiples tipos de factores epigenéticos a menudo parecen estar involucrados en los efectos paternos sobre la aptitud de la descendencia. Por ejemplo, las dietas ricas en grasas en ratones pueden alterar la expresión de miARN, los patrones de metilación y la estructura de la cromatina en la línea germinal paterna (Fullston et al. 2013 Duale et al. 2014 Barbosa et al. 2016), y luego estos pueden aumentar. o regular a la baja la expresión génica en la descendencia (que afecta a los genes implicados en el metabolismo, la secreción de insulina y la tolerancia a la glucosa, y el desarrollo del embrión) y provocar reducciones significativas en la salud de la descendencia (p. ej., Ng et al.2010 Binder et al.2012a, b Fullston et al. . 2013 Mitchell et al.2017). Si bien estos efectos paternos bien caracterizados actúan para reducir la aptitud de la descendencia, hay muchos ejemplos de efectos paternos no genéticos que tienen el potencial de aumentar la aptitud de la descendencia al mejorar la supervivencia de la descendencia y / o el éxito reproductivo (p. Ej., Bonduriansky y Head 2007 Zajitschek et al. 2017 Crean et al.2013 Delcurto et al.2013 Jensen et al.2014 Evans et al.2017). Los efectos paternos con efectos tanto negativos como positivos sobre la aptitud de la descendencia pueden estar mediados por mecanismos epigenéticos similares. Sin embargo, a pesar de su importancia potencial, ha habido poca o ninguna incorporación de los efectos paternos epigenéticos en la teoría de la historia de la vida.

Una idea central en la teoría de la historia de la vida es que la selección direccional persistente en los rasgos que mejoran la aptitud puede conducir a la exageración del rasgo y, por lo tanto, aumentar el costo metabólico requerido para producir el rasgo. Por lo tanto, se espera que la cantidad de recursos metabólicos disponibles para un individuo (es decir, su condición) determine la expresión de un rasgo tan costoso, dando como resultado la expresión del rasgo dependiente de la condición (Andersson 1982 Nur y Hasson 1984 Grafen 1990 Iwasa et al. 1991 Kotiaho 2001 Cotton et al.2004). Las personas que tienen menos recursos metabólicos (es decir, están en baja condición) son menos capaces de invertir en rasgos costosos en comparación con las personas que tienen más recursos metabólicos (es decir, están en alta condición); es decir, las personas con baja condición experimentan un costo marginal más alto. de expresión de rasgos. Esta teoría se ha aplicado ampliamente a los rasgos sexuales secundarios, como las exhibiciones y el armamento (Moller y Delope 1994 Mappes et al. 1996 Kotiaho 2000 Judge et al. 2008) y, más recientemente, a los rasgos post-copulatorios, como la calidad del esperma y cantidad (revisada en Fitzpatrick y Lüpold 2014 Lüpold et al.2016 Godwin et al.2017) y tamaño y composición de la eyaculación (Eberhard y Cordero 1995 Linklater et al.2007 Perry y Tse 2013 Friesen et al.2015 Bretman et al.2016 Wigby et al. al.2016). Todos estos rasgos son importantes para el éxito reproductivo masculino y, por lo tanto, pueden exagerarse mediante la selección.

La selección también puede favorecer la inversión paterna en la calidad de la descendencia (Maynard Smith 1977 Clutton-Brock 1991 Sheldon 2002 Requena y Alonzo 2017). Los costos y la condición-dependencia de la inversión paterna se han examinado en especies donde los machos proveen directamente a sus crías a través del cuidado paterno (revisado en Clutton-Brock 1991 Badyaev y Hill 2002 Kelly y Alonzo 2009), o confieren espermatóforos ricos en nutrientes u otros tipos de obsequios nupciales glandulares a las hembras (Gwynne y Simmons 1990 Michaud et al. 2013 Mirhosseini et al. 2014). Este aprovisionamiento seminal se asocia típicamente con la producción de eyaculados muy grandes que se espera que requieran una inversión sustancial de recursos e impongan costos metabólicos sustanciales. Sin embargo, estas formas obvias de inversión paterna faltan en la mayoría de las especies (Eberhard 1997).

Más recientemente, se ha reconocido que la inversión paterna puede extenderse más allá del cuidado parental y el suministro de nutrientes, con llamados a generalizar la definición de inversión parental más allá de una visión 'centrada en la nutrición' para incluir cualquier inversión en una descendencia que reduzca la capacidad de los padres para invertir en descendencia futura (Royle et al. 2012 también ver Trivers 1972). Si los mecanismos moleculares que median la transmisión de factores epigenéticos de los padres a sus descendientes son costosos de construir, mantener y desplegar, entonces los efectos epigenéticos paternos están incluidos en esta definición de inversión paterna. A continuación, argumentamos que los efectos paternos epigenéticos que mejoran la aptitud de la descendencia probablemente sean costosos, y que tales efectos deberían incorporarse a la teoría de la historia de vida como rasgos de inversión paternos dependientes de la condición. Además del aprovisionamiento conductual y nutricional, los machos pueden aumentar la supervivencia de la descendencia y / o el éxito reproductivo mediante la inversión en procesos moleculares que dan forma al epigenoma en la línea germinal paterna y determinan la naturaleza de los factores epigenéticos transferidos a la descendencia a través del esperma y el líquido seminal. . Esto puede proporcionar una variación sobre la que actuar la selección, y la descendencia más apta sobrevive para conferir la capacidad de invertir en la descendencia a través de tales mecanismos moleculares epigenéticos. La selección para mejorar la aptitud de la descendencia a través de la herencia epigenética puede aumentar aún más el costo metabólico de la inversión molecular, lo que resulta en una inversión fuertemente dependiente de la condición, como la observada en otros rasgos que mejoran la aptitud (Moller y Delope 1994 Rowe y Houle 1996 Kotiaho 2000 Perry y Rowe 2010).

Obviamente, los factores epigenéticos transmitidos a través de la línea germinal también pueden mediar los efectos maternos (revisado en Aiken et al. (2016)). Sin embargo, debido a que los efectos maternos pueden ocurrir a través de una amplia gama de mecanismos, como el citoplasma del huevo, el ambiente intrauterino o el aprovisionamiento posparto (Champagne 2008), el papel de los factores epigenéticos de la línea germinal puede ser difícil de establecer y tales factores es poco probable que constituyan un componente importante de la inversión materna total. Por el contrario, en las especies en las que los machos no proporcionan el cuidado de los padres ni los recursos nutricionales, es probable que los efectos epigenéticos paternos comprendan una gran parte de la inversión paterna total. Por lo tanto, enfocamos nuestra discusión en los efectos paternos mediados por factores epigenéticos.


DuPont oculta nuevos datos alarmantes

Los informes de la industria y las comunicaciones entre la FDA y los productores de PFAS entre 2008 y 2020 muestran cómo una secuencia de análisis de seguridad química inadecuados, estudios ocultos y una supervisión laxa crearon un escenario en el que los estadounidenses continúan expuestos al compuesto peligroso en el envasado de alimentos.

Los estudios de FTOH 6: 2 de 2008 que DuPont presentó a la FDA monitorearon el impacto de los altos niveles de exposición a la sustancia química en dos generaciones de ratas de laboratorio. Los animales sufrieron insuficiencia renal, daño hepático, problemas en las glándulas mamarias, dientes moteados y otros problemas. Sin embargo, DuPont y la FDA consideraron que la exposición de los seres humanos sería mucho menor y, con poca evidencia de apoyo, creían que el PFAS de cadena corta no se acumularía en los cuerpos humanos, dijo Maffini.

Ella llamó a tales estudios sobre PFAS "inexactos e inapropiados" porque los químicos son tóxicos en "niveles extremadamente bajos" y se sabe que se acumulan en los cuerpos de los animales.


Discusión

Empleamos el marco de geometría nutricional para investigar y comparar los efectos maternos y paternos, utilizando la mosca neriid T. angusticollis. Nuestro estudio arrojó varias ideas. En primer lugar, descubrimos que el consumo de nutrientes por parte de hembras y machos puede tener efectos sorprendentemente diferentes sobre la viabilidad, el desarrollo y el crecimiento de la descendencia. En particular, el consumo de proteínas por parte de hembras y machos tuvo efectos casi opuestos sobre el éxito de la eclosión de los huevos. Además, los efectos maternos sobre los rasgos de los adultos fueron mediados en gran medida por las proteínas en la dieta de las larvas, mientras que los efectos paternos fueron mediados principalmente por los carbohidratos. Si bien varios estudios han informado efectos diferenciales de los macronutrientes (especialmente las proteínas) en el rendimiento masculino y femenino (ver más abajo), mostramos que tales efectos pueden extenderse a través de generaciones. En segundo lugar, los efectos de los nutrientes de la dieta de los padres no eran lineales para la mayoría de los rasgos de la descendencia e interactivos para algunos rasgos, lo que destaca la importancia de tratar los efectos de los padres como normas de reacción en sistemas donde los parámetros ambientales varían a lo largo de gradientes continuos. En tercer lugar, la descendencia masculina y femenina respondió de manera diferente a algunos aspectos de la dieta de los padres, lo que sugiere que los efectos de los padres pueden estar sujetos a compensaciones entre el rendimiento de los hijos y las hijas. Nuestros hallazgos destacan la complejidad ecológica de los efectos de los padres y apuntan a posibles implicaciones evolutivas.

Comparación de los efectos maternos y paternos

Investigaciones previas sobre T. angusticollis, basado en un contraste entre dos dietas larvarias que difieren en la concentración total de nutrientes, arrojó evidencia de los efectos de la dieta larvaria paterna, pero no materna, sobre el tamaño corporal de la descendencia (Bonduriansky y Head 2007). Este estudio proporciona evidencia de que las dietas larvarias tanto maternas como paternas afectan el crecimiento de la descendencia. Sin embargo, encontramos que los macronutrientes pueden desempeñar papeles sorprendentemente diferentes en los efectos maternos y paternos.

Varios estudios previos han demostrado que el consumo de proteínas tiene efectos directos contrastantes sobre algunos rasgos relacionados con el fitness en los sexos. Trabaja en el cricket Teleogryllus commodus (Maklakov et al. 2008) y la mosca D. melanogaster (Zajitschek et al. 2013 Jensen et al. 2015) sugiere que, mientras que el consumo de proteínas por los adultos tiende a reducir la longevidad en ambos sexos, el consumo de proteínas por las hembras adultas mejora la fecundidad, quizás al proporcionar recursos para la producción de yema, mientras que el consumo de proteínas por los machos adultos tiene poco efecto sobre el éxito reproductivo masculino. Del mismo modo, en T. angusticollis, la restricción de proteínas en la dieta de adultos prolongó la longevidad en un 67% en ambos sexos y dejó a las hembras completamente infértiles, mientras que tuvo poco efecto sobre la capacidad reproductiva masculina (Adler et al. 2013). En este estudio, encontramos que la disponibilidad de proteínas en la dieta de las larvas femeninas tuvo efectos positivos en el éxito de la eclosión de los huevos y en el crecimiento de la descendencia. Debido a que las hembras alimentadas con una dieta larvaria rica en nutrientes producen huevos más grandes (Bonduriansky y Head 2007), los efectos positivos del consumo de proteína femenina podrían estar mediados por un mayor suministro de yema, lo que podría mejorar la viabilidad del embrión (Azevedo, French & Partridge 1997 Warner & Lovern 2014) . Por el contrario, la proteína en la dieta de las larvas masculinas pareció tener consecuencias en gran medida negativas para la descendencia, lo que redujo el éxito de la eclosión de los huevos pero no tuvo un efecto independiente sobre el crecimiento de la descendencia. Mayor consumo de proteínas por parte de los hombres. T. angusticollis larvas resulta en una asignación desproporcionada de recursos a rasgos sexuales secundarios (ver Sentinella, Crean y Bonduriansky 2013), y es posible que una compensación de asignación de recursos limite la inversión en testículos y glándulas accesorias en tales larvas, reduciendo así su capacidad para mejorar la viabilidad y el crecimiento de su descendencia a través de efectos paternos. El mecanismo molecular que media los efectos de la dieta de las larvas paternas sobre la descendencia en T. angusticollis no se conoce, pero el efecto parece estar mediado por el líquido seminal (Crean, Kopps y Bonduriansky 2014), lo que potencialmente implica a las proteínas de las glándulas accesorias o al ARN no codificante (Wong et al. 2007 Bromfield 2014 Stoeckius, Grun & Rajewsky 2014 Vojtech et al. Eaton 2014 et al. 2015 ).

Efectos de los padres como normas de reacción

Los efectos no lineales e interactivos de los macronutrientes pueden ser ecológicamente importantes porque pueden resultar en una dieta óptima, representada por un pico o meseta en la superficie de respuesta para la aptitud. Dichos picos se han informado en varios estudios de geometría nutricional que examinan los efectos directos de la ingesta de nutrientes (por ejemplo, Lee et al. 2008 Maklakov et al. Cotter 2008 et al. 2011 Fanson y Taylor 2012 Sentinella, Crean y Bonduriansky 2013). Encontramos evidencia de efectos parentales no lineales mediados por proteínas (particularmente en la dieta larvaria materna) y carbohidratos (particularmente en la dieta larvaria paterna), así como efectos interactivos de los dos macronutrientes, lo que resulta en picos aparentes para el crecimiento de la descendencia en valores intermedios. del consumo materno de proteínas y del consumo paterno de carbohidratos. De hecho, las superficies de efecto materno para el tamaño corporal de la descendencia masculina y femenina parecieron alcanzar un pico en valores intermedios de proteínas y carbohidratos, aunque no detectamos interacciones significativas entre proteínas y carbohidratos.

También encontramos que la longitud relativa de la cabeza de la descendencia era una función no lineal del consumo de proteínas de la madre y estaba sujeta a los efectos interactivos de las proteínas y los carbohidratos en la dieta de las larvas paternas. En este experimento, todas las crías se criaron con una dieta larvaria pobre en nutrientes, lo que da como resultado una expresión disminuida de los rasgos sexuales secundarios masculinos, como el alargamiento de la cabeza y una reducción del dimorfismo sexual (Bonduriansky 2007). Descubrimos que el alargamiento relativo de la cabeza se maximizaba con las dietas maternas bajas en proteínas y las dietas paternas bajas tanto en proteínas como en carbohidratos. La inversión en los homólogos femeninos de los rasgos sexuales secundarios masculinos siempre se suprime en T. angusticollis, de modo que el aumento del tamaño corporal se asocia con una reducción en la longitud relativa de la cabeza, reflejada en una alometría estática negativa para este rasgo en las hembras (Bonduriansky 2006, 2007). En los machos criados con una dieta larvaria pobre en nutrientes, la longitud relativa de la cabeza aumenta ligeramente con el aumento del tamaño corporal (de este experimento, pendiente de alometría estática para los machos = 1 · 13). Sin embargo, es posible que, cuando las larvas masculinas experimentan un ambiente pobre en nutrientes, cualquier contribución de recursos o factores de crecimiento a través de los efectos de los padres se asigne principalmente al crecimiento corporal, lo que da como resultado efectos opuestos del consumo de nutrientes de los padres sobre el tamaño corporal de la descendencia y la longitud relativa de la cabeza. .

Los picos de rendimiento a concentraciones o combinaciones particulares de nutrientes sugieren que la selección natural puede favorecer la elección del sitio de oviposición de grano fino por parte de las hembras y las estrategias de alimentación de las larvas (Cotter et al. 2011). Nuestros hallazgos sugieren que, además de optimizar los efectos directos sobre la viabilidad, el crecimiento y el desarrollo, estas estrategias también pueden seleccionarse para optimizar los efectos parentales no genéticos en la descendencia. Dado que los 'objetivos' de ingesta para diferentes rasgos pueden diferir, esto puede presentar un problema de optimización muy complejo, y comprender la evolución de las estrategias de oviposición y alimentación requerirá conocer los efectos de la composición de la dieta dentro y entre generaciones y la importancia relativa de estos efectos. para la aptitud en ambos sexos. La composición óptima de la dieta también puede depender de las condiciones ecológicas y sociales que determinan, por ejemplo, la importancia relativa de la asignación al tamaño corporal frente al desarrollo de los rasgos sexuales secundarios masculinos. Estos efectos podrían influir en la evolución de las estrategias sexuales. Por ejemplo, las hembras pueden beneficiarse seleccionando machos que se desarrollaron en un parche larvario óptimo porque dichos machos confieren una mayor aptitud de la descendencia (Bonduriansky y Day 2013).

Comparación de los efectos de los padres sobre hijos e hijas

Curiosamente, los efectos maternos fueron consistentes para el tamaño corporal de la descendencia masculina y femenina y el alargamiento relativo de la cabeza, mientras que los efectos paternos parecieron influir de manera desigual en la descendencia masculina y femenina para estos rasgos. El consumo paterno de carbohidratos redujo el tamaño corporal de la descendencia de ambos sexos, pero tuvo un efecto negativo más fuerte en las hijas que en los hijos. Asimismo, la longitud relativa de la cabeza de la descendencia masculina y femenina se vio afectada de manera desigual por la interacción de proteínas y carbohidratos en la dieta larvaria paterna. El crecimiento corporal y el desarrollo de rasgos sexuales secundarios están controlados en los insectos por la señalización del factor de crecimiento similar a la insulina, que es estimulada por la ingesta de nutrientes (Shingleton et al. 2007 Shingleton, Mirth & Bates 2008 Emlen et al. 2012). Debido a que el tamaño y la forma del cuerpo son rasgos sexualmente dimórficos en T. angusticollis, tanto la tasa de crecimiento general como el crecimiento de primordios de tejido adulto particulares (discos imaginales) pueden ser diferencialmente sensibles al factor de crecimiento similar a la insulina en larvas masculinas y femeninas. Por lo tanto, los efectos paternos que estimulan la señalización del factor de crecimiento similar a la insulina también pueden tener efectos diferenciales en las larvas masculinas y femeninas, aunque no está claro por qué los efectos maternos no afectan también a las larvas masculinas y femeninas de manera diferente.

Uso de la geometría nutricional para estudiar los efectos de los padres

Además de los efectos de la dieta de las larvas de los padres en la descendencia, la geometría nutricional también podría usarse para investigar los efectos de la dieta de los adultos de los padres (Brown et al. Peluc 2014 et al. 2014), las interacciones entre la dieta de los padres y la descendencia y los efectos sobre los nietos y más allá. El enfoque geométrico también podría usarse para investigar variaciones más detalladas en las dietas de larvas o adultos, como las proporciones de aminoácidos particulares (ver Grandison, Piper & Partridge 2009 Zajitschek et al. 2013). Además, la lógica de la geometría nutricional puede extenderse para investigar los efectos de tres nutrientes (Hawley, Simpson y Wilder 2016) y adaptarse para estudiar los efectos de otros parámetros, como el entorno social de los padres (Adler y Bonduriansky 2013).

El enfoque geométrico también impone ciertas limitaciones prácticas al diseño de estudios. En particular, puede ser poco práctico utilizar el enfoque geométrico para probar las interacciones entre los efectos maternos y paternos (por ejemplo, ver Nystrand y Dowling 2014): si se examinan varios niveles de un factor ambiental en cada sexo, las pruebas de interacciones materno-paterno serían requieren un experimento factorial extremadamente grande que involucre todas las combinaciones posibles de cruces. Del mismo modo, los diseños geométricos son difíciles de superponer en un trabajo de fama cuantitativo-genético, pero este problema se puede superar mediante el uso de clones o líneas endogámicas (ver Reddix et al. 2013 ).


Terroristas inmigrantes sirios musulmanes matan a 10 personas en Boulder Colorado y # 8211 Los expertos y políticos racistas anti-izquierdistas blancos y políticos odiaban y culpaban a los blancos antes de enterarse de que era moreno

White Privilege es: & # 8220 ser culpado cada vez que ocurre un tiroteo & # 8221

Solo trate de imaginar a cualquiera de estos expertos gritando & # 8220Brown Muslims & # 8221 después de un ataque terrorista islámico & # 8230 ¿por qué está bien odiar y gritar & # 8220white men & # 8221 después de este?

Amy Siskind culpando a los blancos por los crímenes de terrorista musulmán:

Tan pronto como la anti-blanca Amy Siskind se enteró de que el terrorista no era blanco, quiso olvidar su nombre y no hablar de él:

El estafador profesional Tariq Nasheed también culpa a los blancos por las acciones de un terrorista musulmán marrón:

El anti-blanco Hemal Jhaveri, un editor de raza e inclusión en USA today (lo que sea que eso signifique) culpa a los hombres blancos enojados por las acciones de un terrorista marrón:

Uzair Hasan Rizvi, que trabaja para AFP Fact Check, culpa a los blancos por las acciones de un terrorista pardo, difundiendo información errónea y # 8230

El lemming con lavado de cerebro David Hoffman culpa instantáneamente al macho blanco MAGA de derecha por las acciones del terorrist musulmán:

Ilhan Omar, el simpatizante terrorista y odiador de los blancos número uno, dice que solo cuando los no blancos cometen crímenes se muestran sus razas, que es literalmente lo contrario. Cuando los negros cometen delitos, nunca se menciona su raza.


¿Puede ocurrir telegonía en humanos como en Telostylinus angusticollis? - biología

Post por capitán no temer & raquo 27 de junio de 2017, 8:41 am

Lea el estudio. No garantiza ninguna de las conclusiones del artículo.

El artículo pretende informar sobre un "nuevo" estudio realizado por la Universidad de Seattle y el centro de cáncer Fred Hutchinson. (En primer lugar, es la Universidad de Washington, pero como veremos, el artículo no se preocupa demasiado por la precisión). El "nuevo" estudio se realizó en 2012, pero el estudio vinculado en el artículo es uno de 2005.

Lea los resúmenes y verá por qué. El estudio de 2005 menciona que si bien el microquimerismo masculino se observaba normalmente en madres de hijos varones, se había descubierto en algunas mujeres que nunca habían tenido hijos varones. En su conclusión, las relaciones sexuales se mencionan como una posible fuente de este ADN masculino en el cerebro femenino, junto con varias otras posibilidades.

En ninguna parte el estudio de 2005 se acerca a afirmar que las mujeres "almacenan el ADN de todos los hombres con los que tienen relaciones sexuales". De hecho, afirma que el ADN en cuestión solo se encontró en el 21% de las mujeres en general. Todo lo que dice es que, si bien sabemos que la mayor parte de este ADN masculino proviene de la descendencia masculina, no todo se tiene en cuenta, por lo que parte debe provenir de algún otro lugar, hasta ahora no lo sabemos.

El estudio de 2012 (sobre el que se informa en realidad el artículo) ni siquiera menciona las relaciones sexuales como una posible fuente de microquimerismo masculino en las mujeres.

Parece que alguien tomó una línea especulativa del estudio de 2005 y la convirtió en la base de un artículo completo sobre un estudio diferente, que resultó no ser más que un pretexto para su perorata contra la promiscuidad.

Re: & quotEstudio: Las mujeres almacenan el ADN de todos los hombres con los que tienen relaciones sexuales & quot

Post por Robin Hood & raquo 27 de junio de 2017, 9:45 am

sushi_chef escribió: ↑ 27 de junio de 2017, 2:24 am "El ADN masculino encontrado en el cerebro de las mujeres causa preocupación

Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Seattle y el Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson ha revelado que las mujeres absorben y retienen el ADN vivo de cada hombre con el que tienen relaciones sexuales.

Durante miles de años, la pureza de una mujer fue apreciada por encima de todo cuando se trataba de crear una familia. Ahora la comunidad científica está confirmando la validez de esa práctica. Hasta que se establezca la ciencia, los hombres que insisten en reproducirse con una mujer promiscua deberían al menos exigir entrevistar a sus parejas sexuales anteriores para que pueda familiarizarse con los hombres cuyos genes pueden transmitirse a sus futuros hijos.
"
Leer más en: http://www.neonnettle.com/features/1006. e-sexo con
© Ortiga de neón
:-B

Re: & quotEstudio: Las mujeres almacenan el ADN de todos los hombres con los que tienen relaciones sexuales & quot

Post por chef de sushi & raquo 28 de junio de 2017, 3:29 pm

Re: & quotEstudio: Las mujeres almacenan el ADN de todos los hombres con los que tienen relaciones sexuales & quot

Post por chef de sushi & raquo 28 de junio de 2017, 3:53 pm

Re: & quotEstudio: Las mujeres almacenan el ADN de todos los hombres con los que tienen relaciones sexuales & quot

Post por chef de sushi & raquo 28 de junio de 2017, 4:54 pm

^
El profesor Bonduriansky dijo: “Está bastante claro que ahora el líquido seminal está lleno de ARN paterno. Y esto sería en humanos, ratones, moscas de la fruta y gusanos nematodos al menos ".

Añadió: “En algunos sistemas, principalmente nematodos y ratones, existe evidencia de que estos ARN pueden desempeñar un papel en el desarrollo embrionario temprano.

"Pero el jurado aún no sabe exactamente qué efectos tienen estas moléculas".
"
http://evoke.ie/life-style/fruit-fly-study-ex-mates: -B

Re: & quotEstudio: Las mujeres almacenan el ADN de todos los hombres con los que tienen relaciones sexuales & quot

Post por MMcreer & raquo 28 de junio de 2017, 4:56 pm

Re: & quotEstudio: Las mujeres almacenan el ADN de todos los hombres con los que tienen relaciones sexuales & quot

Post por chef de sushi & raquo 28 de junio de 2017, 17:25

posiblemente para investigar el interés?

"La teoría, expuesta como historia natural por Aristóteles, fue aceptada a lo largo de la Antigüedad. El concepto de impregnación telegónica se expresó en la mitología griega en los orígenes de sus héroes. [Cita requerida] Tal doble paternidad, una inmortal, una mortal, era familiar característica de héroes como Teseo, que fue doblemente concebido en la misma noche. Según la comprensión del sexo en la Antigüedad, la mezcla de semen le dio a Teseo una combinación de características tanto divinas como mortales. De un supuesto Parnaso, fundador de Delfos, Pausanias [4] observa: "Al igual que los otros héroes, como se les llama, tuvo dos padres, uno de los cuales dicen que era el dios Poseidón, y el padre humano era Cleopompo". y un mortal.

La doctrina más general de las "impresiones maternas" también se conocía en el antiguo Israel. El libro de Génesis describe a Jacob induciendo a las cabras y ovejas de los rebaños de Labán a dar a luz crías con rayas y manchas colocando varas de madera oscura con rayas blancas en sus abrevaderos. [5] La telegonía también influyó en el cristianismo primitivo. Los seguidores gnósticos de Valentinius (circa 100-160 EC) característicamente llevaron el concepto del mundo fisiológico al ámbito de la psicología y la espiritualidad al extender la supuesta influencia incluso a los pensamientos de la mujer.
.


4. DISCUSIÓN

En los vertebrados longevos, los machos adultos suelen morir más jóvenes que las hembras, en parte porque los machos sufren una mayor mortalidad inicial y una mayor senescencia actuarial (Clutton-Brock e Isvaran, 2007). Aunque estudios recientes han avanzado nuestra comprensión de las diferencias sexuales en la duración de la vida y la senescencia (Brooks & Garratt, 2017 Clutton-Brock & Isvaran, 2007 Lemaître & Gaillard, 2013 Maklakov & Lummaa, 2013), no está claro si las condiciones ambientales tempranas generan diferencias de sexo en rasgos de la historia de vida, como la mortalidad. Nuestros resultados en una población salvaje de borrego cimarrón muestran que el entorno temprano influye en la mortalidad adulta de hembras y machos en direcciones opuestas. Un buen ambiente temprano redujo la mortalidad de adultos en las hembras, consistente con la hipótesis de la cuchara de plata, pero aumentó la mortalidad en los machos debido a la caza del trofeo.

Contrariamente a nuestra predicción, no hubo "efecto de filtrado" (Figura 1b) en los machos cimarrones. At Ram Mountain, late birth decreased survival to 1 year in males but not in females, likely because males require more resources than females for growth and survival in this highly seasonal environment (Feder et al., 2008 ). We expected that poor early environment would selectively remove stunted male lambs, thus leaving a cohort of robust males that lived longer. We found no evidence to support this, as natural mortality of adult males was independent of early environment. Furthermore, males born in good environments were heavier and had longer horns as adults than those born in poor environments. In roe deer (Capreolus capreolus), cohorts with high juvenile mortality then have greater adult survival for females but not males, presumably because female fawns are more susceptible to condition-dependent mortality than males (Garratt et al., 2015 ). Thus, adult female roe deer from cohorts that experienced high juvenile mortality tended to be heavier (Garratt et al., 2015 ). The apparent lack of “filtering effect” in bighorn sheep may be due to their higher and less variable juvenile survival compared to roe deer (Gaillard, Festa-Bianchet, Yoccoz, Loison, & Toïgo, 2000 ).

In addition to sex-specific effects of early environment on overall mortality, the patterns relating adult body mass and early conditions differ between males and females. Contrary to males, there was no influence of early environment on the mass of adult females. These differences likely result from different sexual selection pressures. In polygynous species, like bighorn sheep (Coltman et al., 2002 ), some males can monopolize many mating opportunities and male–male competition is intense. Consequently, there is strong selection for traits that increase competitive ability, such as body mass or horn length. Early growth can have a greater influence on reproductive success in males than in females, as shown in red deer (Cervus elaphus, Kruuk, Clutton-Brock, Rose, & Guinness, 1999 ). Males with poor early growth typically remain small through life (Carvalho et al., 2017 Solberg, Loison, Gaillard, & Heim, 2004 ). The potential to catch up after a bad start (sensu Hector & Nakagawa, 2012 ) is stronger in females (Festa-Bianchet, Jorgenson, & Réale, 2000 ). At Ram Mountain, small young females do not show compensatory growth but prolong their growth, so that the mass difference between females that are heavier and lighter than the median mass as yearlings decreases from 20% to 4% between 1 and 7 years of age (Marcil-Ferland, Festa-Bianchet, Martin, & Pelletier, 2013 ). We found that heavier females lived longer, consistent with previous findings for this population (Gaillard, Festa-Bianchet, Delorme, & Jorgenson, 2000 ). However, adult mass was not the phenotypic link between early environment and adult mortality of females.

Females that experienced a favourable early environment started to reproduce earlier, and early primiparity was associated with reduced adult mortality. The strong relationship between early environment and age at first reproduction may be attributed to the manner in which early environment was estimated. Body mass of yearling females, used to calculate early environmental index, affected their age at first reproduction (Martin & Festa-Bianchet, 2012 ). However, the slope of the relationship between early environment and age at first reproduction did not vary much when accounting for individual yearling mass (−0.29 ± 0.05 vs. −0.33 ± 0.05). In this population, females born at low density are at a reproductive advantage compared to those born at high density (Pigeon et al., 2017 ). Overall, these results support the existence of silver-spoon effects in females. Both the disposable soma (Kirkwood & Rose, 1991 ) and the antagonistic pleiotropy (Williams, 1957 ) theories predict negative covariation between allocation to reproduction in early adulthood and life-history traits at a later age. Age at first reproduction is often used to measure allocation to early reproduction (Lemaître et al., 2015 ). We found, however, no evidence of a trade-off between age at primiparity and adult survival. Inter-individual variation in resource acquisition (van Noordwijk & de Jong, 1986 ) seems unlikely to fully explain this negative result because our path analysis included adult mass. Possibly, females start to reproduce only when they can do so without suffering survival costs (Martin & Festa-Bianchet, 2012 ). Long-lived species such as ungulates usually do not show survival costs of reproduction (Hamel et al., 2010 ).

Our results also do not support the internal PAR, which predicts earlier primiparity for individuals born under poor conditions in response to a shorter life expectancy (Nettle et al., 2013 ). We suggest that strong developmental constraints force females born under poor environment to delay primiparity. In large mammalian herbivores, young females must reach a threshold body mass to ovulate (about 45 kg in bighorn sheep, Jorgenson, Festa-Bianchet, Lucherini, & Wishart, 1993 ). In these species, however, the predictions of internal PAR may apply to other reproductive traits (Berghänel, Heistermann, Schülke, & Ostner, 2016 Douhard et al., 2016 ) such as maternal care. Testing this hypothesis is beyond the scope of this study, but remains an important topic for future investigation. The internal PAR hypothesis seems more likely to apply than external PAR to long-lived species, because environmental autocorrelation must be almost perfect for external PAR to evolve (Nettle et al., 2013 ). Contrary to what the external PAR hypothesis predicts, we found no interaction between early and current environmental conditions on mortality risk in either sex. In addition, the external PAR does not hold for annual reproductive success in female bighorn sheep (Pigeon et al., 2017 ). There is an overall lack of support for the external PAR in long-lived species (humans: Hayward, Rickard, & Lummaa, 2013 roe deer: Douhard et al., 2014 baboons: Lea, Altmann, Alberts, & Tung, 2015 mountain goats: Panagakis, Hamel, & Côté, 2017 ), as well as in a range of other organisms (Briga, Koetsier, Boonekamp, Jimeno, & Verhulst, 2017 Uller, Nakagawa, & English, 2013 ).

In males, early environment and adult mortality were linked by an indirect effect through horn length. Adult males that experienced a favourable early environment had longer horns and died earlier because hunting regulations prohibit the harvest of rams with small horns (Festa-Bianchet et al., 2014 ). Males that experienced good early environment were also heavier by 4 years of age. Although ram mass and horn length are moderately correlated, mass is not a direct target of trophy hunting (Pigeon et al., 2016 ). Survival costs of growing large horns in ungulates are predicted (Geist, 1966 ) but generally not observed (Bonenfant et al., 2009 ). A trade-off between horn growth and natural longevity was only documented in male Soay sheep (Ovis aries) (Robinson et al., 2006 ), likely because large male lambs participate in rutting activities. Once hunting mortality was excluded, neither mass nor horn length influenced adult mortality of bighorn rams. Our results confirm that trophy hunting does not mimic natural mortality (Bonenfant et al., 2009 ).

The findings on natural mortality of bighorn males must, however, be interpreted with caution. By definition, rams available for harvest are not a random sample of the population because they must reach a minimum degree of horn curl (4/5 curl before 1996 and full curl between 1996 and 2011). Hunting pressure was high: these males had a 40% yearly probability of being shot (Coltman, O'Donoghue, Jorgenson, Strobeck, & Festa-Bianchet, 2003 ). Without hunting, rams growing large horns early in life may reach the oldest age group. In unhunted Alpine ibex (Capra ibex), males growing large horn annuli in a given year had higher survival probability in the following year (von Hardenberg, Bassano, del Pilar Zumel Arranz, & Bogliani, 2004 ). The data used in our analyses might not reflect the mortality response observed in complete cohorts of bighorns that die of natural causes. Because hunting continued to 2011, the numbers of cohorts over which this hypothesis may be assessed are not yet sufficient.

There is growing evidence that harvest-induced selection may cause rapid evolutionary changes (Allendorf & Hard, 2009 Darimont et al., 2009 Kvalnes, Sæther, Haanes, Engen, & Solberg, 2016 ). These life-history changes can have a strong impact on populations, communities and ecosystems (Palkovacs, Moritsch, Contolini, & Pelletier, 2018 ). Our results suggest that trophy hunting can also profoundly alter the link between ecology and sex differences in mortality. These results may occur in other species because trophy hunting is widespread world-wide (Palazy, Bonenfant, Gaillard, & Courchamp, 2012 ). Thus, changes in sex-specific mortality according to early environment can be caused by factors other than differences in viability selection during early life (Garratt et al., 2015 ). Although only a few studies have tested whether variation in early environment can drive sex differences in adult survival, the diversity of observed responses (Table 1, this study) stresses the potential pitfalls of extrapolating across species. We thus encourage additional studies on the influence of early environment on adult survival and actuarial senescence of both sexes.


Disney’s Anti-White, Pro Diversity Internal Employee Indoctrination Manual

The Walt Disney Corporation claims that America was founded on “systemic racism,” encourages employees to complete a “white privilege checklist,” and separates minorities into racially-segregated “affinity groups.”


Indoctrination: US College Faculty – Democrats outnumber Republicans among social scientists, 11.5 to one.

Ratio of Democrats to Republicans in academic departments Economics: 4.5 to 1 History: 33 to 1 Journalism: 20 to 1 Law: 8.6 to 1 Psychology: 17.4 to 1 Total: 11.5 to 1 Ratio among U.S. registered voters: 1.19 to 1

The study, published online by Econ Journal Watch, considered voter registration data for faculty members at 40 leading U.S. institutions in economics, history, communications, law and psychology. Of 7,243 professors total, about half are registered. Some 3,623 are Democrats while just 314 are Republicans.

Economists are the most mixed group, with a ratio of 4.5 Democrats for every Republican. Historians as a group are the most lopsided, at 33.5 to one the paper attributes this to the rise of specializations such as gender, culture, race and the environment. (Some classify history as one of the humanities disciplines.) Lawyers are 8.6 to one and psychologists are 17.4 to one, while communications scholars, including journalism professors, are 20 to one.

The ratios have become more extreme since 2004, according to the study, and age profiles suggest that trend will continue. That’s despite researchers’ concerns that current data may be “somewhat abberational,” given the polarizing candidacy of Republican Donald Trump for president.


Ver el vídeo: Αρλέτα - Η Σερενάτα - Official Audio Release (Febrero 2023).