Información

¿Por qué la enfermedad por radiación provoca la caída del cabello?

¿Por qué la enfermedad por radiación provoca la caída del cabello?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Según tengo entendido, el envenenamiento por radiación (síndrome de radiación aguda) es fatal porque la radiación mata las células. Sin embargo, ¿por qué las víctimas experimentan la pérdida del cabello en una etapa tan temprana del proceso?


El envenenamiento por radiación causa mutaciones en el ADN que afectan el funcionamiento normal de las células y, a menudo, provocan la muerte. Las células normalmente tienen varios mecanismos de reparación, pero si el daño es demasiado grande, no podrán hacerlo. En particular, las células que se dividen rápidamente no tendrán tiempo de reparar su ADN antes de la división y, por lo tanto, mueren mucho más rápido que otras células. La quimioterapia se basa en este concepto. Mediante la introducción selectiva de fármacos o radiación que se dirigen a las células que se dividen rápidamente, las células cancerosas, que se dividen con mucha rapidez y sin control, se eliminan antes que la mayoría de las células normales.

Sin embargo, hay algunas células en el cuerpo que se dividen muy rápidamente. Las células ciliadas son uno de esos tipos, por lo que el cabello a menudo se cae durante la quimioterapia o la enfermedad por radiación. Otro tipo de células grandes son las del intestino, que se dividen constantemente. Es por eso que a menudo ves a personas en películas que han estado expuestas a la radiación y vomitan. La radiación se dirige primero a esas células, por lo que esos son los primeros síntomas.


Efectos sobre los órganos del cuerpo (efectos somáticos)

Una amplia variedad de reacciones ocurren en respuesta a la irradiación en los diferentes órganos y tejidos del cuerpo. Algunas de las reacciones ocurren rápidamente, mientras que otras ocurren lentamente. La muerte de las células en los tejidos afectados, por ejemplo, puede detectarse minutos después de la exposición, mientras que los cambios degenerativos como la cicatrización y la degradación del tejido pueden no aparecer hasta meses o años después.

En general, las células que se dividen son más radiosensibles que las células que no se dividen (consulte Efectos sobre la célula), con el resultado de que la lesión por radiación tiende a aparecer más pronto en aquellos órganos y tejidos en los que las células proliferan rápidamente. Dichos tejidos incluyen la piel, el revestimiento del tracto gastrointestinal y la médula ósea, donde las células progenitoras se multiplican continuamente para reemplazar las células maduras que se pierden constantemente por el envejecimiento normal. Los primeros efectos de la radiación en estos órganos resultan en gran parte de la destrucción de las células progenitoras y la consiguiente interferencia con el reemplazo de las células maduras, un proceso esencial para el mantenimiento de la estructura y función normales de los tejidos. Los efectos dañinos de la radiación en un órgano generalmente se limitan a la parte del órgano directamente expuesta. En consecuencia, la irradiación de solo una parte de un órgano generalmente causa menos deterioro en la función del órgano que la irradiación de todo el órgano.

La radiación puede causar varios tipos de lesiones en la piel, según la dosis y las condiciones de exposición. La reacción exterior más temprana de la piel es un enrojecimiento transitorio (eritema) del área expuesta, que puede aparecer horas después de una dosis de 6 Gy o más. Esta reacción generalmente dura solo unas pocas horas y es seguida de dos a cuatro semanas después por una o más oleadas de enrojecimiento más profundo y prolongado en la misma área. Una dosis mayor puede causar ampollas y ulceraciones posteriores en la piel y pérdida de cabello, seguidas de una pigmentación anormal meses o años después.


Efecto de la quimioterapia en las células

Las células cancerosas tienden a dividirse muy rápidamente, a un ritmo mucho mayor que la mayoría de las células del cuerpo. Ignoran las señales y los mecanismos que les dicen a las células normales que dejen de dividirse.

Algunas células normales de nuestro cuerpo también se dividen rápidamente, como las células del folículo piloso, las células de la membrana mucosa que recubren el tracto digestivo (boca, garganta, estómago, intestinos) y las células productoras de sangre en la médula ósea.

Los medicamentos de quimioterapia actúan dirigiéndose a las células que se dividen rápidamente. Dañan el material genético dentro de las células (ARN y ADN) que guían la división celular. Los medicamentos de quimioterapia no pueden diferenciar entre estas células normales que se dividen rápidamente y las células cancerosas, por lo que el medicamento también afecta a estas células.

Los folículos pilosos tienen un buen suministro de sangre, lo que desafortunadamente permite que los medicamentos de quimioterapia lleguen a ellos de manera eficiente. Aproximadamente el 65% de las personas que reciben quimioterapia experimentarán pérdida de cabello. La cantidad de pérdida de cabello puede depender del agente de quimioterapia que se use, así como del momento, la dosis y la vía de administración. También puede variar de una persona a otra y es difícil predecir quién se verá más afectado.

Aproximadamente el 90% del cabello del cuero cabelludo se encuentra en la fase de crecimiento activo (anágena) en cualquier momento. Este cabello se verá afectado por los agentes de quimioterapia.

Hay cinco clases de medicamentos de quimioterapia, cada uno de los cuales afecta a una parte diferente del ciclo de crecimiento celular o actúa de manera diferente. El agente elegido depende del tipo de cáncer.

Agentes alquilantes

Los agentes alquilantes dañan el ADN celular en todas las fases del ciclo de crecimiento celular. Se utilizan para el cáncer de mama, pulmón y ovario, así como para el cáncer de la sangre.

Los agentes con más probabilidades de causar la caída del cabello incluyen Cytoxan (ciclofosfamida) y Busulfex (busulfano). Las sales metálicas de platino, como el paraplatino (carboplatino) y el platinol (cisplatino) tienen menos probabilidades de provocar la caída del cabello.

Antimetabolitos

Los antimetabolitos se hacen pasar por los componentes básicos del ARN y el ADN, evitando que el material genético haga copias de sí mismo, por lo que la célula no puede dividirse. Se utilizan para el cáncer de mama, de ovario y de colon, así como para la leucemia.

Es más probable que Adrucil (fluorouracilo) y Gemzar (gemcitabina) provoquen la caída del cabello, mientras que es menos probable que el metotrexato lo haga.

Antibióticos antitumorales

Los antibióticos antitumorales actúan sobre la capacidad de las células para hacer copias de ADN, inhibiendo el crecimiento y la división celular. Se utilizan para tratar muchos tipos de cáncer.

Entre estos, Cosmegen (dactinomicina), Adriamicina (doxorrubicina) e Idamicina (idarrubicina) tienen más probabilidades de causar pérdida de cabello, mientras que Bleo 15K (bleomicina) y Mutamicina (mitomicina C) tienen menos probabilidades de hacerlo.

Inhibidores de la topoisomerasa

Los alcaloides de las plantas (inhibidores de la topoisomerasa) se dirigen a enzimas específicas que permiten que las cadenas de ADN se separen y hagan copias de sí mismas. Se utilizan para el cáncer de pulmón, de ovario, colorrectal y de páncreas, así como para algunas leucemias.

Entre este grupo, se observa más pérdida de cabello con VePesid (etopósido) y Camptosar (irinotecan) y menos con Novantrone (mitoxantrona) e Hycamtin (topotecan).

Inhibidores mitóticos

Otros alcaloides vegetales son inhibidores mitóticos. Inhiben las enzimas necesarias para la reproducción celular. Estos incluyen los taxanos (hechos de la corteza del árbol del tejo del Pacífico) y los alcaloides de la vinca (derivados de la planta del bígaro). Se utilizan para los cánceres de mama, pulmón y sangre.

Es más probable que estos agentes de quimioterapia provoquen la caída del cabello. Incluyen Taxol (paclitaxel), Taxotere (docetaxel), Ellence (epirrubicina), Ixempra (Ixabepilone), Ellence (epirrubicina), Vincasar (vincristina) y Alocrest (vinorelbina).

¿La radiación también está contribuyendo a la pérdida de mi cabello?

Algunas personas reciben tratamientos tanto de radiación como de quimioterapia, y ambos pueden contribuir a la caída del cabello. La radiación afecta el cabello solo en el área del cuerpo que se trata. Esto puede significar que se ha perdido el cabello en esa área, pero no el cabello en el cuero cabelludo (aunque eso puede verse afectado por la quimioterapia). En dosis más bajas, la caída del cabello por radiación es temporal, pero en dosis más altas puede ser permanente.

Variación de efectos

Algunos de los medicamentos contra el cáncer más nuevos son más precisos para dirigirse a las células cancerosas y es posible que no provoquen la caída del cabello. Además, existen diversos grados de pérdida de cabello, independientemente del tipo y régimen de quimioterapia.


Efectos secundarios específicos de la radioterapia que afectan partes del cuerpo.

Si está recibiendo radioterapia en el cerebro

Las personas con tumores cerebrales a menudo se someten a radiocirugía estereotáctica (radiación administrada en una dosis grande) si el cáncer está en solo uno o unos pocos sitios del cerebro. Los efectos secundarios dependen de dónde se dirija la radiación. Algunos efectos secundarios pueden aparecer rápidamente, pero otros pueden no aparecer hasta 1 o 2 años después del tratamiento. Hable con su oncólogo radioterapeuta sobre qué debe estar atento y cuándo llamar a su médico.

Si el cáncer está en muchas áreas, a veces se trata con radiación todo el cerebro. Es posible que los efectos secundarios de la radioterapia de todo el cerebro no se noten hasta unas semanas después de que comience el tratamiento.

La radiación al cerebro puede causar estos efectos secundarios a corto plazo:

  • Dolores de cabeza
  • Perdida de cabello
  • Náusea
  • Vómitos
  • Cansancio extremo (fatiga)
  • Pérdida de la audición
  • Cambios en la piel y el cuero cabelludo
  • Problemas con la memoria y el habla.
  • Convulsiones

Algunos de estos efectos secundarios pueden ocurrir porque la radiación ha provocado la inflamación del cerebro. Por lo general, se administran medicamentos para prevenir la inflamación del cerebro, pero es importante informar a su equipo de atención médica contra el cáncer sobre los dolores de cabeza o cualquier otro síntoma. El tratamiento puede afectar a cada persona de manera diferente y es posible que usted no tenga estos efectos secundarios particulares.

La radiación dirigida al cerebro también puede tener efectos secundarios que se manifiestan más tarde, por lo general de 6 meses a muchos años después de que finaliza el tratamiento. Estos efectos retardados pueden incluir problemas graves como pérdida de memoria, síntomas similares a los de un accidente cerebrovascular y función cerebral deficiente. También puede tener un mayor riesgo de tener otro tumor en el área, aunque esto no es común.

Hable con su equipo de atención médica contra el cáncer sobre qué esperar de su plan de tratamiento específico.

Si está recibiendo radioterapia en la cabeza o el cuello

Las personas que reciben radiación en la cabeza y el cuello pueden tener efectos secundarios como:

  • Dolor (o incluso llagas abiertas) en la boca o garganta
  • Boca seca
  • Dificultad al tragar
  • Cambios en el gusto
  • Náusea
  • Dolores de oído
  • La caries dental
  • Hinchazón de las encías, la garganta o el cuello.
  • Perdida de cabello
  • Cambios en la textura de la piel
  • Rigidez de la mandíbula

Cómo cuidar su boca durante el tratamiento

Si recibe radioterapia en la cabeza o el cuello, debe cuidar bien los dientes, las encías, la boca y la garganta. A continuación, se incluyen algunos consejos que pueden ayudarlo a controlar los problemas de la boca:

  • Evite los alimentos picantes y ásperos, como verduras crudas, galletas saladas y nueces.
  • No coma ni beba alimentos o bebidas muy calientes o muy fríos.
  • No fume, mastique tabaco ni beba alcohol, ya que pueden empeorar las llagas en la boca.
  • Manténgase alejado de los bocadillos azucarados.
  • Pídale a su equipo de atención médica contra el cáncer que le recomiende un buen enjuague bucal. El alcohol en algunos enjuagues bucales puede secar e irritar los tejidos de la boca.
  • Enjuague su boca con sal tibia y agua con gas cada 1 o 2 horas según sea necesario. (Use 1 cucharadita de sal y 1 cucharadita de bicarbonato de sodio en 1 litro de agua).
  • Beba bebidas frías con frecuencia durante el día.
  • Coma dulces sin azúcar o mastique chicle para ayudar a mantener la boca húmeda.
  • Humedezca los alimentos con salsas y salsas para que sean más fáciles de comer.
  • Pregúntele a su equipo de atención médica contra el cáncer sobre medicamentos para ayudar a tratar las llagas en la boca y controlar el dolor al comer.

Si estas medidas no son suficientes, pida consejo a su equipo de atención médica contra el cáncer. La sequedad bucal puede ser un problema incluso después de finalizado el tratamiento. Si es así, hable con su equipo sobre lo que puede hacer.

Cómo cuidar sus dientes durante el tratamiento

El tratamiento con radiación en la cabeza y el cuello puede aumentar sus probabilidades de desarrollar caries. Esto es especialmente cierto si tiene la boca seca como resultado del tratamiento.

Antes de comenzar con la radiación, hable con su equipo de atención médica contra el cáncer sobre si debe hacerse un chequeo completo con su dentista. Pídale a su dentista que hable con su médico especialista en radiación antes de comenzar el tratamiento. Si tiene uno o más dientes con problemas, su dentista puede sugerir que se los extraiga antes de comenzar el tratamiento. La radiación (y la boca seca) podría dañarlos hasta el punto en que de todos modos deberán eliminarse, y esto puede ser más difícil de hacer después de que comience el tratamiento.

Si usa dentadura postiza, es posible que ya no le queden bien debido a la inflamación de las encías. Si sus dentaduras postizas le causan llagas, es posible que deba dejar de usarlas hasta que termine la radioterapia para evitar que las llagas se infecten.

Es posible que su dentista quiera verlo durante su radioterapia para revisar sus dientes, hablar con usted sobre el cuidado de su boca y dientes y ayudarlo a lidiar con cualquier problema. Lo más probable es que le digan que:

  • Lávese los dientes y las encías con un cepillo muy suave después de las comidas y al menos una vez al día.
  • Utilice una pasta de dientes con flúor que no contenga abrasivos.
  • Enjuágate bien la boca con agua fría o una solución de bicarbonato de sodio después de cepillarte. (Use 1 cucharadita de bicarbonato de sodio en 1 litro de agua).
  • Si normalmente usa hilo dental, pregunte a su dentista o al equipo de atención médica contra el cáncer si esto está bien durante el tratamiento. Informe a su equipo de atención médica contra el cáncer si esto le causa sangrado u otros problemas.

Si está recibiendo radioterapia en el seno

Si recibe radiación en el seno, puede afectar su corazón o pulmones, además de causar otros efectos secundarios.

Efectos secundarios a corto plazo

La radiación en la mama puede causar:

  • Irritación de la piel, sequedad y cambios de color.
  • Dolor de mamas
  • Hinchazón de las mamas por acumulación de líquido (linfedema)

Para evitar irritar la piel alrededor del seno, las mujeres deben intentar ir sin sostén siempre que puedan. Si esto no es posible, use un sostén de algodón suave sin aros.

Si sus hombros se sienten rígidos, pregunte a su equipo de atención médica contra el cáncer acerca de ejercicios para mantener su hombro moviéndose libremente.

El dolor en los senos, los cambios de color y la acumulación de líquido (linfedema) probablemente desaparecerán uno o dos meses después de que termine la radioterapia. Si la acumulación de líquido continúa siendo un problema, pregúntele a su equipo de atención médica contra el cáncer qué pasos puede tomar. Consulte Linfedema para obtener más información.

Cambios a largo plazo en la mama.

La radioterapia puede provocar cambios a largo plazo en la mama. Su piel puede ser un poco más oscura y los poros pueden ser más grandes y más visibles. La piel puede ser más o menos sensible y sentirse más gruesa y firme que antes del tratamiento. A veces, el tamaño de la mama cambia; puede agrandarse debido a la acumulación de líquido o disminuir debido al tejido cicatricial. Estos efectos secundarios pueden durar mucho tiempo después del tratamiento.

Después de aproximadamente un año, no debería tener ningún cambio nuevo. Si observa cambios en el tamaño, la forma, la apariencia o la textura de los senos después de este tiempo, infórmeselo a su equipo de atención médica contra el cáncer de inmediato.

Efectos secundarios menos comunes en áreas cercanas.

Aunque es poco común, la radiación a la mama puede afectar los órganos del pecho, incluidos el corazón y los pulmones. Esto no es tan común hoy como lo fue en el pasado, porque los equipos de radioterapia modernos permiten a los médicos enfocar mejor los haces de radiación en el área con cáncer, con menos efecto en otras áreas.

Fracturas de costillas: En casos raros, la radioterapia puede debilitar las costillas, lo que podría provocar una fractura. Asegúrese de comprender lo que debe buscar e informe a su equipo de atención médica contra el cáncer si nota alguno de estos efectos secundarios.

Complicaciones cardíacas: La radiación a la mama también puede afectar el corazón. Puede causar endurecimiento de las arterias (lo que puede aumentar la probabilidad de sufrir un ataque cardíaco en el futuro), daño en las válvulas cardíacas o latidos cardíacos irregulares.

Daño pulmonar (neumonitis por radiación): Recibir radiación en la mama a veces puede causar una inflamación de los pulmones, que se llama neumonitis por radiación. Consulte "Si está recibiendo radiación en el pecho" a continuación para obtener más detalles.

Daño a los nervios en el hombro y brazo: La radiación a la mama a veces puede dañar algunos de los nervios del brazo. Se llama plexopatía braquial y puede provocar entumecimiento, hormigueo, dolor y debilidad en el hombro, brazo y mano.

Efectos secundarios de la braquiterapia

Si su tratamiento incluye braquiterapia (implantes de radiación interna), es posible que note sensibilidad, opresión, enrojecimiento y hematomas en los senos. También puede tener algunos de los mismos efectos secundarios que ocurren con la radioterapia externa. Informe a su equipo de atención médica contra el cáncer sobre cualquier problema que observe.

Si está recibiendo radioterapia en el pecho

El tratamiento con radiación en el pecho puede causar efectos secundarios como:

  • Dolor de garganta
  • Problemas para tragar
  • Pérdida de apetito
  • Tos
  • Dificultad para respirar

La radiación también puede causar otros problemas en el corazón o los pulmones.

Complicaciones cardiacas

Recibir radiación en la parte media del pecho puede aumentar su riesgo de enfermedad cardíaca. Este riesgo aumenta con dosis de radiación más altas y áreas de tratamiento más grandes en esta parte de su cuerpo. La radiación también puede causar endurecimiento de las arterias (lo que puede aumentar la probabilidad de sufrir un ataque cardíaco en el futuro), daño a las válvulas cardíacas o latidos cardíacos irregulares.

Neumonitis por radiación

La neumonitis por radiación es una inflamación de los pulmones que puede ser causada por un tratamiento con radiación en el pecho (o con menos frecuencia, en la mama). Puede ocurrir alrededor de 3 a 6 meses después de recibir radioterapia. Es más probable si tiene otras enfermedades pulmonares, como enfisema (que implica un daño gradual del tejido pulmonar). Los síntomas comunes de la neumonitis por radiación incluyen:

  • Dificultad para respirar que generalmente empeora con el ejercicio.
  • Dolor en el pecho, que a menudo empeora al inhalar profundamente
  • Tos
  • Esputo teñido de rosa
  • Fiebre leve
  • Debilidad

A veces no hay síntomas y la neumonitis por radiación se detecta en una radiografía de tórax.

Los síntomas a menudo desaparecen por sí solos, pero si se necesita tratamiento, se basa en tratar de disminuir la inflamación. Por lo general, se usan esteroides, como prednisona. Con tratamiento, la mayoría de las personas se recuperan sin efectos duraderos. Pero si persiste, puede provocar fibrosis pulmonar (rigidez o cicatrización de los pulmones). Cuando esto sucede, los pulmones ya no pueden inflarse completamente y tomar aire.

Asegúrese de comprender lo que debe buscar e informe a su equipo de atención médica contra el cáncer si nota alguno de estos efectos secundarios.

Si está recibiendo radioterapia en el abdomen (vientre)

Si recibe radiación en el estómago o en alguna parte del abdomen (barriga), es posible que tenga efectos secundarios como:

Comer o evitar ciertos alimentos puede ayudar con algunos de estos problemas, por lo que la planificación de la dieta es una parte importante del tratamiento con radiación del estómago o el abdomen. Pregúntele a su equipo de atención médica contra el cáncer qué puede esperar y qué medicamentos debe tomar para ayudar a aliviar estos problemas. Consulte con su equipo de atención médica contra el cáncer sobre cualquier remedio casero o medicamento de venta libre que esté pensando en usar.

Estos problemas deberían mejorar cuando termine el tratamiento.

Manejo de las náuseas

Algunas personas se sienten mareadas durante algunas horas inmediatamente después de la radioterapia. Si tiene este problema, intente no comer durante un par de horas antes y después de su tratamiento. Puede manejar mejor el tratamiento con el estómago vacío. Si el problema no desaparece, pregúntele a su equipo de atención médica contra el cáncer sobre medicamentos para ayudar a prevenir y tratar las náuseas. Asegúrese de tomar el medicamento exactamente como se le indique.

Si nota náuseas antes del tratamiento, pruebe a comer un refrigerio suave, como tostadas o galletas saladas, y trate de relajarse lo más posible. Consulte Náuseas y vómitos para obtener consejos que le ayudarán a aliviar el malestar estomacal y aprender más sobre cómo controlar estos efectos secundarios.

Manejo de la diarrea

Muchas personas tienen diarrea en algún momento después de comenzar la radioterapia en el abdomen. Su equipo de atención médica contra el cáncer puede recetarle medicamentos o darle instrucciones especiales para ayudarlo con el problema. También se pueden recomendar cambios en la dieta, como:

  • Pruebe una dieta de líquidos claros (agua, té suave, jugo de manzana, néctar de durazno, caldo claro, paletas heladas y gelatina natural) tan pronto como comience la diarrea o cuando sienta que va a comenzar.
  • No coma alimentos con alto contenido de fibra o que puedan causar gases o calambres, como frutas y verduras crudas, frijoles, repollo, panes y cereales integrales, dulces y alimentos picantes.
  • Consuma comidas pequeñas y frecuentes.
  • No beba leche ni coma productos lácteos si le irritan los intestinos.
  • Cuando la diarrea comience a mejorar, intente comer pequeñas cantidades de alimentos bajos en fibra, como arroz, plátanos, puré de manzana, yogur, puré de papas, requesón bajo en grasa y tostadas secas.
  • Asegúrese de ingerir suficiente potasio (se puede encontrar en bananas, papas, frijoles, duraznos y muchos otros alimentos). Este es un mineral importante que puede perder a través de la diarrea.

Si está recibiendo radioterapia en la pelvis

La radioterapia dirigida a la pelvis (por ejemplo, como tratamiento para el cáncer de vejiga, ovario o próstata) puede causar efectos secundarios como:

También puede tener algunos de los mismos problemas que las personas contraen por la radiación en el abdomen, como náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento.

Problemas de vejiga

La radiación a la pelvis puede causar problemas para orinar, que incluyen:

  • Dolor o sensación de ardor
  • Dificultad para orinar
  • Sangre en la orina
  • Necesidad de orinar con frecuencia

La mayoría de estos problemas mejoran con el tiempo, pero la radioterapia también puede causar efectos secundarios a más largo plazo:

  • Cistitis por radiación. Si la radiación daña el revestimiento de la vejiga, la cistitis por radiación puede ser un problema a largo plazo que causa sangre en la orina o dolor al orinar.
  • Incontinencia urinaria. Los tratamientos de radiación para ciertos cánceres, como el cáncer de próstata y de vejiga, pueden hacer que no pueda controlar su orina o que tenga fugas o goteo. Existen diferentes tipos y grados de incontinencia, pero se puede tratar. Incluso si la incontinencia no se puede corregir por completo, todavía se puede ayudar. Consulte Incontinencia de vejiga e intestino para obtener más información. Este efecto secundario suele ser un problema para los hombres que reciben tratamiento por cáncer de próstata, pero parte de la información también puede ser útil para las mujeres que padecen incontinencia relacionada con el tratamiento.
  • Fístulas. En casos raros, la radiación puede causar una abertura llamada fístula formarse entre los órganos de la pelvis, como entre la vagina y la vejiga, o entre la vejiga y el recto. Estos se pueden arreglar con cirugía.

Cómo podría verse afectada la fertilidad

Para mujeres: Hable con su equipo de atención médica contra el cáncer sobre cómo la radiación podría afectar su fertilidad (capacidad para tener un bebé). Es mejor hacer esto antes de iniciar el tratamiento para que esté consciente de los posibles riesgos para su fertilidad.

Dependiendo de la dosis de radiación, las mujeres que reciben radioterapia en el área pélvica a veces dejan de tener períodos menstruales y presentan otros síntomas de la menopausia. Informe estos síntomas a su centro de atención oncológica y pregúnteles cómo aliviar estos efectos secundarios. A veces, los períodos menstruales regresan cuando finaliza la radioterapia, pero otras veces no.

Para los hombres: La radioterapia en un área que incluye los testículos puede reducir tanto la cantidad de espermatozoides como su capacidad para funcionar. Si desea tener un hijo en el futuro y le preocupa la reducción de la fertilidad, hable con su equipo de atención del cáncer. antes de iniciar el tratamiento. Una opción puede ser almacenar su esperma con anticipación.

¿Cómo podría verse afectado el sexo?

Con algunos tipos de radioterapia que involucran la pelvis y / o los órganos sexuales, los hombres y las mujeres pueden notar cambios en su capacidad para disfrutar del sexo o una disminución en su nivel de deseo.

Para mujeres: Durante el tratamiento de radiación en la pelvis, a algunas mujeres se les dice que no tengan relaciones sexuales. Algunas mujeres pueden encontrar doloroso el sexo. El tratamiento también puede causar picazón, ardor y sequedad en la vagina. Lo más probable es que pueda tener relaciones sexuales unas pocas semanas después de que finalice el tratamiento, pero consulte primero con su médico. Algunos tipos de tratamiento pueden tener efectos a largo plazo, como tejido cicatricial que podría afectar la capacidad de la vagina para estirarse durante las relaciones sexuales. Una vez más, su equipo de atención médica contra el cáncer puede ofrecerle formas de ayudar si esto le sucede a usted. También puede obtener más información en Sexo y mujeres con cáncer.

Para los hombres: La radiación puede afectar los nervios que permiten que un hombre tenga erecciones. Si ocurren problemas de erección, generalmente son graduales, en el transcurso de muchos meses o años. Hable con su médico sobre las opciones de tratamiento si esto le preocupa. Puede obtener más información en Sexo y hombres con cáncer.

Si recibe radioterapia interna con implantes de semillas, consulte con su equipo de atención del cáncer sobre las precauciones de seguridad durante las relaciones sexuales.


Síndrome de radiación cutánea (SRC)

El concepto de síndrome de radiación cutánea (SRC) se introdujo en los últimos años para describir el complejo síndrome patológico que resulta de la exposición aguda de la piel a la radiación.

El ARS generalmente irá acompañado de algún daño en la piel. También es posible recibir una dosis dañina para la piel sin síntomas de ARS, especialmente con exposiciones agudas a radiación beta o rayos X. A veces, esto ocurre cuando los materiales radiactivos contaminan la piel o la ropa de un paciente.

Cuando la capa de células basales de la piel se daña por la radiación, puede ocurrir inflamación, eritema y descamación seca o húmeda. Además, los folículos pilosos pueden dañarse y provocar la depilación. Pocas horas después de la irradiación, puede ocurrir un eritema transitorio e inconsistente (asociado con picazón). Luego, puede ocurrir una fase latente que dura desde unos pocos días hasta varias semanas, cuando son visibles enrojecimiento intenso, ampollas y ulceración del sitio irradiado.

En la mayoría de los casos, la curación se produce por medios regenerativos; sin embargo, dosis muy elevadas en la piel pueden provocar pérdida permanente del cabello, daño de las glándulas sebáceas y sudoríparas, atrofia, fibrosis, disminución o aumento de la pigmentación de la piel y ulceración o necrosis del tejido expuesto.


Qué saber sobre la enfermedad por radiación

La radiación se usa en medicina, para generar electricidad, para hacer que los alimentos duren más, para esterilizar equipos, para la datación por carbono de hallazgos arqueológicos y muchas otras razones.

La radiación ionizante ocurre cuando el núcleo atómico de un átomo inestable se desintegra y comienza a liberar partículas ionizantes.

Cuando estas partículas entran en contacto con material orgánico, como tejido humano, las dañarán si los niveles son lo suficientemente altos, en un corto período de tiempo. Esto puede provocar quemaduras, problemas con la sangre, el sistema gastrointestinal, el sistema nervioso central y cardiovascular, cáncer y, a veces, la muerte.

La radiación normalmente se gestiona de forma segura, pero su uso también conlleva un riesgo.

Si ocurre un accidente, por ejemplo, el terremoto de Fukushima, Japón, en 2011, o la explosión de Chernobyl, Ucrania, en 1986, la radiación puede volverse peligrosa.

Estos son algunos puntos clave sobre la enfermedad por radiación. Más detalles en el artículo principal.

  • La radiación nos rodea y se utiliza de forma segura en muchas aplicaciones.
  • Los accidentes nucleares, el entorno laboral y algunos tratamientos médicos pueden ser fuentes de intoxicación por radiación.
  • Dependiendo de la dosis, los efectos de la radiación pueden ser leves o potencialmente mortales.
  • No existe cura, pero las barreras pueden prevenir la exposición y algunos medicamentos pueden eliminar parte de la radiación del cuerpo.
  • Cualquiera que crea que ha estado expuesto a la radiación debe buscar atención médica lo antes posible.

La intoxicación por radiación ocurre cuando una sustancia radiactiva emite partículas que entran en el cuerpo de una persona y causan daño. Las diferentes sustancias radiactivas tienen diferentes características. Pueden dañar y ayudar a las personas de diferentes maneras, y algunas son más peligrosas que otras.

Normalmente, la radiación se produce en un entorno seguro. Que se vuelva peligroso o no depende de:

  • como se usa
  • que fuerte es
  • con qué frecuencia se expone una persona
  • que tipo de exposición ocurre
  • cuanto dura la exposicion

Una dosis de radiación de una sola radiografía normalmente no es dañina. Sin embargo, las partes del cuerpo que no se van a radiografiar estarán protegidas con un delantal de plomo para evitar una exposición innecesaria.

El técnico, por su parte, abandonará la sala al tomar la imagen. Si bien una dosis pequeña no es peligrosa, pueden serlo dosis pequeñas repetidas.

Es poco probable que una dosis baja, corta y repentina de radiación cause un problema, pero las dosis prolongadas, intensas o repetidas pueden serlo. Cuando la radiación daña las células, es irreversible. Cuanto más a menudo se expone una persona, mayor es su riesgo de problemas de salud.

¿Cuánta radiación es peligrosa?

La dosis de radiación se puede medir de varias formas. Algunas de las unidades utilizadas son Grises, Sieverts, rems y rads. Se usan de manera similar, pero 1 rad equivale a 0.01 Gray.

  • Por debajo de 30 rads: se producirán síntomas leves en la sangre
  • De 30 a 200 rads: la persona puede enfermarse.
  • De 200 a 1000 rads: la persona puede enfermarse gravemente.
  • Más de 1,000 rads: esto será fatal.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la enfermedad por radiación o síndrome de radiación aguda (ARS) se diagnostica cuando:

  • Una persona recibe más de 70 rads de una fuente externa a su cuerpo.
  • La dosis afecta a todo el cuerpo, o la mayor parte, y es capaz de penetrar en los órganos internos.
  • La dosis se recibe en poco tiempo, generalmente en minutos.

Una persona que experimenta una explosión atómica recibirá dos dosis de radiación, una durante la explosión y otra de la lluvia, cuando las partículas radiactivas flotan después de la explosión.

La enfermedad por radiación puede ser aguda, que ocurre poco después de la exposición, o crónica, donde los síntomas aparecen con el tiempo o después de algún tiempo, posiblemente años después.

Los signos y síntomas de la intoxicación aguda por radiación son:

  • vómitos, diarrea y náuseas
  • pérdida de apetito
  • malestar o malestar
  • latidos rápidos

Los síntomas dependen de la dosis y de si es una dosis única o repetida.

Una dosis tan baja como 30 rads puede conducir a:

Una dosis de 300 rads puede resultar en:

  • caída temporal del cabello
  • daño a las células nerviosas
  • daño a las células que recubren el tracto digestivo

Etapas de la enfermedad por radiación

Los síntomas de una intoxicación grave por radiación normalmente pasan por cuatro etapas.

Etapa prodomal: Náuseas, vómitos y diarrea, que duran desde unos minutos hasta varios días.

Etapa latente: Los síntomas parecen desaparecer y la persona parece recuperarse.

Etapa abierta: Dependiendo del tipo de exposición, esto puede implicar problemas con el sistema cardiovascular, gastrointestinal, hematopoyético y nervioso central (SNC).

Recuperación o muerte: Puede haber una recuperación lenta o el envenenamiento será fatal.

Las células madre hematopoyéticas, o células de la médula ósea, son las células de las que derivan todas las demás células sanguíneas.

Diferentes dosis, diferentes efectos.

El riesgo de enfermedad depende de la dosis. Dosis muy bajas de radiación nos rodean todo el tiempo y no tienen ningún efecto. También depende del área del cuerpo que esté expuesta.

Si todo el cuerpo está expuesto a, digamos, 1000 rads en poco tiempo, esto podría ser fatal. Sin embargo, se pueden aplicar dosis mucho más altas en un área pequeña del cuerpo con menos riesgo.

Después de una dosis leve, la persona puede experimentar síntomas durante unas pocas horas o días. Sin embargo, una dosis repetida o incluso una dosis relativamente baja que produce pocos o ningún síntoma visible en el momento de la exposición puede causar problemas más adelante.

Una persona que está expuesta a 3.000 rads experimentará náuseas y vómitos, y puede experimentar confusión y pérdida del conocimiento en unas pocas horas. Se producirán temblores y convulsiones de 5 a 6 horas después de la exposición. Dentro de los 3 días, habrá coma y muerte.

Las personas que experimentan dosis repetidas, o que parecen recuperarse, pueden tener efectos a largo plazo.

  • una pérdida de glóbulos blancos, lo que dificulta que el cuerpo combata las infecciones
  • reducción de plaquetas, lo que aumenta el riesgo de hemorragia interna o externa
  • problemas de fertilidad, incluida la pérdida de la menstruación y reducción de la libido
  • cambios en la función renal, que pueden provocar anemia, presión arterial alta y otros problemas en unos pocos meses

También puede haber enrojecimiento de la piel, cataratas y problemas cardíacos.

La exposición localizada puede provocar cambios en la piel, pérdida de cabello y posiblemente cáncer de piel.

La exposición a determinadas partes del cuerpo es más peligrosa que a otras, por ejemplo, los intestinos.

Los efectos de la radiación son acumulativos. El daño a las células es irreversible.

Exposure to radiation can result from workplace exposure or an industrial accident, radiation therapy, or even deliberate poisoning, as in the case of the former Russian spy, Alexander Litvinenko, who was murdered in London by polonium 210 placed in his tea. However, this is extremely rare.

Most people are exposed to an average of around 0.62 rads, or 620 Gray each year.

Half of this comes from radon in the air, from the Earth, and from cosmic rays. The other half comes from medical, commercial, and industrial sources. Spread over a year, this is not significant in terms of health.

Levels of radiation from an x-ray are not high, but they occur at one moment.

  • A chest x-ray gives the equivalent of 10 days’ exposure to radiation
  • Mammogram gives the equivalent of 7 weeks’ normal exposure
  • PET or CT used as part of nuclear medicine exposes a person to the equivalent of 8 years of radiation
  • A CT scan of the abdomen and pelvis gives the equivalent of 3 years’ normal exposure

Nuclear medicine is used to target the thyroid in people with a thyroid disorder. Other types of medical treatment include radiation therapy for cancer.

Living at a higher altitude, for example, in the plateau of New Mexico and Colorado, increase exposure, as does traveling in an airplane. Radon gas in homes also contributes.

Food, too, contains small amounts of radiation. The food and water we drink is responsible for exposure to around 0.03 rads in a year.

The many activities that can expose people to sources of radiation include:

  • viendo televisión
  • flying in an airplane
  • passing through a security scanner
  • using a microwave or cell phone

Smokers have a higher exposure than non-smokers, as tobacco contains a substance that can decay to become polonium 210.

Astronauts have the highest exposure of anyone. They may be exposed to 25 rads in one Space Shuttle mission.


10 Worst Cases of Radiation Poisoning

Did Yassar Arafat die of exposure? Marie Curie and the victims at Hiroshima did.

Nov. 7, 2013— -- intro: This week, former Palestinian leader Yassar Arafat's death was in the news in a case of suspected radiation poisoning. Swiss scientists announced they had found 18 times the normal levels of polonium in Yasser Arafat's rib, pelvis and in soil stained with his decaying organs, concluding that he was poisoned.

Radiation was not discovered until the late 19th century and its dangers were not immediately known. In 1896, Serbian-American inventor Nikola Tesla intentionally subjected his fingers to X-rays and published findings that burns developed.

In 1927, American geneticist Hermann Joseph Muller published research showing genetic effects of radiation, and in 1946 he was awarded the Nobel prize.

Radiation poisoning is rare, but deadly. Polonium-210 (P-210) is a high-energy alpha emitter with a radioactive half-life of 138 days. It is only a hazard if it is ingested, because of the low range of alpha particles in biological tissues. As a result, external contamination does not cause radiation sickness, according to a 2007 report in the Journal of Radiologic Protection. But taken internally, the poison can be fatal within one month.

Polonium's effect, known as "acute radiation syndrome," first causes nausea, vomiting, anorexia and diarrhea. After a latent phase, victims experience hair loss and bone marrow failure and, if they do not recover, die within weeks to months.

History reveals other frightening cases of radiation poisoning caused by ignorance, industrial disasters and even criminal intent.

quicklist: 1title: Physicist Marie Curie

text: Polish-born and French-naturalized Marie Curie won two Nobel prizes for discovering polonium and radium. At the turn of the 20th century, doctors and industries marketed products like radium enemas and water tonics.

Marie Curie spoke out against treatments, warning that the effects of radiation on the human body were not well understood. In 1934 she died of aplastic anemia caused by radiation poisoning, according to her obituary in The New York Times.

She often carried test tubes containing radioactive isotopes in her pocket and stored them in her desk drawer. She reportedly liked the blue-green light that the radiation gave off in the dark.

quicklist: 2title: Midori Naka at Hiroshima

text: An estimated 200,000 people died in nuclear bombs dropped in Hiroshima and Nagasaki during World War II. The first person to be extensively studied for what was then called "atomic bomb disease" was the Japanese actress Midori Naka, who was present in Hiroshima in 1945.

quicklist: 3title: Eben Byers

text: Eben Byers, a 51-year-old Pennsylvania steel manufacturer and golf champion, brought attention to the dangers of radiation when he died in 1932 after consuming large amounts of the so-called cure, "radium water," according to the Carnegie Library of Pittsburgh.

His physiotherapist recommended the product Radithor for arm pain and fatigue.

Each bottle contained one microgram of radium and one microgram of esothorium mixed with triple distilled water to drink after every meal.

But Byers lost weight, had headaches and began to suffer bone necrosis in his jaw, losing several teeth. He dropped weight and suffered severe headaches.

The company that made Radithor was investigated for false and misleading advertising, but Byers' doctor maintained he had died of gout.

quicklist: 4title: Cecil Kelley

text: An industrial accident at the Los Alamos, N.M., plutonium-processing plant took the life of experienced chemical operator Cecil Kelley in 1958.

He had an excruciating death after being exposed to a lethal dose of neutrons and gamma rays from a mixing tank. When he switched on the stirrer, the liquid formed a vortex and the plutonium layer was released in a pulse that lasted only 200 microseconds.

Kelley fell to the floor and screamed, "I'm burning up," according to reports from the American Federation of Scientists.

At first, he was mentally incapacitated, but on arrival at the local medical center he came to and began vomitting and hyperventilating. His skin turned reddish purple, indicating he had little oxygen in his blood.

He improved briefly, but then developed severe abdominal pains, sweat profusely, developed an irregular pulse and, 35 hours after the accident, Kelley died.

quicklist: 5title: Hiroshi Couchi

text: Japan's worst nuclear radiation accident took place in 1999 at a uranium reprocessing facility in Tokaimura. Three workers were exposed to radiation after a uranyl nitrate solution exceeded the critical mass. Three workers were exposed to high doses of radiation, according to the 2008 book "Slow Death: 83 Days of Radiation Sickness."

One, Hiroshi Ouchi, was taken to the University of Tokyo Hospital Emergency Room and died two and a half months later. At first, he could talk, but his condition gradually got worse as the radioactivity broke down the chromosomes in his cells.

quicklist: 6title: Alexander Litvinenko

text:Former K.G.B. agent Alexander Litvinenko was living in political asylum in Britain in 2006 when he unexplainably became ill and died in the hospital three weeks later. An autopsy showed that his tea had been spiked with a lethal dose of polonium-210. Just before his death, he accused the Russian government of masterminding the poisoning.

According to The New York Times, his death created "one of the most stirring dramas of espionage since the cold war." Russia's relations with Britain suffered and diplomats on each side were expelled.

British authorities blamed the murder on Andrei K. Lugovoi, a former K.G.B. bodyguard who is now a member of the Russian Parliament. But the Russians refused to extradite him.

Lugovoi has accused the British secret intelligence agency, MI6, and a self-exiled Russian tycoon, Boris A. Berezovsky, of organizing the killing.

quicklist: 7title: Harry K. Daghlian, Jr

text: A 1945 accident in Los Alamos, N.M., took the life of Armenian-American physicist Harry K. Daghlian, Jr., who was part of the top-secret Manhattan Project. He was attempting to build a neutron reflector by manually stacking a series of tungsten carbide bricks around a plutonium core. Moving the final block into position, neutron counters warned that it would render the system supercritical. He accidentally dropped the brick causing setting off a nuclear reaction and in the process sustained a lethal dose of neutron radiation. He died 25 days later.

The top-secret Manhattan Project took the lives of several scientists, according to the Atomic Heritage Foundation.

In 1944, a group of engineers were working on an experimental facility at the Philadelphia Navy Yard when, without warning, it exploded, send a cloud of radioactive uranium hexafluoride over the facility.

Killed were engineer Peter Newport Bragg Jr., who was unclogging a tube as part of the mission to perfect the thermal diffusion process for the enrichment of uranium. His co-worker, Douglas Meigs, was also killed. Their work was crucial to the development of the first atomic bomb.

quicklist: 8title: Louis P. Slotin

text: In 1946, Canadian scientist Louis P. Slotin died in another Manhattan Project experiment in Los Alamos, N.M. He was exposed to deadly gamma and neutron radiation that flashed in a blue blaze. Slotin was exposed to almost 1,000 rads of radiation, far more than his six other colleagues who survived.

Little more than a week later, he died in the hospital after experiencing severe diarrhea and diminished urine, swollen hands, redness on his body, massive blisters on hands and forearms, paralysis of intestinal activity, gangrene and a "total disintegration of bodily functions."

quicklist: 9title: Chernobyl Disaster

text: In 1986, the Chernobyl Nuclear Power Plant in the former Soviet Union exploded causing tens of thousands of deaths, a number that has never been fully determined.

The official death toll was 31 from acute radiation syndrome, but associated cancers, heart disease and birth defects have been associated with the accident.

The operating crew was planning to test whether the turbines could produce sufficient energy to keep the coolant pumps running in the event of a loss of power until the emergency diesel generator was activated.

Safety systems were deliberately shut off and the reactor had to be powered down. But when the level fell to less than 1 percent and it needed to be increased, there was an unexpected power surge, according to Green Peace The emergency shutdown failed, causing a violent explosion.

The accident released more radiation than the bombing of Hiroshima.

quicklist: 10title: K-19 Submarine

text: The Soviet submarine, the first of two to carry nuclear ballistic missiles, saw its reactor "go haywire" in 1961. It developed a leak in its reactor coolant system causing temperatures to rise dangerously high.

Captain Nikolai Vladimirovich Zateyev sent seven crew members to their deaths in a heroic struggle to save the boat.

The reactor did not explode but these men died in agony of radiation poisoning, "begging their shipmates to kill them," according to a 1994 report in the Los Angeles Times.

The entire boat submarine was contaminated and within a few years 20 more men were dead.

The fate of the submarine and its crewmembers was secret until after the break up of the Soviet Union when the newspaper Pravda revealed that radiation had killed many members of the crew.


Causes and treatments for hair loss

It is normal to shed a certain amount of hair every day. If hair falls out in more significant amounts than usual, it can cause distress and worry.

While male and female pattern baldness is a primary cause of hair loss, there is a range of other reasons. A doctor will want to explore these before recommending the appropriate treatment.

In this article, we look at the leading causes of hair loss, the treatment available, and home care tips for preventing further loss.

Possible causes of hair loss include:

1. Androgenetic alopecia

Share on Pinterest Possible causes of hair loss include androgenetic alopecia, pregnancy, and telogen effluvium.

Androgenetic alopecia is another term for male or female pattern baldness. It is a very common cause of hair loss.

Both male and female pattern baldness is genetic. Males tend to lose hair from the temples and crown of the head. In females, hair usually becomes thinner all over the head.

Androgenetic alopecia is more likely to happen as a person ages but can start at any point after puberty. Many females who experience androgenetic alopecia develop it after going through the menopause. This means that hormones may have something to do with it.

It is possible to treat this condition with minoxidil, a medication for hair growth.

2. Pregnancy

Some women may experience excessive hair loss shortly after giving birth. This is due to a decrease in estrogen levels. This type of hair loss is a temporary condition and usually resolves within a year or sooner.

To help hair return to its normal condition, try:

  • using a volumizing shampoo and conditioner
  • using products designed for fine hair
  • avoiding intensive conditioners or conditioning shampoos as these can be too heavy for fine hair
  • applying conditioner to the ends of the hair, rather than the scalp, to avoid weighing hair down

3. Telogen effluvium

Telogen effluvium is a condition where the hair remains in the telogen (natural shedding) phase of the growth cycle. This causes more hair to fall out, sometimes in handfuls.

Telogen effluvium is usually a temporary condition that resolves over time. It is advisable to see a doctor to find out the cause.

Some possible causes include:

  • severe stress
  • cirugía
  • childbirth
  • rapid weight loss
  • certain medications

A doctor will need to treat any underlying causes of telogen effluvium.

If a doctor suspects that specific medications are causing hair loss, they may change them.

4. Anagen effluvium

Anagen effluvium causes large amounts of hair to fall out rapidly during the anagen (growth) phase of the hair cycle.

The condition may cause hair to fall out from the head, as well as from other parts of the body, including eyebrows and eyelashes.

Causes of anagen effluvium include:

Treatment for this condition depends on the cause but can include a topical solution of minoxidil.

If a person has anagen effluvium as a result of undergoing chemotherapy, cooling the scalp during the procedure may help. Hair will often grow back 3–6 months after stopping chemotherapy.

5. Alopecia areata

Alopecia areata is an autoimmune condition that causes hair to fall out suddenly. The immune system attacks hair follicles, along with other healthy parts of the body.

Hair from the scalp, as well as eyebrows and eyelashes, may fall out in small chunks.

If a person has this condition, they should see a doctor. A doctor may prescribe medication to help the hair grow back.

6. Traction alopecia

Traction alopecia is hair loss due to pulling hair into tight hairstyles, which causes it to break and come loose. Hairstyles associated with this condition include:

If traction alopecia continues, a person may develop bald spots and thinning of the hair.

In terms of self-care, avoiding tight hairstyles will usually prevent further damage.

7. Medications

Certain medications have side effects that can cause hair to fall out.

Examples of such medications include:

  • blood thinners, such as warfarin
  • Accutane, to treat acne , including Prozac and Zoloft
  • cholesterol-lowering drugs, such as Lopid

If a person thinks hair loss may be due to a medication they are taking, they should consider seeing a doctor for an assessment. The doctor might be able to reduce the dosage or switch the person to a different medication.

8. Nutritional deficiencies

Nutritional deficiencies can cause hair to fall out. Extreme diets that are too low in protein and certain vitamins, such as iron, can sometimes cause excessive hair shedding.

A person should see a doctor for a blood test to check if they have a nutritional deficiency that could be causing their hair to fall out.

9. Birth control pills

People may experience hair loss while using birth control pills. Others might experience hair loss several weeks or months after they stop taking them.

If people are taking birth control pills, they can choose one that has a low androgen index. This may help to lower the risk of hair loss.

Examples of birth control pills with a lower androgen index include:

Ovral and Loestrin have a higher androgen index.

Other forms of birth control that affect the hormones, such as implants and skin patches, may also cause hair loss.

The American Hair Loss Association recommend that people who have an increased risk of genetic hair loss opt for a non-hormonal type of birth control.

10. Ringworm

Ringworm is a fungal infection that can cause hair loss. Ringworm on the scalp, or tinea capitis, can cause temporary bald areas on the head.

  • a small spot that gets bigger, causing scaly, bald patches of skin
  • brittle hair that breaks easily
  • itchy, red patches of skin in the affected areas
  • oozing blisters on the scalp
  • ring-like patches, with a red outside and the inside of the circle matching the skin tone

If ringworm does not heal by itself, then a doctor may prescribe an antifungal medicine. Alternatively, they may prescribe an antibiotic, such as Griseofulvin.


Radiation Exposure and Cancer Risk

Exposure to low-levels of radiation does not cause immediate health effects, but can cause a small increase in the risk riesgoThe probability of injury, disease or death from exposure to a hazard. Radiation risk may refer to all excess cancers caused by radiation exposure (incidence risk) or only excess fatal cancers (mortality risk). Risk may be expressed as a percent, a fraction, or a decimal value. For example, a 1% excess risk of cancer incidence is the same as a 1 in a hundred (1/100) risk or a risk of 0.01. of cancer over a lifetime. There are studies that keep track of groups of people who have been exposed to radiation, including atomic bomb survivors and radiation industry workers. These studies show that radiation exposure increases the chance of getting cancer, and the risk increases as the dose increases: the higher the dose, the greater the risk. Conversely, cancer risk from radiation exposure declines as the dose falls: the lower the dose, the lower the risk.

Radiation doses are commonly expressed in millisieverts (international units) or rem remThe U.S. unit to measure effective dose. The international unit is sieverts (Sv). (U.S. units). A dose can be determined from a one-time radiation exposure, or from accumulated exposures over time. About 99 percent of individuals would not get cancer as a result of a one-time uniform whole-body exposure of 100 millisieverts (10 rem) or lower. 1 At this dose, it would be extremely difficult to identify an excess in cancers caused by radiation when about 40 percent of men and women in the U.S. will be diagnosed with cancer at some point during their lifetime.

Risks that are low for an individual could still result in unacceptable numbers of additional cancers in a large population over time. For example, in a population of one million people, an average one-percent increase in lifetime cancer risk for individuals could result in 10,000 additional cancers. The EPA sets regulatory limits and recommends emergency response guidelines well below 100 millisieverts (10 rem) to protect the U.S. population, including sensitive groups such as children, from increased cancer risks from accumulated radiation dose over a lifetime.


  • Your heart feels like it is beating faster than usual or you have shortness of breath.
  • You have a headache, dizziness, or blurred vision.
  • You are confused.
  • You see blood in your urine or bowel movements.
  • You vomit blood.
  • You do not urinate for an entire day.
  • You have new or severe pain anywhere in your body.
  • Tienes fiebre.
  • The area of your skin where you received treatment blisters, peels, becomes more painful, or drains fluid.
  • You have trouble swallowing, feel like you are choking, or cough when you are eating or drinking.
  • You lose 5 pounds or more.
  • You feel extremely sad or have thoughts of suicide.
  • Your symptoms do not go away or get worse after you take your medicine.
  • You have questions or concerns about your condition or care.

Care Agreement

© Copyright IBM Corporation 2021 Information is for End User's use only and may not be sold, redistributed or otherwise used for commercial purposes. All illustrations and images included in CareNotes® are the copyrighted property of A.D.A.M., Inc. or IBM Watson Health


Ver el vídeo: El porque de la enfermedad (Mayo 2022).