Información

¿Edad máxima biológicamente posible para un ser humano?

¿Edad máxima biológicamente posible para un ser humano?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Hoy en día, la mayoría de las personas mueren a causa de algún tipo de enfermedad para la que aún no tenemos cura. Sin embargo, si ese no fuera el caso, ¿cuánto tiempo puede vivir el cuerpo humano? ¿Existe un máximo teórico en el que nuestro cerebro simplemente se negará a funcionar debido solo a la edad, o podemos permanecer conscientes para siempre si simplemente pudiéramos cambiar nuestros cerebros por nuevos cuerpos sin ningún riesgo?


Incluso en condiciones ambientales perfectas envejeceríamos. La vida está asociada con una miríada de procesos deletéreos, tanto aleatorios como deterministas, que son causados ​​por la imperfección, exhiben propiedades acumulativas y representan los efectos indirectos de las funciones biológicas en todos los niveles, desde moléculas simples hasta sistemas. Aquí hay una buena lectura sobre este tema https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27060562

Incluso si nada más estuviera mal (que no es el caso), la acumulación de basura intracelular y extracelular de la que nuestros sistemas no pueden deshacerse (lipofuscina, beta amiloide, etc.) eventualmente nos mataría. https://en.wikipedia.org/wiki/Senile_plaques

En cuanto a la edad máxima, nadie que conozcamos superó los 125 años todavía. https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_the_verified_oldest_people


Esperanza de vida humana

Se desconoce la duración exacta de la vida humana, aunque presumiblemente existe una duración máxima de vida para la raza humana establecida en el material genético. A primera vista, esta afirmación parece irracional. Seguramente ningún ser humano puede vivir 1.000 años. Aunque todos pueden estar de acuerdo en que la probabilidad de que un individuo viva 1000 años es infinitesimal, no hay pruebas científicas de que esta afirmación sea cierta o no. La indeterminación del límite máximo de la vida humana se hace más comprensible si se elige un número que puede parecer un límite más razonable.

Dado que no hay ningún caso verificado de una persona que haya vivido 150 años, este número puede, con fines ilustrativos, aceptarse arbitrariamente como el límite máximo de la duración de la vida humana. Pero si se admite la posibilidad de que una persona viva exactamente 150 años, no hay razón válida para rechazar la posibilidad de que alguna otra persona viva 150 años y un minuto. Y si se aceptan 150 años y un minuto, ¿por qué no 150 años y dos minutos, y así sucesivamente? Por lo tanto, sobre la base del conocimiento existente sobre la longevidad, no se puede dar una cifra precisa para la duración de la vida humana.


¿Tiene realmente un límite la duración de la vida humana?

Los límites de la existencia humana podrían no ser tan limitados como pensamos durante mucho tiempo.

El riesgo de muerte de una persona se ralentiza e incluso se estabiliza por encima de los 105 años, informa un nuevo estudio, que desafía investigaciones anteriores que dicen que hay un punto de corte más allá del cual la esperanza de vida humana no puede extenderse.

Los pioneros de la longevidad que tuvieron la suerte de superar los peligrosos años 70, 80 y 90 podrían llegar a vivir hasta los 110 años, si la fortuna permanece de su lado, dijo el autor principal Kenneth Wachter, profesor de demografía y estadística en la Universidad de California, Berkeley.

"Nuestros datos nos dicen que no hay un límite fijo para la duración de la vida humana todavía a la vista", dijo Wachter. "Muy pocos de nosotros vamos a llegar a ese tipo de edades, pero el hecho de que las tasas de mortalidad no empeoren para siempre y nunca nos dice que es posible que se puedan hacer más progresos para mejorar la supervivencia después de los 80 a 90 años. Esto es un descubrimiento valioso y alentador ".

Específicamente, el estudio mostró que las personas a la edad de 110 años tenían las mismas posibilidades continuas de supervivencia que aquellas entre las edades de 105 y 109: una probabilidad del 50/50 de morir en un año y una esperanza de vida adicional de 1,5 años.

Esta meseta va en contra de la forma en que el riesgo de muerte aumenta implacablemente a medida que envejecemos a partir de los 40 años, dijo Wachter.

"Si las tasas de mortalidad siguieran aumentando al ritmo que aumentan desde los 40 hasta los 90 años, entonces habría una fuerte barrera para el progreso en edades extremas: grandes rendimientos decrecientes del cambio de comportamiento o de los nuevos avances médicos", dijo Wachter. "El hecho de que estas tasas finalmente se estabilicen da esperanzas de que haya más margen de maniobra para esos avances".

El ser humano más antiguo que se tiene registro es Jeanne Calment de Francia, que murió en 1997 a los 122 años.

Ha habido un debate en curso sobre si existe una duración máxima de la vida humana.

El año pasado, los investigadores de la Universidad McGill en Montreal emitieron un informe que desafía las afirmaciones anteriores de que la esperanza de vida humana alcanza su punto máximo en aproximadamente 115 años.

"Las estadísticas no son lo suficientemente buenas como para poder decir que no se puede vivir mucho más que eso, según los datos que tenemos", dijo el autor del informe Siegfried Hekimi, presidente de biología del desarrollo en McGill. "Simplemente no es lo suficientemente bueno para hacer esa afirmación".

Para investigar esto más a fondo, Wachter y sus colegas rastrearon las trayectorias de muerte de casi 4.000 residentes de Italia que cumplieron 105 años entre 2009 y 2015.

Los investigadores encontraron que las probabilidades de supervivencia disminuyen inexorablemente a medida que una persona entra en la mediana edad y la vejez.

Por ejemplo, las mujeres italianas que alcanzaron los 90 años tenían un 15 por ciento de posibilidades de morir en un año y una esperanza de vida adicional de seis años en promedio, mostraron los resultados.

Pero si llegaban a 95, sus probabilidades de morir en un año aumentaban al 24 por ciento y su esperanza de vida se reducía a 3,7 años.

Uno podría pensar que estas probabilidades continuarían aumentando indefinidamente, a medida que las personas envejecen hacia un punto de fuga indefinido.

Sin embargo, eso no fue lo que pasó. En cambio, las posibilidades de supervivencia se estabilizaron una vez que las personas superaron los 105.

"El riesgo de muerte es muy alto a los 105 años, pero el próximo año no es más alto", dijo Hekimi sobre el nuevo estudio. "Todos los años tienes las mismas posibilidades de morir, y todos los años puedes ser tú quien gane el sorteo".

Esta meseta probablemente ocurre debido a la selección evolutiva y la influencia de buenos genes y elecciones de vida saludables, dijo Wachter.

"Cuando se mira a un grupo de personas mayores que tienen la misma edad, algunas ya son bastante frágiles y otras son robustas. Hay una gran diferencia en el nivel de fragilidad", dijo Wachter.

"Las personas que van a las 50 reuniones de la universidad, simplemente miran a su alrededor y algunas personas están escalando montañas mientras otras caminan con bastones. Ahora, entre 15 y 20 años después, las personas que ya eran frágiles son las que probablemente tengan murió ", dijo.

No hay suficientes participantes del estudio

Hasta ahora, observar la genética de personas longevas ha proporcionado desesperadamente pocas pistas para extender la vida humana en general, dijo Hekimi.

Hay muy pocas personas que llegan a estas edades extremas, y los genes que parecen estar trabajando a su favor varían de un lugar a otro, dijo Hekimi. Por ejemplo, los genes que parecen mantener una mayor vida útil en Okinawa no son los mismos que se encuentran en Inglaterra.

Pero este estudio muestra que hay una buena posibilidad de extender la meseta de supervivencia antes en el promedio de vida humana, lo que hace que sea cada vez más probable que más personas sobrevivan hasta los 100 años, dijo Wachter.

"Nos da una buena esperanza, porque ahora hay muchas oportunidades para observar estas malas variantes tal como se encuentran en las poblaciones actuales y tratar de comprender la interacción de esas variantes genéticas con medicamentos potenciales y diferentes desafíos de salud", Wachter. dijo.

"Esta teoría básica podría ayudarnos a informar el progreso médico y el progreso de la salud pública dentro de 10 a 15 años a medida que continúe la investigación genética", dijo.

"Dado que nuestra esperanza de vida sigue aumentando, tal vez la meseta comience cada vez más temprano", dijo.

El nuevo estudio aparece en la edición del 29 de junio de la revista Ciencias.


Esto no es una referencia a nuestro comportamiento (aunque, por supuesto, algunas personas actúan como animales). Es una referencia al hecho de que los humanos son criaturas biológicas, tanto como cocodrilos, pumas y capibaras. Somos el producto de millones de años de evolución, nuestra composición física cambiando para hacernos más aptos para sobrevivir y reproducirnos.

Sin embargo, aunque los humanos somos animales, también tenemos algo que ningún otro animal tiene: la estructura social más compleja de la Tierra. Nos reunimos en familias, tribus, clanes, naciones. Tenemos un método de interacción increíblemente sofisticado: el habla. Podemos comunicarnos en el tiempo y la distancia a través de la impresión y la radiodifusión. Nuestros recuerdos son los más largos, nuestras interacciones las más intrincadas, nuestra percepción del mundo al mismo tiempo la más amplia y detallada.

La combinación de biología y sociedad es lo que nos hace lo que somos y hacemos lo que hacemos. La biología guía nuestras respuestas a los estímulos, basándose en miles de generaciones de antepasados ​​que sobreviven gracias a sus respuestas. Nuestras estructuras sociales imponen restricciones y alteraciones en la forma en que llevamos a cabo nuestras respuestas biológicas.

Ni la biología ni la sociedad se quedan sin la otra. Para algunas personas, esto es una contradicción: o la naturaleza (biología) controla a las personas, o la crianza (la sociedad) lo hace. Pero de hecho filtramos todo a través de ambos para determinar cómo reaccionamos a los estímulos. La siguiente es una discusión de los dos lados de la naturaleza humana: primero, la base biológica de nuestras respuestas al mundo que nos rodea, y segundo, los factores sociales que afectan esas respuestas y nos hacen humanos.

LA BASE BIOLÓGICA DEL COMPORTAMIENTO HUMANO

Los tres elementos principales que la biología contribuye al comportamiento humano son: 1) la autoconservación 2) la razón de la autoconservación, la reproducción y 3) un método para mejorar la autoconservación y la reproducción, la codicia. Hablaré de cada uno de ellos.

La autoconservación es mantenerse vivo, ya sea física o psicológicamente. Este último incluye salud mental o económicamente. (Dado que los seres humanos somos criaturas muy sociales, también podemos aplicar la autoconservación a otras personas, como nuestras familias. Sin embargo, lo discutiré en el próximo capítulo).

BASE BIOLÓGICA DE LA AUTOCONSERVACIÓN

Una leona avanza lenta y sigilosamente a través de la hierba alta hacia la manada de ñus. Una cierva, inconsciente del peligro que acecha en la hierba, se separa ligeramente de la manada. Con prisa, la leona se lanza a correr para acabar con la cierva. La cierva asustada se aleja corriendo y desviándose, tratando de escapar. La leona, incapaz de seguir el ritmo, se rinde y la cierva escapa de nuevo a la manada.

Una cebra no tiene tanta suerte, y el orgullo se celebra.

El Partido Donner era un grupo de colonos que viajaban a California en 1846. Atrapados por la nieve en las montañas de Sierra Nevada, sobrevivieron lo mejor que pudieron. Esto incluyó recurrir al canibalismo cuando se quedaron sin comida, comiéndose los cuerpos de los que habían muerto.

Para tener éxito como especie, los miembros de esa especie deben tener el deseo de sobrevivir el tiempo suficiente para transmitir sus genes a la descendencia. Una especie con un deseo de muerte se extingue bastante rápido. Aquellas especies que no mueren tienen miembros que han dedicado cierta atención a mantenerse con vida el tiempo suficiente para tener crías. Es de esos individuos y, por lo tanto, de las especies de donde descienden todos los seres vivos.

El deseo de permanecer con vida es instintivo, integrado en la psique del organismo. El organismo buscará aquellos elementos de su entorno que mejorarán sus posibilidades de supervivencia. Estos incluyen alimentos, agua, oxígeno y períodos de descanso para permitir que el cuerpo repare el desgaste de los tejidos.

Alternativamente, evitará o eludirá aquellos elementos que puedan reducir sus posibilidades de supervivencia. Tales peligros incluyen depredadores, inanición, deshidratación, asfixia y situaciones que pueden causar daños al cuerpo.

Estos impulsos de búsqueda o evitación influyen en el comportamiento de los organismos: las bacterias que buscan hierro se moverán hacia el magnetismo, los ñus migrarán cientos de millas para encontrar nuevos pastos, un humano recurrirá al canibalismo, una ameba se alejará de una corriente eléctrica, un antílope correrá. de un león, un humano obedecerá a un asesino o resistirá la tortura.

El deseo de sobrevivir es también un instinto egoísta, ya que es la supervivencia personal lo que busca el organismo. La razón de esto se explica en REPRODUCCIÓN.

Supervivencia a través de la evolución

Una frase que a menudo se ha citado erróneamente, "Supervivencia del más apto", en realidad significa supervivencia del apto. Cuando hablo de forma, me refiero a que un organismo tiene aquellos atributos que le permiten aprovechar al máximo su entorno: recolectar comida, bebida, oxígeno, descanso, sexo. Cuanto mejor haga esto, más apto estará.

En este punto debería discutir el nicho. Un nicho es una posición dentro de un entorno que requiere ciertos atributos para explotar ese entorno. Un medio ambiente puede contener cualquiera de una variedad de elementos: cantidad de agua, desde el océano hasta el tipo de tierra desértica, desde lodo pantanoso hasta roca sólida, cantidad de vegetación, desde nada (el Ártico y Antártico) hasta abundante (selvas tropicales). También puede contener vida animal, desde los insectos más pequeños hasta las ballenas azules y todo lo demás. Es la combinación y el grado de cada uno de estos elementos lo que crea nichos.

Como ejemplo, veamos solo uno de estos elementos. Digamos que hay muchos animales pequeños, como ratones, en un área. Un pequeño carnívoro como un gato montés podría encontrar mucha comida. Por lo tanto, encajaría en este nicho y prosperaría. Sin embargo, cuando el número de ratones disminuye, el gato montés puede encontrar menos comida y tiene menos posibilidades de sobrevivir.

Si el gato montés tiene competencia con otros pequeños carnívoros, como los zorros, el que sea particularmente bueno como depredador, por astucia o velocidad o algún otro atributo, capturará más comida. Esto reduce la cantidad de comida disponible para la competencia y, por lo tanto, expulsa a la competencia. Si el zorro es mejor para atrapar ratones (es decir, más en forma) que el gato montés, el gato montés morirá o tendrá que mudarse a otro nicho en el que será el mejor depredador.

Por otro lado, si no hay animales pequeños, sino muchos animales grandes, como los antílopes, ni un zorro ni un gato montés tendrían mucho éxito en cazarlos. Por lo tanto, no encajarían en ese nicho. Sin embargo, los grandes carnívoros como los leones lo harían.

Por supuesto, nada permanece igual para siempre. Los nichos se alteran a través de cambios geológicos, climáticos y, en la actualidad, provocados por el hombre en la tierra, el agua y el aire. Un volcán puede crear una nueva isla. Una edad de hielo puede encerrar grandes cantidades de agua en los casquetes polares y los glaciares, creando áreas de tierra donde los océanos una vez rodaban. La deriva continental puede empujar los fondos marinos hasta las cimas de las montañas. Los humanos pueden talar bosques y construir ciudades. Todos estos cambios alteran los nichos, las condiciones ambientales bajo las cuales vive la vida en esos nichos.

Por supuesto, esto significa que la vida también tiene que cambiar para adaptarse a las nuevas condiciones. Si no lo hace, muere. Un ejemplo es una polilla en Inglaterra. Originalmente era de un blanco moteado, lo que le permitía mezclarse con la corteza clara de los árboles de su zona. Sin embargo, en el siglo XIX, las fábricas de esta zona comenzaron a escupir hollín de sus chimeneas que se posó en los árboles, cambiando la corteza de los árboles de un blanco moteado a un negro moteado. La polilla ya no podía mezclarse y, por lo tanto, era presa fácil de las aves. Sin embargo, algunas de las polillas eran más oscuras y, por lo tanto, menos notables. Después de algunas generaciones de estas polillas más oscuras que sobrevivieron y transmitieron sus genes, el color estándar cambió a negro moteado y la polilla, que ahora se mezcla con la corteza oscura, sobrevive.

Tenga en cuenta que tales cambios no son decisiones conscientes tomadas por el organismo: la polilla no se dijo a sí misma: "La corteza se está oscureciendo; será mejor que yo también cambie de color". Es simplemente que hay variaciones entre los individuos de cualquier especie. (una ventaja de la reproducción sexual y su combinación de genes). Algunas de esas variaciones son perjudiciales: las variaciones de la polilla oscura eran presa fácil cuando la corteza del árbol era clara. Sin embargo, a medida que cambian las condiciones en un nicho, esas mismas variaciones pueden volverse ventajosas, aumentando en lugar de debilitar las posibilidades de supervivencia.

Estos cambios en las características físicas de un organismo son, por supuesto, accidentales. Si no existen variaciones en una especie que contribuyan a la supervivencia cuando las condiciones cambian, o si las condiciones cambian demasiado rápido para que las variaciones ventajosas se transmitan a suficientes descendientes, (1) la especie puede extinguirse.

Supervivencia a través de la estrategia

Otros cambios en un organismo pueden desarrollarse con el tiempo. Estas son estrategias de supervivencia, más que cambios físicos, que mejoran las posibilidades de supervivencia del organismo. Por ejemplo, algunos animales han perfeccionado la técnica de hibernar durante períodos en los que el suministro de alimentos es bajo. Las marmotas han desarrollado una estructura social que proporciona vigías que vigilan a los depredadores y emiten una advertencia cuando aparece uno. Los perros de la pradera cavan sus madrigueras con múltiples entradas y salidas, por lo que si un depredador entra por una puerta, los perros pueden salir por otra.

Estas estrategias de supervivencia son adaptaciones a condiciones específicas, pero a diferencia de los cambios físicos, no son necesariamente cambios genéticos. Estrategias como la hibernación, por supuesto, requieren genes que alteren la fisiología del animal para disminuir los latidos del corazón, bajar la temperatura corporal y disminuir su metabolismo. Otros son instintivos, conectados genéticamente en el cerebro del animal, como un cervatillo que se encrespa y se congela cuando hay depredadores.

Sin embargo, algunas estrategias de supervivencia son comportamientos aprendidos. Es decir, los jóvenes los aprenden de animales mayores que los aprendieron de sus antepasados. Por ejemplo, la mayoría de los depredadores enseñan a sus crías las técnicas de una caza exitosa. En general, parece que cuanto mayor es la complejidad del sistema nervioso del animal, es más probable que se aprendan estrategias en lugar de instintivas. Los tiburones, con un sistema nervioso relativamente simple, cazan por instinto y no necesitan instrucción sobre cómo hacerlo. Los leones, con un sistema complejo, deben aprender las técnicas de sigilo, acecho y ataque.

Nuevamente, en la mayoría de los animales, las estrategias no son decisiones conscientes, sino respuestas a estímulos como el hambre, la sed, la asfixia, el miedo o el agotamiento. Si las condiciones cambian y la estrategia instintiva es peligrosa en lugar de beneficiosa, el animal puede morir. Por ejemplo, la respuesta de congelación del cervatillo al miedo sería mortal si no hubiera un lugar donde esconderse mientras está congelado. La estrategia del buey almizclero es formar un círculo estacionario con los jóvenes en el centro y los miembros mayores mirando hacia afuera, en lugar de huir. Esto es excelente contra los lobos, pero mortal cuando se enfrenta a lanzas y pistolas (perfecto, sin embargo, para la estrategia de supervivencia humana de la caza grupal con armas). El buey almizclero no puede decidir conscientemente que esta estrategia no está funcionando y que deben probar otra.

La combinación de respuestas genéticas y aprendidas a los estímulos crea la reacción de un animal a los estímulos. Por ejemplo, la reacción instintiva dictada genéticamente a una amenaza para la autoconservación es el síndrome de "lucha o huida". Cuando se ve amenazado, un animal sufre varios cambios fisiológicos que se han integrado genéticamente en el cuerpo del animal. Los cambios incluyen un aumento de la frecuencia respiratoria para proporcionar más oxígeno a los músculos, un latido cardíaco acelerado para acelerar el flujo sanguíneo, una disminución de la sensibilidad al dolor y cambios en el torrente sanguíneo, incluida una inyección de adrenalina y desviación de la sangre. los órganos a los músculos. Estos cambios fisiológicos preparan al animal para luchar por la supervivencia o huir del peligro.

Sin embargo, las respuestas aprendidas pueden mitigar lo instintivo, dependiendo de la complejidad del sistema nervioso del animal. Esa complejidad aumenta las opciones de un animal para reaccionar a los estímulos. Por ejemplo, una ameba evitará un campo eléctrico automáticamente, una reacción instintiva no mitigada por una estrategia de supervivencia. Una rata hambrienta, sin embargo, correrá a través de una rejilla electrificada que le dará golpes dolorosos si hay comida en el otro lado. Puede aprender una estrategia de supervivencia: los choques, aunque causan los cambios fisiológicos instintivos de lucha o huida, no lo matarán. El hambre lo hará.

AUTOPRESERVACIÓN Y SERES HUMANOS

Todo lo anterior se aplica a los humanos tanto como a cualquier otro animal: los humanos desean la supervivencia personal, buscan comida, bebida, descanso, el sexo encajan en nichos deben adaptarse a las condiciones cambiantes.

Los seres humanos están sujetos a los mismos estímulos y reacciones que cualquier otro animal. El hambre, la sed, la asfixia, el miedo y el agotamiento son sensaciones físicas que provocan reacciones físicas instintivas. La mayoría de estas reacciones son desagradables y las personas evitan los estímulos que las provocan o, si son inevitables, toman medidas para reducirlas. Así, comes cuando tienes hambre, bebes cuando tienes sed, luchas por respirar, huyes de situaciones peligrosas, duermes. En cualquier caso, las reacciones son buenas porque le dicen que se encuentra en una situación que podría resultar en lesiones o la muerte. Estas respuestas son instintivas y no tenemos más control sobre ellas que sobre el color de nuestros ojos.

De hecho, tenemos control sobre el color de nuestros ojos. La razón por la que lo hacemos es por qué nuestro enfoque de la autoconservación es diferente al de todas las demás criaturas. Tenemos un cerebro que es capaz de percibir y resolver problemas. Cambiamos nuestro color de ojos con lentes de contacto. Reaccionamos ante una situación amenazante aplicando nuestro cerebro al problema y encontrando una solución.

La diferencia entre los humanos y otros animales es que, a diferencia de cualquier otro animal (hasta donde sabemos), podemos y de manera consciente respondemos o modificamos nuestra respuesta a un estímulo. El mayor ejemplo radica en la existencia de parques de atracciones, donde las personas se someten deliberadamente a estímulos que cualquier otra criatura de la tierra haría todo lo posible por evitar. Imagínese, si puede, la reacción de un perro a una montaña rusa. Si no saltaba al primer movimiento, se hundiría en la parte inferior del automóvil hasta que probablemente sufriera un ataque cardíaco. Sin embargo, los humanos van en esos paseos por diversión, nuestras mentes aceptan que el viaje es seguro y, por lo tanto, controlan el terror que tal cosa causaría en cualquier otra criatura.

De hecho, las manifestaciones físicas del estrés del lugar de trabajo, como úlceras, dolores de cabeza, crisis nerviosas, a menudo se consideran el resultado del síndrome de lucha o huida en el trabajo del cuerpo, mientras que la mente debe permanecer bajo estímulos que ningún otro. la criatura estaría dispuesta a aceptar. Por ejemplo, ser regañado por su jefe, en otro animal, provocaría una pelea o que el castigado huyera. Los seres humanos, sin embargo, se ponen de pie, escuchan, asienten con la cabeza, dicen "sí, lo entiendo" y vuelven al trabajo (probablemente murmurando comentarios poco halagadores sobre el jefe en voz baja).

Aún más, los humanos pueden alterar en lugar de simplemente adaptarse a los entornos en los que nos encontramos para mejorar nuestras posibilidades de supervivencia. La invención de la agricultura y la domesticación de los animales mejoraron el suministro de alimentos la construcción de viviendas mejoró el refugio de los elementos que la ciencia y la medicina han aumentado enormemente la esperanza de vida humana y la calidad de esa vida. El ingenio humano ha alterado todos los aspectos del mundo para mejorar la vida humana. (2)

Sin embargo, los humanos vivimos en una sociedad extremadamente compleja. Por tanto, la autoconservación es una propuesta mucho más complicada que entre otros animales. Comer para satisfacer el hambre es más que encontrar la vegetación adecuada o un refugio de caza para descansar y recuperarse es más que encontrar una cueva o nido conveniente para evitar a los depredadores, es difícil porque a menudo es difícil, si no imposible, saber qué es un depredador (los únicos depredadores reales en los humanos son otros humanos). Incluso evitar situaciones peligrosas (como accidentes automovilísticos) es difícil debido a la tecnología humana. Las cosas pueden suceder tan rápido que el peligro no es aparente hasta que es demasiado tarde para hacer algo al respecto.

Para hacer frente a la complejidad, la sociedad humana se ha convertido, en gran medida, en económica. Es decir, las conexiones entre personas no relacionadas a menudo se basan en la distribución de recursos (las personas relacionadas se conectan más a través del apego personal). Discutiré estos factores sociales en la autopreservación humana en el próximo capítulo.

La cita anterior es de la popular película WALL STREET, protagonizada por Michael Douglas. Cuando se habló en la película, se usó como un contrapunto irónico: el personaje que dijo que tuvo mucho éxito siguiendo el credo, pero al final fue su perdición. La audiencia puede haber pensado que era justicia poética. El credo, sin embargo, es simplemente una declaración de necesidad biológica.

La codicia tiene una connotación extremadamente negativa para la mayoría de las personas. Evoca imágenes de Ebenezer Scrooge y Shylock, riéndose de su oro e ignorando las dificultades y miserias de los demás. Sin embargo, en realidad es la recolección de recursos, cuanto más, mejor. Biológicamente, para cualquier organismo que tenga éxito, la codicia es buena.

Cualquier forma de vida debe reunir recursos que le permitan sobrevivir y reproducirse. Los recursos pueden ser alimentos, agua, luz solar, minerales, vitaminas, refugio. Sin estas cosas, el organismo muere. Dado que los dos propósitos más básicos de la vida son vivir y reproducirse, debe hacer todo lo posible para evitar morir por falta de recursos.

La codicia es un organismo que obtiene una porción más grande del pastel, más de los recursos necesarios, que otros organismos. Por ejemplo, en la selva tropical del Amazonas, un árbol ocasional muere y cae. Esto deja una abertura al sol en el dosel continuo de follaje. Las plantas y los árboles compiten entre sí para crecer en esa abertura. Los ganadores de la carrera llenan el hueco, los perdedores mueren por falta de luz solar. (Attenborough, 1990) La codicia por la luz del sol significa vida.

Una vez más, en cuanto a la autoconservación y el sexo, la codicia es una reacción instintiva. Cuando se le presentan recursos, el instinto es agarrarlos, usarlos, aprovecharlos. Esta no es una decisión consciente. Un animal, cuando se muere de hambre, quiere más comida cuando tiene sed, más agua. Si significa quitárselo a otro animal, eso es lo que hace si puede.

Puede preguntar, ¿qué pasa con los animales que alimentan a sus crías, aunque se están muriendo de hambre? Recuerde que el segundo propósito de la vida es reproducirse. Esto requiere no solo producir a los jóvenes. Una vez que nace, debe mantenerse vivo hasta que sea autosuficiente. Si muere, entonces todo el tiempo, el esfuerzo y la energía para producirlo deben repetirse para producir otro. Sin embargo, una vez que alcanza la autosuficiencia, lo más probable es que los genes de los padres se transmitan a otra generación. Mantener viva a la descendencia, incluso a expensas de la muerte del padre, es de suma importancia. Por lo tanto, un padre que cuida a sus crías por cuenta propia no es un acto de abnegación, es un acto de egoísmo genético.

También puede señalar que los humanos evitan ser codiciosos. De hecho, ser codicioso es algo que se desprecia, algo de lo que avergonzarse. Una vez más, en cuanto a la autoconservación y la reproducción, es porque los humanos somos únicos: tenemos una mente consciente que influye en sus instintos biológicos. Cómo funciona eso es el tema del próximo capítulo.

NOTAS

1 Existe una teoría de masa crítica, según la cual el acervo genético de una especie debe ser lo suficientemente grande (es decir, la población reproductora debe ser lo suficientemente grande) para proporcionar variaciones suficientes para contrarrestar condiciones o eventos adversos. Por ejemplo, la población de guepardos africanos parece descender de solo unos pocos individuos, aparentemente la mayoría de las especies fueron víctimas de una enfermedad que solo unos pocos sobrevivieron debido a una inmunidad genética. Esos pocos representaban un acervo genético demasiado pequeño para proporcionar mucha variación, y existe el temor de que algo, tal vez otra enfermedad a la que la población actual no tiene inmunidad genética, mate a los guepardos restantes.
Regreso

2 Por supuesto, también podemos argumentar que este mismo ingenio ha mejorado la vida humana hasta el punto de que la vida humana, y todas las demás formas de vida en la tierra, están amenazadas. La capacidad humana de alterar el medio ambiente para ayudar a la gente a sobrevivir ha permitido que tanta gente sobreviva que la Tierra misma, que es necesaria para mantenerlos, muchos no sobreviven.
Regreso


Todo sobre la reproducción

Los argumentos evolutivos pueden proporcionar algún contexto biológico. El envejecimiento es simplemente un aumento exponencial de la probabilidad de muerte y enfermedad con el paso del tiempo. En la naturaleza, las criaturas cronológicamente viejas son raras, por lo general son devoradas o sucumben a accidentes.

Se favorecerá cualquier mutación que haga que el organismo que lo porta sea mejor para producir descendencia, incluso si la misma mutación hace que sucedan cosas malas más adelante en la vida. Por tanto, el envejecimiento no es más que el precio que se paga por la fertilidad en las primeras etapas de la vida. También es posible portar variaciones genéticas que no aportan ningún beneficio pero que provocan efectos negativos sólo después de que un organismo se ha reproducido. Estos son difíciles de eliminar para la selección natural y, por lo tanto, también pueden contribuir al envejecimiento.

Por el contrario, la biología evolutiva proporciona poco apoyo a la idea de que existen "genes envejecidos" que simplemente hacen que su portador envejezca y muera. Los genes pueden hacer esto, pero solo como efecto secundario de hacer otra cosa. Por ejemplo, la diferencia en la esperanza de vida entre hombres y mujeres resulta casi con certeza de las diferentes presiones de selección impuestas a sus genomas por la selección sexual (típicamente en la naturaleza, los organismos masculinos deben competir por parejas, mientras que las hembras deben seleccionarlos cuidadosamente). Esta no es una elección de reloj genético “para él y para ella”.

¿No queremos todos vivir hasta los 100? Sara Robinson / Shutterstock

La hidra, pequeños animales de agua dulce, parece que "no envejece" (con posibilidades de muerte fijas en lugar de crecientes con el tiempo). La extrapolación de los datos de laboratorio muestra que incluso después de 1.400 años, el cinco por ciento de una población de hidra mantenida en estas condiciones seguiría viva. Sin embargo, todavía parecen tener límites superiores de supervivencia. Además, la existencia de un límite superior en la vida útil de una especie no significa que todos los miembros de esa especie tengan las mismas posibilidades de alcanzarlo. Las preguntas simples sobre la longevidad máxima tienden a pasar por alto este punto.

Los argumentos basados ​​en la mecánica del cuerpo humano también favorecen fuertemente la idea de que existen límites superiores intrínsecos a la esperanza de vida. Los sistemas de órganos humanos clave (como los riñones y el timo) muestran reducciones claras y, a menudo, dependientes del sexo en la eficiencia con la edad. Entonces, el declive progresivo predice un eventual fracaso. Suponiendo, por supuesto, que no intente evitar que disminuya.

Se ha logrado un enorme progreso en el descubrimiento de los mecanismos celulares y moleculares fundamentales del envejecimiento; la eliminación de las células senescentes (células disfuncionales que se acumulan a medida que envejecemos y causan daño a los tejidos) mejora la salud y alarga la vida útil de los ratones, por ejemplo. Eso significa que se podría argumentar que la existencia de la capacidad de intervenir elimina el límite superior de la vida útil. Una respuesta potencialmente agradable, pero no a la pregunta con la que comenzaste.


  • Los investigadores utilizaron amplios datos médicos y de estado físico de voluntarios del Reino Unido y EE. UU.
  • Esto incluyó resultados de análisis de sangre, pasos diarios tomados e información sobre su ADN.
  • Esto se introdujo en un sistema de inteligencia artificial para calcular la vida útil máxima.
  • Los autores encontraron que la resiliencia y la edad biológica juegan un papel clave en la esperanza de vida.
  • Descubrir que lo máximo que un ser humano puede vivir de forma natural es de 120 a 150 años

Publicado: 16:00 BST, 25 de mayo de 2021 | Actualizado: 16:36 BST, 25 de mayo de 2021

Humans are never going to be able to live beyond 150 years of age, according to scientists who developed an app to predict the maximum lifespan.

Experts in biology and biophysics fed an artificial intelligence system vast amounts of DNA and medical data, on hundreds of thousands of volunteers in the UK and US.

This allowed them to develop an AI-driven iPhone app that, with simple input from a user, can accurately estimate the rate of biological ageing and maximum lifespan.

As part of the big data study, they found there were two key parameters responsible for human lifespan, both covering lifestyle factors and how our body responds.

The first factor is our biological age, linked to stress, lifestyle and disease, and the second is resilience, reflecting how quickly the first factor returns to normal.

This allowed the team to determine that the longest any human is likely to ever live is 150 years, almost double the current UK average lifespan of 81 years.

The discovery is based on blood samples from two different longitudinal DNA studies, analysed by the team from Gero, a Singapore-based biotech company and Roswell Park Comprehensive Cancer Center in Buffalo, New York.

Humans are never going to be able to live beyond 150 years of age, according to scientists who have predicted that this is our maximum lifespan. Stock image

The researchers developed an iPhone app that can use your health data to predict your biological age. It tells you how your biological age compares to your calendar age and how long you'll take to recover from an injury or disease

WHEN DO HUMAN BRAINS BECOME 'OLD'?

The human brain becomes 'old' at just 25, research suggested in February 2017.

Cerebrospinal fluid (CSF), which is found in the brain and spinal cord, changes its speed of movement in people older than their mid-20s, a Lancaster University study found.

These movements are linked to breathing and heart rates, with CSF changes previously being associated with conditions such as multiple sclerosis and high blood pressure.

It is unclear if these CSF changes are associated with brain disorders that typically affect the elderly, such as dementia.

Previous research suggests the volume and weight of the brain begins to decline by around five per cent per decade when a person reaches 40 years old.

On the back of these findings, study author Professor Aneta Stefanovska added further research 'may open up new frontiers in the understanding and diagnosis of various neurodegenerative and ageing-related diseases to improve diagnostic procedures and patient prognosis.'

The discovery came to light during the development of a new method of investigating brain function, which has revealed the stage in life when the brain starts to deteriorate.

Previous research carried out by Imperial College London suggests brains' grey matter, which enables the organ to function, shrinks during middle age and is related to cell death.

White matter, which enables communication between nerve clusters, also appears to decline at around 40.

This is also when the deterioration of myelin sheath occurs. Myelin sheath is a fatty substances that surrounds nerve cells and ensures proper function of the nervous system.

These changes are thought to occur due to a reduction in the hormones dopamine and serotonin.

Researchers made use of an instrument, called DOSI (dynamic organism state indicator), that takes into account age, illness and lifestyle factors, to work out how resilient our body is, including its ability to recover from injury or disease.

Study first author Dr Tim Pyrkov, of Gero, said: 'Calculation of resilience based on physical activity data streams has been implemented in the GeroSense iPhone app.

'It shows a complete loss of human body resilience, that is the ability to recover, at some age around 120 to 150 years old.'

The study, published in the journal Nature Communications, also included step count data from around 4,500 adults in the US.

Gero co founder Dr Peter Fedichev said: 'Ageing in humans exhibits universal features common to complex systems operating on the brink of disintegration.

'This work is a demonstration of how concepts borrowed from physical sciences can be used in biology to probe different aspects of senescence and frailty to produce strong interventions against ageing.'

Senescent - or 'zombie' - cells are believed to hold the key to an 'elixir of youth' pill, the team say, as they are 'alive but non-functioning'.

These cells have been linked to everything from arthritis to Alzheimer's.

For most of recorded human history average life expectancy has been between 20 and 40 years. Today in the UK it is about 80 years and in the US about 78 years.

Improved nutrition, clean water, better sanitation and the application of medical science have been key in significantly raising our average lifespan.

Experts believe that in the future, genetic manipulation, calorie restriction and drugs may extend life much further, but DOSI analysis puts a hard limit on just how far.

The analysis found DOSI fluctuations increase with age, due to an increase in recovery time, and Dr Pyrkov used this to find out how long we can keep running.

The result will disappoint some longevity researchers - who have said it is possible to live to 1,000, finding instead that the cap is about 150 years of age.

Reduced resilience was observed even in those not suffering from major chronic disease, leading to an increased range of fluctuations.

Dr Pyrkov said: 'As we age, more and more time is required to recover after a perturbation, and on average we spend less and less time close to the optimal physiological state.'


The epigenetics of aging

epigenetic mechanisms

Epigenetics are the study of the mechanisms managing the expression of the gene pool. Genetics are about genes, when epigenetics are about the use of those genes. This subject area shows how the expression of a gene can vary (activated or not) depending on the environment. Organs show this variability: each cell has a similar genetic information but different functions, which shows the difference in gene expression depending on the environment. One way to understand the phenomenon is to look at bees: one larva can become a queen or a worker depending on how it feeds. This is a very good example of an epigenetic phenomenon: one information can be expressed as two very different results. This subject area is very interesting to understand aging because it describes the evolution of cellular activity through time and gene expression.

Different factors can affect gene reading

Gene methylation: methylation is the epigenetic phenomenon through which some genes can be modified by adding or suppressing a methyl group. This can modify or inhibit gene expression, increase the chances of mutation… Methylation can affect many more or less important genes: estrogen receptors, tumor suppressors… Epigenetic modifications linked to methylation grow with age and can lead to serious health issues [9] (cholesterol, heart disease…)

Chromatin remodeling: in the nucleus, DNA takes the form of chromatin and allows the packaging of DNA with proteinas. With age, chromatin remodeling decreases which can affect chromosome stability[10]. Studies have shown that chromatin regulation plays an important part in determining the length of telomeres. This epigenetic alteration can trigger accelerated aging by shortening the telomeres (see telomere shortening.)

Histone modification: histones are proteinas around which the DNA wraps itself. They make up the most of a chromosome. Any modification in the histone components (acetyl group) can sensibly affect the body and change gene expression. For instance, suppressing acetyl groups on an histone in vertebrates can increase their life expectancy[11]. Some hormones are responsible for the addition or suppression of histone components (sirtuins, NF-kB) and affect genoma stability[12]. Histone modification thus affects life expectancy through modifications of the expression of some genes.

The study of epigenetic alterations is at the core of the aging process. It describes changes in cell activity through time. Gene methylation and modification of histone proteins are responsible for changes in genome expression, and chromatin remodeling affects genome stability. The alterations are linked to age-related diseases like cancer, atherosclerosis and dementia.


Los 6 sexos biológicos más comunes en los seres humanos

Muchos de ustedes han expresado interés en más de mis ensayos personales, los documentos que utilizo para estudiar varios temas y aprovechar la llamada & # 8220orangutan teoría & # 8221, que establece que obligarse a escribir sus ideas, o hablar decirlos en voz alta, incluso si su única audiencia es un gran primate en una carpa de circo, cambia su cerebro a un modo lógico que le brinda una mejor comprensión de lo que cree, tanto inherente como explícitamente. Decidí compartir otro de los ensayos en curso, aunque lo modifiqué para que se lea mejor en línea como si estuviera dirigido a la audiencia del blog cambiando una pequeña cantidad de verborrea. Una vez más, al igual que mi ensayo anterior sobre las creencias religiosas que se manifiestan a través del tiempo, la cultura y la distancia geográfica, este es un trabajo en progreso que cambiará sustancialmente para cuando lo imprima & # 8220concluido & # 8217 y sienta que realmente tengo un manejar el tema. Originalmente, no estaba destinado al consumo público, ya que su único propósito es comprender cómo están conectados los distintos componentes.

Hubo una noticia sobre un hombre de 66 años que descubrió, durante una visita al médico, que en realidad era una mujer. Si no tiene experiencia en biología o educación genética, o si nunca se interesó realmente en las estrategias reproductivas de varios animales y plantas en la naturaleza, eso puede parecer absurdo o incluso imposible. Por supuesto, no lo es. Es mucho más común de lo que la población en general cree.

los Revista de la Real Sociedad de Medicina señala que uno de los primeros casos modernos provino de los Juegos Olímpicos de 1936, organizados por Adolf Hitler. An American named Stella Walsh, commonly called “Stella the Fella”, crushed the competition. She always changed by herself and had muscle tissue and facial features that resembled a man. El comité olímpico hizo un examen durante el cual los miembros encontraron que Stella era, de hecho, ambos hombres y mujer. Algo así como. Tenía genitales ambiguos y era imposible determinar su sexo biológico. Esto siguió siendo un secreto hasta la muerte de Stella en 1980, cuando fue asesinada a tiros en el fuego cruzado de un atraco a un banco a mano armada en Los Ángeles.

Hoy, tenemos genética y ADN que nos permite examinar el cariotipo. Sabemos, sin lugar a dudas, que los humanos no nacen simplemente hombres y mujeres. Hay por lo menos seis sexos biológicos que pueden resultar en una esperanza de vida bastante normal. (En realidad, hay muchos más de seis, pero dan como resultado un aborto espontáneo, ya que el cuerpo sabe que el feto no será viable, por lo que se elimina del sistema en un proceso natural destinado a minimizar la cantidad de nutrientes y el metabolismo dedicados al crecimiento no. -la descendencia viable.)

Los seis cariotipos más comunes

The six biological karyotype sexes that do not result in death to the fetus are:

  • X & # 8211 Aproximadamente 1 de cada 2000 a 1 de cada 5000 personas (Turner & # 8217s)
  • XX & # 8211 Forma más común de mujer
  • XXY & # 8211 Aproximadamente 1 de cada 500 a 1 de cada 1000 personas (Klinefelter)
  • XY & # 8211 Forma más común de varón
  • XYY – Roughly 1 out of 1,000 people
  • XXXY & # 8211 Aproximadamente 1 de cada 18.000 a 1 de cada 50.000 nacimientos

Cuando se considera que hay 7.000.000.000 de personas vivas en el planeta, es casi seguro que hay decenas de millones de personas que no son ni hombres ni mujeres. Muchas veces, estas personas desconocen su verdadero sexo. Es interesante notar que todos asumen que ellos, personalmente, son XY o XX. Un estudio en Gran Bretaña mostró que 97 de cada 100 personas que eran XYY no tenían idea. Pensaban que eran un hombre tradicional y tenían pocos signos de lo contrario.

Incluso hoy, de manera irracional y bastante estúpida, pensamos en alguien como un & # 8220man & # 8221 si se ve masculino y como una & # 8220woman & # 8221 si se ve femenino. It’s entirely arbitrary and can lead to some significant misunderstandings of how the world Realmente obras.

Es posible que su cerebro, su cuerpo y sus sistemas reproductivos tengan diferentes sexos biológicos

Lo que lo hace aún más complicado es que no se puede confiar únicamente en el cariotipo para determinar el sexo biológico. Hace unos años, hubo una historia sobre un adolescente que era, en todos los aspectos, perfectamente normal. He looked male, he acted male, he had a fully functional male reproductive system. De repente se puso muy enfermo. Estaba cada vez más enfermo y podría haber muerto cuando se descubrió que además tenía un sistema reproductivo femenino internamente. Cuando menstruaba una vez al mes, el exceso de sangre no tenía adónde ir ya que no había una salida externa disponible, lo que hacía que se reabsorbiera en su cuerpo. Este chico era hombre. Sin embargo, también era mujer. It is a gross simplification to act as if he were just a boy. Él era más.

Aún más raros son los casos de quimeras como Lydia Fairchild, que tienen múltiples conjuntos de ADN en su cuerpo, por lo que no son los padres biológicos de sus propios hijos, incluso cuando se conciben mediante reproducción regular y nacen de forma totalmente natural.

El caso de Riley Grant

Y luego nos adentramos en el territorio realmente interesante. Es posible que su cuerpo, su cerebro y su sistema reproductivo puedan ser todos sexos biológicos diferentes, o en algunos casos, biológicamente un sexo pero fisiológicamente cableado como otro sexo. Parece una locura, pero sucede con regularidad en una distribución estadística ordinaria, por lo que es simplemente parte de la reproducción humana.

Piense en eso por un momento.

Un ejemplo es el caso de Riley Grant, quien ha sido documentado en las noticias. El cuerpo de Riley es biológicamente masculino. Creo que tiene un cromosoma XY estándar. Tiene un sistema reproductivo masculino en pleno funcionamiento. Sin embargo, el cerebro de Riley no se desarrolló como macho durante la gestación y fue mapeado como hembra. Sabemos por los avances en neurociencia de las últimas décadas que las diferencias entre los cerebros masculinos y femeninos son no insignificante & # 8211 influye en todo, desde la percepción del color hasta el gusto, el aroma, la reacción emocional, los niveles de empatía, los niveles de racionalidad, la tolerancia al dolor, la inflexión vocal y muchos otros factores. Esto es fácil de ver en una resonancia magnética. Los cerebros masculinos y femeninos responden de manera diferente a diferentes estímulos. El estudio más grande que documenta el alcance de las diferencias entre los cerebros masculinos y femeninos fue realizado por el Dr. Daniel Amen, quien analizó a 26,000 personas y descubrió que el cerebro masculino tiene una mayor actividad en regiones & # 8220 asociada con la percepción visual, el seguimiento de objetos a través del espacio y reconocimiento de formas & # 8221 y son de 8% a 10% más grandes en tamaño de masa, mientras que el cerebro femenino muestra más actividad general, así como un aumento del flujo sanguíneo en 112 de las 128 regiones del cerebro.

Los padres de Riley se dieron cuenta de esto cuando la descubrieron a los 2 años en la ducha sosteniendo unas tijeras contra su pene diciendo: & # 8220 & # 8220; No & # 8217t va allí & # 8221. Ella seguía insistiendo en que era una niña. Efectivamente, después de muchas pruebas médicas, ese resultó ser el caso. Eso significa que, en este caso, el mapeo sexual fisiológico del cerebro es diferente del sexo biológico del cuerpo. Riley & # 8217s cerebro es cableado como femenino a pesar de tener cromosomas XY. No hay duda al respecto. Es un hecho fundamental, científico e indiscutible. No es un trastorno mental. Ella no está confundida. Su cerebro tiene la misma estructura que la mujer típica. Hace un siglo, la habrían descartado como loca o perturbada, pero nuestra comprensión de los interesantes resultados de la biología ahora nos permite saber que es una condición muy real basada en hechos demostrables.

Sometimes, but not always, this condition is caused because a male fetus is immune to testosterone. Cuando esto sucede, la testosterona liberada por el cuerpo de la madre durante el desarrollo no activa la señal para mapear el cerebro como masculino, y se crea una mente femenina, a pesar de que las instrucciones genéticas de los cromosomas están ocupadas haciendo el cuerpo físico. masculino. La única forma de eliminar la disonancia cognitiva y prevenir el suicidio, el abuso de sustancias y una serie de otros mecanismos de afrontamiento que conducen inevitablemente a la muerte y la miseria es la cirugía de reasignación sexual, que obliga al cuerpo exterior a alinearse con el cerebro. Esto, en efecto, elimina la exposición constante a dicha disonancia cognitiva y conduce a una salud física y mental mucho mayor.

(Esto no quiere decir que todos los que quieran una cirugía de reasignación sexual sean legítimamente un caso de desajuste entre el cerebro y el cuerpo. Algunos simplemente son enfermos mentales y se obsesionan con la noción de ser transgénero como un mecanismo de afrontamiento, solo para lamentar el cambio más tarde. La manifestación de este fenómeno son los llamados & # 8220pretendbians & # 8221 & # 8211 hombres que insisten en que son mujeres, se visten con ropa de mujer & # 8217s y se presentan como mujeres, pero luego desean conservar sus partes biológicas masculinas mientras dicen que son lesbianas que quieren salir con otras lesbianas. Esto incluye tener relaciones sexuales de pene en la vagina. Estas lesbianas, que por definición no están interesadas en tener sexo con penetración con un cuerpo biológicamente masculino, son acusadas de ser & # 8220transfóbicas & # 8221 y creando & # 8211 este es el término real & # 8211 a & # 8220cotton techo & # 8221 un juego de palabras que toma prestado del techo de cristal en el empleo femenino y la construcción de algodón de un típico par de ropa interior. # 8217 es algo inquietantemente misógino para creer, ya que implica que las lesbianas biológicas deber su afecto físico y emocional hacia alguien que lo demanda y es incapaz de satisfacer sus necesidades. Un autor se refiere a estos & # 8220 pretendbianos & # 8221 como hombres involucrados en una forma auto-engañosa de & # 8220 torcedura heterosexual & # 8221. En cualquier caso, hacen un daño tremendo a los esfuerzos políticos de real personas transgénero, como las Riley Grants del mundo, que deben ser protegidas de la discriminación laboral, dándoles acceso a recursos de salud mental durante la transición y apoyadas en la escuela durante la primera infancia al comenzar el tratamiento hormonal para rectificar lo que es una condición biológica muy real. Los hombres y mujeres que caen en esta forma falsa de transgénero a menudo muestran una letanía de trastornos de salud mental y / o del estado de ánimo).

El caso de David Reimer

The flip case of Riley Grant is the now well-documented and studied case of David Reimer. Nació como un niño en 1965, uno de dos gemelos idénticos. He was absolutely normal, XY karyotype, fully functioning reproduction system. His parents wanted him circumcised but the doctor botched the operation so badly that they decided to castrate him and transform his body into a woman’s through the use of estrogen injections when the parents realized he would never have a penis or be able to enjoy sexual relationships with women. El pensamiento en ese momento era la idiotez ahora desacreditada que se conoce como la teoría de la & # 8220 pizarra en blanco & # 8221 de que los humanos somos completamente un producto de su entorno y podemos adaptarnos a cualquier cosa. La verdad es que gran parte de nuestra personalidad está programada a nivel genético.

A pesar de poner a David en & # 8220frilly dresses & # 8221, obligándolo a jugar con juguetes femeninos, llamándolo & # 8220Brenda & # 8221, y guardando el secreto para que nadie supiera que nació niño, el cerebro de David lo sabía mejor. Seguía insistiendo en que no era una niña. Siguió insistiendo en que no se sentía atraído por los hombres, a pesar de que le dijeron que, como mujer, debería serlo. A los 13 años, se había vuelto suicida a medida que la disonancia cognitiva entre lo que la gente le decía y lo que veía cuando se miraba en un espejo y lo que su cerebro sabía de forma inherente creció demasiado. A los 14 años, decidió vivir como un hombre, comenzó a recibir inyecciones de testosterona y se sometió a una cirugía estética. Se casó con una mujer y se convirtió en padrastro de sus hijos. Solo más tarde sus padres confesaron lo que le había sucedido, después de que finalmente decidió que estaba dispuesto a vivir como un hombre incluso si no lo aceptaban.

Nada de lo que los médicos pudieron hacer cambió el hecho de que David era un hombre ni pudieron cambiar su orientación sexual a pesar de que todos a su alrededor insistían en que era una niña y estaba destinado a salir con niños. His brain knew better. Estaba conectado de una manera muy específica en el útero y ninguna cantidad de cirugía cosmética electiva o tratamiento hormonal podría cambiar eso.

El sexo biológico no es lo mismo que el género

Lo que causa cierta confusión en el público en general es el uso de sexo biológico y género como términos intercambiables. No se refieren a lo mismo.

  • Biological Sex & # 8211 Generalmente determinado por cariotipo. El cerebro, el cuerpo y el sistema reproductivo pueden ser de diferentes sexos, en el caso de las personas transgénero legítimas, donde la fisiología del cerebro se parece a la del sexo opuesto, o quimeras biológicas.
  • Género & # 8211 Usado principalmente para comportamientos culturales como vestimenta, gestos, signos de deferencia, etcétera, que diferencian a los sexos, el género en sí no es del todo una construcción social. Como ya se mencionó, la investigación de la neurociencia en las últimas décadas indica a través de una abrumadora cantidad de evidencia que el género no es una & # 8220 pizarra en blanco & # 8221 impartida completamente por la civilización, sino que tiene algunas características inherentes que se manifiestan independientemente de la crianza o el medio ambiente.

Es por eso que algunos activistas marginales pueden decir seriamente: & # 8220Puedes ser una mujer con pene & # 8221, mientras que la mayor parte del mundo los mirará como si hubieran perdido la cabeza. They are inherently using the term “woman” to refer to género y no sexo biológico. Esta diferencia de vocabulario es responsable de prácticamente todos los conflictos entre grupos sobre cuestiones de este ámbito. No se dan cuenta de que están usando una frase para referirse a dos cosas separadas que a menudo, pero no siempre, son congruentes.

La realidad es que el idioma inglés es lamentablemente inadecuado para abordar estas condiciones biológicas y, en algunos casos, psicológicas. Unlike many ancient societies, we lack the requisite terms to make a differentiation. A person who is born male with a female brain and has sexual reassignment surgery can insist that she is a woman – and mentally, she is – but it es diferente a una mujer biológica completamente formada. Y ahí radica el problema. Las tribus de indios nativos americanos, los reinos del Medio Oriente & # 8230 tenían palabras para explicar estas cosas, ya que reconocieron la realidad un poco más rápido que nosotros en Occidente. Probablemente sea hora de reconocer que más del 99% de nosotros somos hombres o mujeres, pero en un mundo con tantos miles de millones de personas, ese 1% es un montón de gente que es otra cosa. Tratar de meterlos en un sistema binario cuando el universo en sí no es binario en este asunto es una forma del modelo mental conocido como & # 8220 reduccionismo codicioso & # 8221. Los estigmatiza por un rasgo físico que es completamente benigno y nos daña al hacernos ignorar la realidad, algo que debería ser anatema para el pensador racional.

Preguntas de seguimiento para estudio adicional

Aquí hay algunas preguntas que aún debo abordar y considerar:

  • In the case of legitimate transgender individuals with a brain and body that are not congruent, the best mental health outcome is to begin the correction and transition process to lower cognitive dissonance as early as possible, before the onset of puberty. Sin embargo, si se comete un error, el daño puede ser irreversible. ¿Cómo debe proceder la sociedad, en particular los médicos, con este conocimiento?
  • John Hopkins, una de las instituciones médicas más respetadas del mundo, cerró su centro de reasignación de género en la década de 1980 & # 8217 porque el entonces presidente del departamento de psiquiatría, Paul McHugh, decidió que estaba ayudando a personas con trastornos mentales a mutilar sus cuerpos. de tratarlos para reconocer la realidad. Sin embargo, como se dijo anteriormente, los grandes avances en neurociencia ahora nos dicen que el género es casi completamente & # 8220 innato e inmutable & # 8221 desde el momento en que salimos del útero. Si estuvieras a cargo de John Hopkins, ¿considerarías cambiar la postura de las instituciones a la luz de los últimos veinte y cinco años de avances en la comprensión? ¿Por qué o por qué no?
  • ¿Cambia su opinión cuando se da cuenta de que incluso Irán, una de las sociedades más irracionales e ilógicas del planeta, que a menudo ignora los datos científicos, reconoce la afección y ofrece cirugía de reasignación sexual a las personas afectadas por la afección? Sí, lo hacen bajo el estúpido disfraz de pensar que los hombres homosexuales quieren convertirse en mujeres, lo cual no tiene nada que ver con el transgénero, ya que una gran mayoría de los hombres homosexuales son llamados cisgénero (su sexo biológico se alinea con su identidad de género). ) pero el resultado práctico es que alguien podría hacer la transición, aunque sea por razones equivocadas.
  • Were you to have a transgender child, what would your course of action be?
  • ¿Qué sentirías, emocionalmente, si descubrieras que no eres un hombre o mujer XY o XX? Por ejemplo, si fuera un hombre XYY? ¿Te importaría a ti?
  • Dado que ahora sabemos que los humanos no son hombres y mujeres, ¿no deberíamos idear términos para describir los otros cuatro cariotipos que comúnmente se manifiestan en los nacimientos? Si es así, ¿cómo deberíamos llamarlos?
  • Investigue el interesante fenómeno de que la discriminación contra quienes no son tradicionalmente hombres o mujeres a menudo son tratados con respeto si, y solo si, & # 8220pass & # 8221 y son atractivos. En otras palabras, el poder del capital de la belleza es tan enorme que supera y compensa en exceso la discriminación inherente. We, as people, will forgive almost anything if a person is beautiful.
  • Como lo descubrieron los economistas detrás de la serie Freakonomics, ¿por qué los hombres heterosexuales consumen en secreto enorme cantidades de la llamada porno & # 8220she-male & # 8221, que involucra a mujeres hermosas con pechos y pene, pero los hombres homosexuales tienen virtualmente cero deseos de ver lo mismo y se sienten apagados por ello? There is something here I’m missing that is the key to understanding a lot about biological drive. Es una disparidad demasiado grande y extraña.

Por ahora, este tema debe volver al archivador y volver a examinarse en los próximos años hasta que se elimine por completo y concluya.


Marks of life

The epigenetic clock relies on the body’s epigenome, which comprises chemical modifications, such as methyl groups, that tag DNA. The pattern of these tags changes during the course of life, and tracks a person’s biological age, which can lag behind or exceed chronological age.

Scientists construct epigenetic clocks by selecting sets of DNA-methylation sites across the genome. In the past few years, Horvath — a pioneer in epigenetic-clock research — has developed some of the most accurate ones.

The latest trial was designed mainly to test whether growth hormone could be used safely in humans to restore tissue in the thymus gland. The gland, which is in the chest between the lungs and the breastbone, is crucial for efficient immune function. White blood cells are produced in bone marrow and then mature inside the thymus, where they become specialized T cells that help the body to fight infections and cancers. But the gland starts to shrink after puberty and increasingly becomes clogged with fat.

Evidence from animal and some human studies shows that growth hormone stimulates regeneration of the thymus. But this hormone can also promote diabetes, so the trial included two widely used anti-diabetic drugs, dehydroepiandrosterone (DHEA) and metformin, in the treatment cocktail.

Epigenetics: The sins of the father

The Thymus Regeneration, Immunorestoration and Insulin Mitigation (TRIIM) trial tested 9 white men between 51 and 65 years of age. It was led by immunologist Gregory Fahy, the chief scientific officer and co-founder of Intervene Immune in Los Angeles, and was approved by the US Food and Drug Administration in May 2015. It began a few months later at Stanford Medical Center in Palo Alto, California.

Fahy’s fascination with the thymus goes back to 1986, when he read a study in which scientists transplanted growth-hormone-secreting cells into rats, apparently rejuvenating their immune systems. He was surprised that no one seemed to have followed up on the result with a clinical trial. A decade later, at age 46, he treated himself for a month with growth hormone and DHEA, and found some regeneration of his own thymus.

In the TRIIM trial, the scientists took blood samples from participants during the treatment period. Tests showed that blood-cell count was rejuvenated in each of the participants. The researchers also used magnetic resonance imaging (MRI) to determine the composition of the thymus at the start and end of the study. They found that in seven participants, accumulated fat had been replaced with regenerated thymus tissue.


6. A Trellis or a Tree?

The imagery of recent human evolution is dominated by evolutionary trees of human populations. Human populations are shown again and again as separate branches on an evolutionary tree, related to other human populations by splits that occurred at specific times in the past. Even papers that document genetic interchange among human populations, such as the recent papers on admixture with archaic populations (Green, et al., 2010 Reich, et al., 2010), place human populations on an evolutionary tree with only weak arrows indicating isolated events of admixture that minimally violate an otherwise tree-like structure (see Figure 4 , adapted from Reich, et al., 2010). In particular, as is typical of the human population genetic literature, Africans are portrayed in Figure 4 as having “split” from the rest of humanity a long time ago with not one episode of genetic interchange being portrayed since that ancient “population separation” (Reich, et al., 2010, pg. 1058).


Ver el vídeo: 150 AÑOS SERÍA EL LÍMITE DE LA VIDA HUMANA (Noviembre 2022).