Información

¿Dónde puedo encontrar un diagrama de conexiones de la corteza?

¿Dónde puedo encontrar un diagrama de conexiones de la corteza?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

¿Alguien ha encontrado un diagrama (2D, 3D, tal vez incluso interactivo) de las conexiones entre las regiones de la corteza? Especialmente, el diagrama debe mostrar el fuerza y dirección de esas conexiones (pero no todos los axones). Me interesa información como "El área 7 de Brodmann recibe conexiones intensas del área 1, 2, 3 y 17, 18", que se muestra de manera ordenada.

Si no hay un diagrama que satisfaga mi necesidad, ¿existe otra fuente de información, como una tabla, donde pueda encontrar ese tipo de información?

Editar: Después de investigar un poco más, encontré este documento que contiene algunos diagramas interesantes en su apéndice. Sin embargo, este artículo no describe el cerebro humano.


El Proyecto del Conectoma Humano analiza la obtención de imágenes de las vías funcionales en el cerebro y podría incluir algunas respuestas a su pregunta:

http://www.humanconnectomeproject.org

Aquí hay un artículo en Nature sobre el proyecto:

https://www.nature.com/articles/mp201792


Atlas 3D de capas corticales de BigBrain: los gradientes de espesor cortical y laminar divergen en las cortezas sensoriales y motoras

Afiliaciones McGill Centre for Integrative Neuroscience, Montréal Neurological Institute, Montreal, Canadá, Departamento de Psiquiatría, Universidad de Cambridge, Cambridge, Reino Unido, Wellcome Trust Centre for Neuroimage, University College London, Londres, Reino Unido

Metodología de roles, software

Afiliación MILA, Université de Montréal, Montréal, Canadá

Roles Metodología, Software, Validación

Afiliación MILA, Université de Montréal, Montréal, Canadá

Conceptualización de roles, curación de datos, metodología, software, visualización, redacción: revisión y edición

Afiliación McGill Center for Integrative Neuroscience, Montréal Neurological Institute, Montreal, Canadá

Roles Metodología, Software, Supervisión

Afiliación MILA, Université de Montréal, Montréal, Canadá

Roles Conservación de datos, Validación

Instituto de Afiliación de Neurociencia y Medicina (INM-1), Forschungszentrum Jülich GmbH, Jülich, Alemania

Validación de roles, redacción: revisión y edición

Afiliaciones Instituto de Neurociencia y Medicina (INM-1), Forschungszentrum Jülich GmbH, Jülich, Alemania, Departamento de Psiquiatría, Psicoterapia y Psicosomática, Facultad de Medicina, Universidad RWTH Aachen, Aachen, Alemania

Roles Metodología, Software, Validación

Afiliación McGill Center for Integrative Neuroscience, Montréal Neurological Institute, Montreal, Canadá

Afiliación McGill Center for Integrative Neuroscience, Montréal Neurological Institute, Montreal, Canadá

Roles Metodología, Software, Visualización

Instituto de Afiliación de Neurociencia y Medicina (INM-1), Forschungszentrum Jülich GmbH, Jülich, Alemania

Supervisión de roles, visualización

Instituto de Afiliación de Neurociencia y Medicina (INM-1), Forschungszentrum Jülich GmbH, Jülich, Alemania

Conceptualización de roles, recursos, supervisión, redacción: revisión y edición

Departamento de afiliación de psiquiatría, Universidad de Cambridge, Cambridge, Reino Unido

Conceptualización de roles, metodología, software, supervisión, redacción: revisión y edición

Afiliaciones MILA, Universidad de Montreal, Montreal, Canadá, Departamento de Ciencias de la Computación, Universidad McGill, Montreal, Canadá

Roles Metodología, Validación, Redacción - revisión y edición

Instituto de Afiliación de Neurociencia y Medicina (INM-1), Forschungszentrum Jülich GmbH, Jülich, Alemania

Conceptualización de roles, curación de datos, adquisición de fondos, metodología, supervisión, redacción: revisión y edición

Afiliaciones Instituto de Neurociencia y Medicina (INM-1), Forschungszentrum Jülich GmbH, Jülich, Alemania, Cecile und Oskar Vogt Institute for Brain Research, Heinrich Heine University Duesseldorf, University Hospital Duesseldorf, Düsseldorf, Alemania

Conceptualización de Roles, Adquisición de fondos, Metodología, Recursos, Software, Supervisión

Afiliación MILA, Université de Montréal, Montréal, Canadá

Conceptualización de roles, adquisición de fondos, supervisión, visualización, redacción - borrador original, redacción - revisión y edición

Afiliación McGill Center for Integrative Neuroscience, Montréal Neurological Institute, Montreal, Canadá


¿Dónde puedo encontrar un diagrama de conexiones de la corteza? - biología

Esta base de datos de células cerebrales contiene una encuesta de características biológicas derivadas de datos de células individuales, tanto de humanos como de ratones. Es parte de un proyecto de varios años para crear un censo de células en el cerebro de los mamíferos.

La base de datos contiene datos electrofisiológicos, morfológicos y transcriptómicos medidos de células individuales, así como modelos que simulan la actividad celular. Hasta ahora, la generación de datos se ha centrado en áreas seleccionadas de la corteza cerebral y las neuronas talámicas.

Explore los datos de respuesta electrofisiológica y las morfologías neuronales reconstruidas con la herramienta de búsqueda de características celulares. Los datos de expresión génica de una sola célula se describen en la página de datos de RNA-Seq.

Utilice el kit de desarrollo de software (SDK) de Allen para acceder y analizar datos sin procesar y ejecutar modelos mediante programación.

Los datos se pueden descargar seleccionando experimentos individuales en la herramienta Cell Feature Search, accediendo a archivos transcriptómicos RNA-Seq, oa través de Allen SDK o API.

Células individuales del cerebro humano

Las células se adquieren a partir de tejido cerebral donado ex vivo disecado de lóbulos temporales o frontales, según las anotaciones anatómicas descritas en The Allen Human Brain Reference Atlas. Para los análisis electrofisiológicos y morfológicos en la corteza, las células se seleccionan en función de la forma del soma y la ubicación laminar.

Para el análisis transcriptómico, se disecan capas individuales de la corteza y se aíslan los núcleos neuronales. El muestreo laminar está guiado por el número relativo de neuronas presentes en cada capa.

Células individuales del cerebro de ratón

Las células se adquieren de áreas seleccionadas del cerebro en el ratón adulto. Las células se identifican para el aislamiento utilizando líneas de ratones transgénicos que albergan indicadores fluorescentes, con impulsores que permiten el enriquecimiento de clases de células basadas en genes marcadores. Para los análisis electrofisiológicos y morfológicos, se aislaron células excitadoras con distribución enriquecida en capas y células inhibidoras que expresan marcadores canónicos. Las áreas del cerebro seleccionadas para el análisis incluyen subregiones de la corteza visual, la corteza motora y la corteza motora lateral anterior (ALM), en el área motora secundaria (MO). También se incluyen las subregiones de la corteza visual (áreas visuales secundarias).

Para el análisis transcriptómico, se realizaron disecciones regionales y laminares en muestras de líneas transgénicas panneuronales, panexcitatorias y paninhibidoras, para muestrear de manera integral. También se incluyen datos del núcleo geniculado lateral (LGd).


¿Dónde puedo encontrar un diagrama de conexiones de la corteza? - biología

Encontrar la mejor atención para un ser querido en coma

Por el abogado Gordon S. Johnson, Jr.

Llámame al 800-992-9447

Ahora se encuentra en wait.com, la página de coma en espera, una página web que coescribí en 1997 para brindar asistencia inmediata a las familias de alguien que espera despertar de un coma por lesión cerebral. Cuando comencé el proyecto Waiting.com, no había información sobre el coma o las lesiones cerebrales graves en Internet. Lo llamé esperando.com porque fue escrito para ser leído en una sala de emergencias, para brindar esperanza y una conexión con otras personas que también habían esperado a que alguien despertara de un coma, como resultado de una lesión cerebral traumática.

No soy médico. Soy abogado. Me gano la vida representando a quienes han sufrido lesiones cerebrales debido a la conducta indebida de otros. Había estado escribiendo sobre TBI para su publicación durante varios años antes de descubrir lo que Internet podría significar para la educación. Fui editor de un par de boletines informativos de TBI, incluido el boletín informativo de la Asociación de Lesiones Cerebrales de Wisconsin y rsquos. Cuando me di cuenta de que podía crear una página que pudiera estar disponible para casi cualquier persona, me di cuenta de que había encontrado mi vocación.

Desde 1996, he escrito miles de páginas de contenido de Internet sobre lesiones cerebrales traumáticas. Las partes de ese contenido que se relacionan con la anatomía y función del cerebro se encuentran en las próximas páginas. Al hacer clic, habrá enlaces a muchas más páginas sobre temas específicos con los que usted o sus seres queridos necesitarán ayuda. Espero que hayamos presentado esta información de tal manera que pueda acceder a la ayuda específica que necesita.

Haga clic en cualquier etiqueta para ir a una definición o desplácese hacia abajo para ver todas las definiciones.

Tronco encefálico: la extensión inferior del cerebro donde se conecta a la médula espinal. Las funciones neurológicas ubicadas en el tronco del encéfalo incluyen las necesarias para la supervivencia (respiración, digestión, frecuencia cardíaca, presión arterial) y para la excitación (estar despierto y alerta).

La mayoría de los nervios craneales provienen del tronco encefálico. El tronco del encéfalo es la vía para todos los tractos de fibras que suben y bajan desde los nervios periféricos y la médula espinal hasta las partes más altas del cerebro. Haga clic aquí para volver al diagrama

Cerebelo: la parte del cerebro (ubicada en la parte posterior) que ayuda a coordinar el movimiento (equilibrio y coordinación muscular). El daño puede resultar en ataxia, que es un problema de coordinación muscular. Esto puede interferir con la capacidad de una persona para caminar, hablar, comer y realizar otras tareas de cuidado personal. Haga clic aquí para volver al diagrama

Lóbulo frontal: parte frontal del cerebro involucrada en la planificación, organización, resolución de problemas, atención selectiva, personalidad y una variedad de "funciones cognitivas superiores" que incluyen el comportamiento y las emociones.

La porción anterior (frontal) del lóbulo frontal se llama corteza prefrontal. Es muy importante para las & quot; otras funciones cognitivas & quot y la determinación de la personalidad.

La parte posterior (posterior) del lóbulo frontal consta de las áreas premotora y motora. Las células nerviosas que producen el movimiento están ubicadas en las áreas motoras. Las áreas premotoras sirven para modificar movimientos.

El lóbulo frontal está separado del lóbulo parietal por el culco central. Haga clic aquí para volver al diagrama

Lóbulo occipital: región en la parte posterior del cerebro que procesa la información visual. El lóbulo occipital no solo es el principal responsable de la recepción visual, sino que también contiene áreas de asociación que ayudan en el reconocimiento visual de formas y colores. El daño a este lóbulo puede causar déficits visuales. Haga clic aquí para volver al diagrama

Lóbulo parietal: uno de los dos lóbulos parietales del cerebro ubicado detrás del lóbulo frontal en la parte superior del cerebro.

Lóbulo parietal, derecho: el daño a esta área puede causar déficits visuoespaciales (por ejemplo, el paciente puede tener dificultades para orientarse en lugares nuevos o incluso familiares).

Lóbulo parietal, izquierdo: el daño a esta área puede afectar la capacidad del paciente para comprender el lenguaje hablado y / o escrito.

Los lóbulos parietales contienen la corteza sensorial primaria que controla la sensación (tacto, presión). Detrás de la corteza sensorial primaria hay un área de asociación grande que controla la sensación fina (juicio de textura, peso, tamaño, forma). Haga clic aquí para volver al diagrama

Lóbulo temporal: hay dos lóbulos temporales, uno a cada lado del cerebro ubicado aproximadamente al nivel de las orejas. Estos lóbulos permiten a una persona distinguir un olor de otro y un sonido de otro. También ayudan a clasificar nueva información y se cree que son responsables de la memoria a corto plazo.


Discusión

Aquí mostramos que las neuronas en el macaco EC y HPC desempeñan papeles prominentes pero distintos en el aprendizaje impulsado por errores. Primero, mostramos que en una tarea que usaba una estrategia de aprendizaje basada en errores, se observaron señales de detección de errores (celdas de error) tanto en la EC como en la HPC. Sin embargo, encontramos significativamente más células de detección de errores y señales de detección de errores en general más fuertes (es decir, más diferenciales) en la CE en relación con HPC. En segundo lugar, informamos aumentos tempranos relacionados con el aprendizaje impulsados ​​por errores en las respuestas selectivas de estímulo en la población de células del hipocampo, pero no en la CE. Este cambio en la selectividad del hipocampo fue específico de una tarea en la que los animales utilizaron una estrategia de aprendizaje basada en errores y no se vieron en otra tarea de aprendizaje asociativo en la que utilizaron una estrategia de aprendizaje basada en la corrección. En tercer lugar, mostramos evidencia de diferentes tipos de señales de memoria a largo plazo en la EC (selectividad mejorada en las células de error) y HPC (células cambiantes) después del aprendizaje. Discutimos cada uno de estos hallazgos con respecto al curso temporal del aprendizaje conductual (Fig. 6a) y las predicciones de los modelos computacionales de aprendizaje basado en errores en el MTL 24,25.

Basado en las actuaciones de los animales (a), el aprendizaje se podría dividir en etapas tempranas y tardías: durante la etapa temprana de aprendizaje (panel izquierdo), también denominada etapa de adquisición de memoria en el presente estudio, el rendimiento no ha alcanzado los criterios de aprendizaje y los animales todavía hicieron mucho errores de comportamiento. Señales de error en EC (B, amarillo) y HPC (C, azul) son prominentes y no cambian a lo largo del aprendizaje, aunque los errores individuales son más fuertes en EC en relación con HPC. La selectividad de la población en HPC aumentó fácilmente después de los ensayos de error en esta etapa temprana (D) y no se puede determinar durante la etapa posterior del aprendizaje porque no hay suficientes intentos de error (generalmente menos de 10 errores). Al final del aprendizaje (panel derecho), también denominada etapa de mantenimiento de la memoria, el rendimiento supera el umbral y las señales de error tanto en EC como en HPC se mantienen altas (B, C). Las señales de aprendizaje en HPC se convierten en una representación más dispersa como células cambiantes (mi) mientras que en EC las señales de aprendizaje también surgieron en las celdas de error, que son al mismo tiempo las celdas de detección de errores (F). perf: rendimiento.

Detección de errores en EC-HPC y su relación con otras áreas del cerebro

Quizás el hallazgo más sorprendente reportado aquí son las señales de detección de errores prominentes en EC (45/143 células, 30% de neuronas registradas en EC), con una menor proporción de neuronas EC que indican un resultado correcto (células correctas, 22/143 células, 15%). Estas prominentes señales de error de EC apoyan la primera predicción de modelos computacionales de señales de aprendizaje impulsadas por errores 24 y sugieren que EC es parte de la red de detección de errores identificada en los cerebros de primates humanos y no humanos 11,13,34 con el actividad relacionada con errores mejor estudiada descrita en ACC 13,35. En los monos, los primeros estudios que mostraron señales de detección de errores no utilizaron tareas de aprendizaje, pero aún identificaron señales de detección de errores en ACC. Utilizando una tarea de respuesta sacádica, una proporción sustancial de neuronas registradas en ACC mostró una actividad selectiva y sostenida después de que los animales realizaran una sacádica errónea [17]. Durante una tarea de selección de movimiento voluntario, un subconjunto de células del área motora del cíngulo rostral (parte de ACC) dispararon picos de manera persistente durante varios cientos de milisegundos para disminuir la recompensa en relación con las pruebas anteriores 36. Recientemente, un estudio que registró el ACC y la habénula lateral en monos que realizaban una tarea de aprendizaje inverso informó aproximadamente la mitad de las neuronas en los resultados del ensayo codificados por ACC, y casi el 80% de las neuronas de la habénula lateral prefirieron un resultado negativo en relación con un resultado positivo 37. En este estudio, los animales necesitaban utilizar el historial de resultados del ensayo para saber qué objetivo sacádico estaba asociado con una mayor probabilidad de recompensa en el ensayo actual. De manera similar, en el presente estudio, los monos necesitaban estimar qué objetivo sacádico estaba asociado con un estímulo visual específico aprendiendo la contingencia de recompensa a través de un procedimiento de prueba y error. Las neuronas de detección de errores en la habénula lateral en el estudio de Kawai muestran respuestas aumentadas sin ensayos de recompensa y las mismas neuronas disminuyeron sus respuestas con ensayos de recompensa. En contraste, y similar al patrón de actividad observado en la CE en el presente estudio, las neuronas ACC tendieron a disparar preferentemente a resultados positivos o negativos y no disminuyeron su tasa de activación durante períodos de resultados opuestos. Sin embargo, se han informado diferencias de tiempo entre ACC y EC. Por ejemplo, varios estudios previos en ACC informaron que las señales de resultado de error parecían aumentar dentro de los 200 ms después de una respuesta de error 16,38. Por el contrario, informamos que en las células EC, una clara separación entre un error y el resultado correcto comenzó solo unos 500 ms después de la elección errónea de la dirección de la sacada (Fig.2a complementaria), lo que sugiere que la señal de resultado EC puede originarse en el ACC. Las conexiones anatómicas entre el ACC y el EC son fuertemente bidireccionales 39,40,41,42 con proyecciones del ACC que terminan en las capas medias y profundas del EC. Estudios anteriores sugieren que ACC podría desempeñar un papel en la mediación de funciones mnemotécnicas en MTL mediante la activación de la eficiencia de entrada-salida entre la CE y la corteza perirrinal 43. Más estudios que involucren el registro simultáneo de ACC y EC serán de gran interés para determinar cómo estas regiones podrían interactuar entre sí para regular las funciones cognitivas mnemotécnicas o adicionales.

También hay una señal de error detectable pero decididamente más pequeña en HPC con respecto a la EC (Fig. 2 y Fig. 6b complementarias frente a la Fig. 6c). A diferencia de las proyecciones fuertemente bidireccionales entre el ACC y el EC, las proyecciones entre el HPC y el ACC son en gran medida unidireccionales con las neuronas HPC que se proyectan al ACC 44. Al igual que en el presente estudio, Wirth et al. también informaron señales de detección de errores en HPC mientras los monos realizaban la tarea de aprendizaje asociativo objeto-lugar (OPT, Fig. 3 21). Estudios anteriores también informaron señales de error del hipocampo en humanos y roedores. Por ejemplo, los estudios de registro de EEG humanos intracraneales informaron señales de error del hipocampo en múltiples tareas [45]. Deadwyler y col. 46 aplicaron el análisis de población a las grabaciones de CA1 y CA3 del hipocampo, mientras que las ratas realizaron una versión operante de dos palancas de una tarea espacial retardada que no coincide con la muestra. Descubrieron que los errores contribuían a una parte significativa de la variación de la actividad neuronal de la población en ambos campos CA del hipocampo. Además de los estudios anteriores, el presente estudio muestra no solo las señales de error en HPC, sino que también proporciona una comparación directa con EC y sugiere que EC podría desempeñar un papel más destacado que HPC en la detección de errores durante el aprendizaje basado en errores.

Más allá de la CE y la HPC, otros estudios sugieren la participación de sistemas neuromoduladores en la detección de errores. Por ejemplo, durante mucho tiempo se ha sugerido que la serotonina juega un papel importante en la respuesta a resultados no deseados y provoca respuestas inhibitorias 47. Estudios previos han demostrado que las neuronas serotoninérgicas en el núcleo del rafe dorsal señalan el valor de recompensa positivo o negativo 48,49. Las células serotoninérgicas en estos estudios se asemejan a las neuronas selectivas de resultado EC-HPC en que codifican valor de recompensa con una amplitud de respuesta estable. Esto contrasta con las bien estudiadas neuronas dopaminérgicas predictoras de recompensa del área tegmental ventral que responden al máximo a la recompensa imprevista con una respuesta que disminuye gradualmente a medida que la contingencia de recompensa se vuelve más predecible o aprendida 50,51. Otros estudios han demostrado que el agotamiento agudo de la serotonina afecta el aprendizaje inverso, que se basa principalmente en información de retroalimentación negativa 52. Además, el núcleo del rafe dorsal envía extensas proyecciones tanto a EC como a HPC 53, y la evidencia muestra que las entradas serotoninérgicas al MTL influyen en el rendimiento del aprendizaje. Los 18 tipos de receptores de serotonina se expresan en HPC, y la manipulación farmacológica de diferentes tipos de receptores influye mucho en el comportamiento de aprendizaje de diferentes maneras 54,55. Estos hallazgos sugieren que la información relacionada con el error o el valor de la recompensa que se origina en el núcleo del rafe dorsal puede influir en las señales de error observadas en la CE y la HPC.

Evaluar el efecto de diferentes estrategias de aprendizaje sobre la actividad neuronal

Un descubrimiento clave que hicimos durante el curso de nuestro análisis es que los monos usados ​​en nuestros estudios no estaban usando la misma estrategia de aprendizaje en las dos diferentes tareas de aprendizaje asociativo que hemos usado en el laboratorio 21,32,56,57. Primero, encontramos evidencia clara de que los animales LST utilizaron una estrategia de aprendizaje basada en errores definida como un mejor desempeño conductual después de los ensayos de error en relación con los ensayos correctos. Esto nos llevó a preguntarnos qué estrategia de aprendizaje se utilizaron los animales durante una tarea de aprendizaje asociativo de objeto-lugar (OPT) en la que también teníamos extensas grabaciones del hipocampo. Para nuestra sorpresa, en esta última tarea, los animales utilizaron una estrategia de aprendizaje impulsada correctamente (es decir, un mejor rendimiento después de corregir en relación a después de las pruebas de error). Informamos que para la tarea de aprendizaje basada en errores (LST), vimos un cambio claro en la selectividad de la población durante la etapa temprana de aprendizaje en HPC (Fig. 2a y Fig. Complementaria 5d), que no se observó durante OPT donde los animales usaron un estrategia de aprendizaje impulsada correctamente (Figs. 3a, dy 6f). Las señales neuronales diferenciales asociadas con distintas estrategias de comportamiento también se informaron en un estudio en la corteza inferotemporal (TI) que muestra cambios sorprendentes en las señales relacionadas con el reconocimiento con un cambio sutil en la demanda de la tarea que requiere una estrategia de comportamiento diferente 58. Tomados en conjunto, nuestros resultados sugieren que el hipocampo juega un papel diferencial en el aprendizaje impulsado por errores en relación con el aprendizaje basado en lo correcto. Serán de interés futuros estudios que comparen las señales neuronales en la CE en ambos tipos de estrategias de aprendizaje.

Momento del nuevo aprendizaje asociativo en HPC y EC

Una de las preguntas que más nos interesó fue comparar y contrastar el curso temporal de las señales relacionadas con el aprendizaje impulsado por errores entre el HPC en relación con el EC (Fig. 6). De acuerdo con las predicciones de Lorinz y Buzsaki 24 de que el cambio de selectividad más temprano tendría lugar en HPC, encontramos un error de seguimiento de selectividad de estímulo mejorada en relación con los ensayos correctos en el hipocampo antes de que se alcanzara el criterio de aprendizaje conductual (Figs.2a, 6d y Fig. 3a), pero no hay tales señales de aprendizaje temprano en la CE (Figs. 2c, 6f y Fig. 3c complementaria). Un hallazgo de Li et al. 59 también apoyaron las señales de aprendizaje temprano en el hipocampo de roedores, aunque no se realizaron grabaciones paralelas en la CE. En ese estudio, Li et al. monitorearon la actividad en el hipocampo del ratón mientras realizaban una tarea de aprendizaje asociativo basada en olores. Usando una combinación de optogenética y electrofisiología, demostraron que las neuronas piramidales del hipocampo adquirían selectividad olfativa antes de que los animales alcanzaran los criterios de aprendizaje y que la selectividad continuaba aumentando a medida que los animales continuaban aprendiendo. En el presente estudio se observaron dos señales adicionales relacionadas con el aprendizaje, una en el HPC y la segunda en el EC. En HPC, casi el 20% de las neuronas registradas aumentaron o disminuyeron sus tasas de activación en paralelo con el aprendizaje (las células cambiantes, figuras 1b, 5a, by 6e) como hemos informado antes 32. Por el contrario, en EC, las células con errores aumentaron su selectividad de estímulo después del aprendizaje en relación con antes del aprendizaje (Fig. 4a y Figs. Complementarios 5, 6f). Igarashi y col. 60 también informaron que las células tanto en el CA1 dorsal como en el EC lateral adquirieron selectividad de olor a medida que las ratas aprendieron a asociar una señal de olor a una ubicación específica durante 3 días de entrenamiento, aunque en ese estudio informaron que los cambios de selectividad de EC lateral ocurrieron un poco antes que el HPC . Las diferencias de tareas y especies entre el presente estudio y el estudio de Igarashi pueden ser la base de la diferencia en el tiempo de las señales de aprendizaje asociadas informadas por los dos estudios.

La Figura 6 resume el transcurso del tiempo tanto de las señales de detección de errores como de las diversas señales relacionadas con el aprendizaje que observamos durante la LST. Estos hallazgos sugieren una fuerte interacción entre el EC y HPC durante el nuevo aprendizaje y los estudios futuros realizar grabaciones simultáneas en ambas áreas MTL durante el aprendizaje asociativo será esencial para especificar aún más la naturaleza de estas interacciones.


Cerebro humano: hechos, funciones y anatomía amp

El cerebro humano es el centro de mando del sistema nervioso humano.

El cerebro humano es el centro de mando del sistema nervioso humano. Recibe señales de los órganos sensoriales del cuerpo y envía información al músculos. El cerebro humano tiene la misma estructura básica que el cerebro de otros mamíferos, pero es más grande en relación con el tamaño corporal que el cerebro de muchos otros mamíferos, como delfines, ballenas y elefantes.

¿Cuánto pesa un cerebro humano?

El cerebro humano pesa alrededor de 3 libras. (1,4 kilogramos) y constituye aproximadamente el 2% del peso corporal de un ser humano. En promedio, los cerebros masculinos son aproximadamente un 10% más grandes que los cerebros femeninos, según Medicina del noroeste en Illinois. El hombre promedio tiene un volumen cerebral de casi 78 pulgadas cúbicas (1.274 centímetros cúbicos), mientras que el cerebro femenino promedio tiene un volumen de 69 pulgadas cúbicas (1.131 cm cúbicos). El cerebro, que es la parte principal del cerebro ubicada en el área frontal del cráneo, constituye el 85% del peso del cerebro.

¿Cuántas células cerebrales tiene un ser humano?

El cerebro humano contiene alrededor de 86 mil millones de células nerviosas (neuronas) y un mdash llamado "materia gris", según un estudio de 2012 publicado en procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias. El cerebro también tiene aproximadamente la misma cantidad de células no neuronales, como los oligodendrocitos que aíslan los axones neuronales con una vaina de mielina. Esto le da a los axones (hebras delgadas a través de las cuales se transmiten los impulsos eléctricos entre las neuronas) una apariencia blanca, por lo que estos axones se denominan "materia blanca" del cerebro.

Otros datos interesantes sobre el cerebro

  • El cerebro no puede realizar múltiples tareas, según el Instituto Neurológico Dent. En cambio, cambia entre tareas, lo que aumenta los errores y hace que las cosas tomen más tiempo.
  • El cerebro humano triplica su tamaño durante el primer año de vida y alcanza la madurez completa aproximadamente a los 25 años.
  • Los seres humanos usan todo el cerebro todo el tiempo, no solo el 10%.
  • El cerebro tiene un 60% de grasa, según Medicina del Noroeste.
  • El cerebro humano puede generar 23 vatios de energía eléctrica y lo suficiente como para alimentar una pequeña bombilla.

Anatomía del cerebro humano

La mayor parte del cerebro humano es el cerebro, que se divide en dos hemisferios, según la Clínica Mayfield. Cada hemisferio consta de cuatro lóbulos: frontal, parietal, temporal y occipital. La superficie ondulada del cerebro se llama corteza. Debajo del cerebro se encuentra el tronco del encéfalo y detrás de él se encuentra el cerebelo.

El lóbulo frontal es importante para las funciones cognitivas, como el pensamiento y la planificación anticipada, y para el control del movimiento voluntario. El lóbulo temporal genera recuerdos y emociones. El lóbulo parietal integra información de diferentes sentidos y es importante para la orientación espacial y la navegación. El procesamiento visual tiene lugar en el lóbulo occipital, cerca de la parte posterior del cráneo.

El tronco encefálico se conecta a la médula espinal y está formado por el bulbo raquídeo, la protuberancia y el mesencéfalo. Las funciones principales del tronco encefálico incluyen la transmisión de información entre el cerebro y el cuerpo que suministran la mayoría de los nervios craneales a la cara y la cabeza y realizan funciones críticas para controlar el corazón, la respiración y los niveles de conciencia (está involucrado en el control de los ciclos de vigilia y sueño).

Entre el cerebro y el tronco encefálico se encuentran el tálamo y el hipotálamo. El tálamo transmite señales sensoriales y motoras a la corteza. A excepción del olfato (sentido del olfato), cada sistema sensorial envía información a través del tálamo a la corteza, según el libro de texto en línea, "Neuroanatomy, Thalamus" (StatPublishing, 2020). El hipotálamo conecta el sistema nervioso con el sistema endocrino y mdash donde se producen las hormonas y mdash a través de la glándula pituitaria.

El cerebelo se encuentra debajo del cerebro y tiene funciones importantes en el control motor. Desempeña un papel en la coordinación y el equilibrio y también puede tener algunas funciones cognitivas.

El cerebro también tiene cuatro cavidades interconectadas, llamadas ventrículos, que producen lo que se llama líquido cefalorraquídeo (LCR). Este líquido circula alrededor del cerebro y la médula espinal, protegiéndolo de las lesiones y finalmente se absorbe en el torrente sanguíneo.

Además de proteger el sistema nervioso central, el LCR elimina los desechos del cerebro. En lo que se llama sistema glifático, los productos de desecho del líquido intersticial que rodea las células cerebrales se mueven hacia el LCR y se alejan del cerebro, según la Sociedad de Neurociencia. Los estudios sugieren que este proceso de eliminación de desechos ocurre principalmente durante el sueño. En un artículo de Science de 2013, los investigadores informaron que cuando los ratones estaban dormidos, sus espacios intersticiales se expandieron en un 60% y el sistema glifático del cerebro eliminó la beta-amiloide (la proteína que forma las placas distintivas de la enfermedad de Alzheimer) más rápido que cuando los roedores estaban despiertos. Eliminar los desechos potencialmente neurotóxicos del cerebro o "sacar la basura" a través del sistema glifático podría ser una de las razones por las que el sueño es tan importante, sugirieron los autores en su artículo.

¿El tamaño del cerebro está relacionado con la inteligencia?

El tamaño general del cerebro no se correlaciona con el nivel de inteligencia de los animales no humanos. Por ejemplo, el cerebro de un cachalote es más de cinco veces más pesado que el cerebro humano, pero se considera que los humanos son de mayor inteligencia que los cachalotes. Una medida más precisa de la inteligencia probable de un animal es la proporción entre el tamaño del cerebro y el tamaño del cuerpo, aunque ni siquiera esa medida coloca a los humanos en primer lugar: la musaraña de árbol tiene la proporción cerebro-cuerpo más alta de cualquier mamífero, según para BrainFacts.org, un sitio web producido por la Society for Neuroscience.

Entre los humanos, el tamaño del cerebro no indica el nivel de inteligencia de una persona. Algunos genios en su campo tienen cerebros más pequeños que el promedio, mientras que otros tienen cerebros que son más grandes que el promedio, según Christof Koch, neurocientífico y presidente del Instituto Allen de Ciencias del Cerebro en Seattle. Por ejemplo, compare los cerebros de dos escritores aclamados. Se encontró que el cerebro del novelista ruso Ivan Turgenev pesaba 71 onzas (2.021 gramos), mientras que el cerebro del escritor francés Anatole France pesaba solo 36 onzas (1.017 g).

La razón detrás de la inteligencia de los humanos, en parte, son las neuronas y los pliegues. Los seres humanos tienen más neuronas por unidad de volumen que otros animales, y la única forma en que todas pueden encajar dentro de la estructura en capas del cerebro es haciendo pliegues en la capa externa, o corteza, dijo el Dr. Eric Holland, neurocirujano y biólogo del cáncer en el Fred Hutchinson Cancer Research Center y la Universidad de Washington.

"Cuanto más complicado se vuelve un cerebro, más giros y surcos, o colinas y valles ondulantes tiene", dijo Holland a WordsSideKick.com. Otros animales inteligentes, como los monos y los delfines, también tienen estos pliegues en su corteza, mientras que los ratones tienen cerebros lisos, dijo.

La forma en que se integra el cerebro también parece importar cuando se trata de inteligencia. Un genio entre los genios, Albert Einstein tenía un cerebro de tamaño promedio que los investigadores sospechaban que sus alucinantes habilidades cognitivas pueden haber surgido de su alta conectividad, con varias vías que conectan regiones distantes de su cerebro, informó Live Science anteriormente.

Los humanos también tienen los lóbulos frontales más grandes de cualquier animal, dijo Holland. The frontal lobes are associated with higher-level functions such as self-control, planning, logic and abstract thought &mdash basically, "the things that make us particularly human," he said.

What's the difference between the left brain and right brain?

The human brain is divided into two hemispheres, the left and right, connected by a bundle of nerve fibers called the corpus callosum. The hemispheres are strongly, though not entirely, symmetrical. Generally, the left brain controls the muscles on the right side of the body, and the right brain controls the left side. One hemisphere may be slightly dominant, as with left- or right-handedness.

The popular notions about "left brain" and "right brain" qualities are generalizations that are not well supported by evidence. However, there are some important differences between these areas. The left brain contains regions that are involved in language production and comprehension (called Broca's area and Wernicke's area, respectively) and is also associated with mathematical calculation and fact retrieval, Holland said. The right brain plays a role in visual and auditory processing, spatial skills and artistic ability &mdash more instinctive or creative things, Holland said &mdash though these functions involve both hemispheres. "Everyone uses both halves all the time," he said.

BRAIN Initiative

In April 2013, President Barack Obama announced a scientific grand challenge known as the BRAIN Initiative, short for Brain Research through Advancing Innovative Neurotechnologies. The $100-million-plus effort aimed to develop new technologies to produce a dynamic picture of the human brain, from the level of individual cells to complex circuits.

Like other major science efforts, such as the Human Genome Project, the significant expense is usually worth the investment, Holland said. Scientists hope the increased understanding will lead to new ways to treat, cure and prevent brain disorders.

The project contains members from several government agencies, including the National Institutes of Health (NIH), the National Science Foundation (NSF) and the Defense Advanced Research Projects Agency (DARPA), as well as private research organizations, including the Allen Institute for Brain Science and the Howard Hughes Medical Institute.

In May 2013, the project's backers outlined their goals in the journal Ciencias. In September 2014, the NIH announced $46 million in BRAIN Initiative grants. Industry members pledged another $30 million to support the effort, and major foundations and universities also agreed to apply more than $240 million of their own research toward BRAIN Initiative goals.

When the project was announced, President Obama convened a commission to evaluate the ethical issues involved in research on the brain. In May 2014, the commission released the first half of its report, calling for ethics to be integrated early and explicitly in neuroscience research, Live Science previously reported. In March 2015, the commission released the second half of the report, which focused on issues of cognitive enhancement, informed consent and using neuroscience in the legal system, Live Science reported.

The Brain Initiative has achieved several of its goals. As of 2018, the NIH has "invested more than $559 million in the research of more than 500 scientists," and Congress appropriated "close to $400 million in NIH funding for fiscal year 2018," according to the initiative's website. The research funding facilitated the development of new brain-imaging and brain-mapping tools, and helped create the BRAIN Initiative Cell Census Network (BICCN) &mdash an effort to catalog the brain's "parts' list." The BICCN released its first resultados in November 2018.

Beyond a parts list, the BRAIN Initiative is working to develop a detailed picture of the circuits in the brain. For example, in 2020, BRAIN Initiative researchers published a study in the journal Neurona, reporting that they had developed a system, tested in mice, to control and monitor circuit activity at any depth in the brain. Previous efforts could only examine circuits close to the surface of the brain. Also in 2020, the initiative's Machine Intelligence from Cortical Networks (MICrONS) program, an effort to map circuits in the cortex, launched a sitio web where researchers can share their data, including electron microscopy images of circuits.

Since 2019, the initiative has sponsored a photo and video contest in which initiative researchers are invited to submit eye-catching depictions of the brain. Check out the 2020 winners on the Brain Initiative website.

Does the brain stay alive after a person dies?

April 2019 marked a milestone for both the initiative and neuroscience research at large: BRAIN Initiative researcher Nenad Sestan, of the Yale School of Medicine, published a report in the journal Naturaleza, revealing that his research team had restored circulation and some cellular functions to pig brains four hours after the animals' deaths, Live Science previously reported. The results challenged the prevailing view that brain cells are suddenly and irreversibly damaged shortly after the heart stops beating. The researchers did not observe any signs of consciousness in the brains, nor were they trying to on the contrary, the researchers injected pig brains with chemicals that mimicked blood flow and also blocked neurons from firing. The researchers emphasized that they did not bring the pig brains back to life. They did, however, restore some of their cellular activity.

Additional resources

  • "Evolution of the brain and intelligence," by Gerhard Roth and Ursula Dicke, in Trends in Cognitive Sciences (May 2005)
  • NIH: The BRAIN Initiative
  • NSF: Understanding the brain

This article was updated on May 28, 2021 by Live Science contributor Ashley P. Taylor.


Investigation: Vessels below the Diaphragm

Note: many of these vessels will be found by locating the organ they are attached to. Do not remove organs, instead, gently push them aside and tease away tissue that might be obscuring your view.

  1. Lift the heart and follow the aorta until it goes through the diaphragm and becomes the abdominal aorta. All vessels you will locate will be directly attached to it, it is the largest artery in the body.
  2. The inferior vena cava runs parallels to the abdominal aorta. Pin the inferior vena cava and the aorta.
  3. The first branch (below the diaphragm) is the celiac trunk. This small artery then splits into three smaller branches: the hepatic artery which goes to the liver, the gastric artery that goes to the stomach, and the splenic artery that goes to the spleen. Pin the celiac artery and find its branches.
  4. Just below the celiac trunk is the superior mesenteric artery which supplies blood to the mesentery of the small intestine. This artery is small and easily broken if you are too rough with the intestines. Pin it.
  5. Tracing the aorta downward, you will find the renal arteries which are attached to the kidneys. The veins are near them and distinguished by a blue color. Pin the renal arteries/veins.
  6. You may also be able to locate the gonadal arteries near the renal arteries. They supply the testes in males and the ovaries in females.
  7. Farther down the aorta, you can find the inferior mesenteric artery. It is also small and fragile and may broken due to moving the intestines around. Place a pin in it.
  8. Continue to trace the aorta toward the legs. Eventually it will split and form a Y, with the left external iliac going to the left leg and the right external iliac going toward the right leg. The internal iliac artery will go straight toward the tail. Pin each of these arteries.
  9. In this area, you will also see the external iliac veins, it will run parallel to the external iliac artery. Pin one.
  10. Trace the external iliac artery into the leg where it will become the femoral artery. Next to it will be the femoral vein. Pin both.
  11. Color code the diagram below (the aorta is the large vessel on the right) with red for artery and blue for vein. Label each of the bold structures you found above.
  12. Have your instructor check the pins for the vessels associated with the heart. Instructor initials ___________

Connections and white matter¶

As you learned in the chapter on the Neuron, a spike chain is propagated to other neurons along a neuron’s axon. Axons bunch together into tracts that make up the white matter under the gray matter of the cell bodies.

Turning back to the left side – OK, is this really the left side? – this photograph of a brain sliced roughly front to back reveals that what you see on the surface does not extend very deep. Called grey matter , it consists mainly of neuronal cell bodies. These cell bodies are the main processors of the brain and their number increased dramatically in the evolution of reptiles to mammals. In this sense, they are ‘new’, and so the grey matter of the cerebrum is often known as neocortex , from the Latin words for “new” and “tree bark”.

Fig. 77 Dissected brain showing the distinction between grey and white matter. [17]


Disección de cerebro de oveja

1. The sheep brain is enclosed in a tough outer covering called the dura mater. You can still see some structures on the brain before you remove the dura mater. Take special note of the pituitary gland and the optic chiasma. These two structures will likely be pulled off when you remove the dura madre.

Brain with Dura Mater Intact

Removal of the Dura Mater

2. This image shows the ventral surface of the sheep's brain with most of the dura mater removed. los glándula pituitaria and the optic chiasma are still intact.
(A = pituitary gland, B = optic chiasma, C = bulbo olfatorio)

3. On this image, the dura matter has been completely removed, you can still see the optic chiasma but the pituitary gland is missing. los infundibulum (pituitary stalk) is now visible in the center. Careful dissection also reveals two other large nerves: the oculomotor nerves (C.2). Often these two nerves are removed with the dura mater, but in this image they are still intact.

4. If you flip the brain over to the other side, you can see the cerebelo, it will be loosely attached to the cerebro en la mayoría de los casos. If you did not carefully remove the dura mater you may have accidentally pulled the entire cerebellum away from the brain. The lobes of the brain are visible, as well as the transverse fissure, which separates the cerebrum from the cerebellum. The convolutions of the brain are also visible as bumps (giros) and grooves (surcos).

5. The gap between the cerebrum and the cerebellum at the transverse fissure can reveal some internal parts of the brain. In this image, a student is bending the cerebellum down to show the superior and inferior colliculi. Just behind the colliculi, the pineal gland is just barely visible.

6. Using a scalpel and the longitudinal fissure as a guide, the brain is separated into the left and the right hemispheres. Sharp scalpels work best for this procedure. Always leave the specimen in the dissecting tray when cutting it, do NOT hold it in your hand!

If you are very careful, you will cleanly cut the brain into two halves and can see the internal structures, the most visible of them being the Cuerpo calloso, which divides the left and right hemispheres. The cerebrum will still be visible as a wrinkled structrure, and you can even locate the "bumps" of the superior and inferior colliculi. Remember, you located those structures by pulling down the cerebellum.

The cerebellum, when cut will have a very distinct tree-like white area within it. Esto se llama arbor vitae, or the tree of life.

7. In the image below, a probe indicates the location of the ventrículo lateral.

8. Once the brain is cut this way, the colliculi can also be seen from the inside and the pineal gland is revealed only if you made a very careful incision.

On this image, the pineal is pinned in yellow and the pin continues on to where the colliculi have been bisected.

9. Other major structures are visible, here the probe indicates the arbor vitae (tree of life) found within the cerebellum. The fissure between the cerebrum and the cerebellum is called the transverse fissue. The cerebellum only loosely connects to the rest of the brain when the dura is removed.

10. This brain is pinned to show the glándula pineal, tálamo y ventrículo lateral.

11.The image below shows a cleanly separated brain with the major internal structures visible and labeled.

12. Finally, a section of the brain is cut to examine the difference between white matter and gray matter.


Nervios craneales

Inside the cranium (the dome of the skull), there are 12 nerves, called cranial nerves:

  • Cranial nerve 1: The first is the olfactory nerve, which allows for your sense of smell.
  • Cranial nerve 2: The nervio óptico governs eyesight.
  • Cranial nerve 3: The nervio motor ocular común controls pupil response and other motions of the eye, and branches out from the area in the brainstem where the midbrain meets the pons.
  • Cranial nerve 4: The nervio troclear controls muscles in the eye. It emerges from the back of the midbrain part of the brainstem.
  • Cranial nerve 5: The nervio trigémino is the largest and most complex of the cranial nerves, with both sensory and motor function. It originates from the pons and conveys sensation from the scalp, teeth, jaw, sinuses, parts of the mouth and face to the brain, allows the function of chewing muscles, and much more.
  • Cranial nerve 6: The nervio abducens innervates some of the muscles in the eye.
  • Cranial nerve 7: The nervio facial supports face movement, taste, glandular and other functions.
  • Cranial nerve 8: The nervio vestibulococlear facilitates balance and hearing.
  • Cranial nerve 9: The nervio glosofaríngeo allows taste, ear and throat movement, and has many more functions.
  • Cranial nerve 10: The nervio vago allows sensation around the ear and the digestive system and controls motor activity in the heart, throat and digestive system.
  • Cranial nerve 11: The accessory nerve innervates specific muscles in the head, neck and shoulder.
  • Cranial nerve 12: The nervio hipogloso supplies motor activity to the tongue.

The first two nerves originate in the cerebrum, and the remaining 10 cranial nerves emerge from the brainstem, which has three parts: the midbrain, the pons and the medulla.


Ver el vídeo: Diagramme auswerten: Wir zeigen dir wie! - Deutsch. Duden Learnattack (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Yotilar

    Perdón por entrometerme... entiendo esa pregunta. Invito a la discusión.

  2. Barhloew

    Encuentro que no tienes razón. Estoy seguro. Puedo probarlo. Escribe en PM.

  3. Hadi

    En él algo es. Le está agradecido por la ayuda en esta pregunta. No lo sabía.

  4. Tadleigh

    El silencio ha comenzado :)

  5. Vojind

    Tu útil opinión

  6. Zulkilkree

    Este mensaje es incomparable,))), me gusta :)



Escribe un mensaje